21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según detalla la Policía en un informe, el dirigente saharaui no exhibió ningún pasaporte real o falso ni tampoco su DNI español

Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, "no poseía documentación" cuando abandonó España

Fotomontaje de Brahim Ghali.
Fotomontaje de Brahim Ghali.
Brahim Ghali, líder del Polisario, salió de España sin ningún documento su identidad. Así lo indica la Policía Nacional en un informe entregado al titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza. En el documento, se sostiene que no era necesario que se identificara porque los servicios policiales de control pueden permitir la salida del país con "documentación defectuosa o incluso sin ella". Sin embargo, los filtros fronterizos impiden volar o aterrizar sin identificación.

La Policía Nacional ha entregado un informe al titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, Rafael Lasala, en el que indica que Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, "no poseía documentación" cuando abandonó España el 2 de junio desde el aeropuerto de Pamplona. 

De este modo, el dirigente saharaui, acogido por supuestas razones sanitarias en España, no sólo habría ingresado sin identificarse, sino que habría salido del territorio nacional sin acreditar tampoco con ningún documento que era quien decía ser. Esta violación de las normas de seguridad para embarcarse en un avión ocurría 44 días después de que hubiera aterrizado en España, se hubiera originado un conflicto con Marruecos, y una tormenta política y judicial que ha puesto contra las cuerdas a la cúpula de Defensa y Exteriores.

La policía admite que la cuarta persona que tomó dicho vuelo hacia Argelia “accedió en una ambulancia, manifestó que no poseía documentación, tratándose de Brahim Ghali, afirmando ser efectivamente Brahim Ghali, manifestación corroborada por el señor Lamine, que se presentó como su médico personal”. “Se le permitió la salida del territorio nacional por tratarse de una salida voluntaria”. En este sentido, Interior cita que la ley sobre libertades de extranjeros -el Real Decreto 57/2011, de 20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000- permite la salida de España con documentación defectuosa o incluso sin ella. Sin embargo, como norma general, los filtros fronterizos en aeropuertos impiden volar o aterrizar sin identificarse. Sólo los vuelos de Guantánamo saltaban tales controles.

Brahim Ghali. 

Por lo tanto, en ese mes y medio de estancia hospitalaria en España, ni Ghali mostró un documento en su salida del país ni las autoridades españolas se lo exigieron. Incluso el falso pasaporte, con el que supuestamente habría entrado en España, posteriormente no fue localizado para ser entregado a la autoridad judicial. Tampoco se exhibió el DNI que la investigación judicial acreditó que existía.

La salida salpica a Interior

La salida singular de Ghali de España puede suponer una segunda ofensiva judicial contra sus organizadores. El documento acredita que lo organizó la Comisaría General de Información, por tanto, salpica al ministro Marlaska.

Ghali llegó el pasado 18 de abril en un avión argelino a la Base Aérea de Zaragoza, sin pasar controles de fronteras ni documentación, desde donde partió en una ambulancia al Hospital San Pedro de Logroño. Allí fue ingresado como Mohamed Benbatouche para ser tratado por afecciones relacionadas con la Covid-19. El 2 de junio salió del país desde Pamplona tras declarar por videoconferencia ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

COMPARTIR: