21 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

José María Agramonte ha dejado la peluquería tras más de 30 años para regir los designios del control de este paraje navarro usado por Defensa

El peluquero de los 54.000 euros: El PSOE y UPN suben el sueldo al presidente del polígono de tiro de Bardenas

Exclusiva José María Agramonte.
José María Agramonte.
La Junta de Bardenas ha disparado el sueldo de su presidente, José María Agramonte, que ha dejado el mundo de la peluquería para centrarse en un organismo que rige una Reserva de la Biosfera a pesar de su falta de cualificación técnica. Agramonte es una de la estrellas de Navarra Suma (UPN, PP y Cs), que controla un organismo que rige los designios de un Polígono de tiro sito en un parque natural desde hace 70 años, utilizado por la OTAN y "bombardeado durante toda esta semana".

La paz que reina en los pequeños municipios del sur de la Ribera de Navarra se lleva interrumpiendo durante toda esta semana "de forma abrupta por el paso de los 'aviones de la guerra' que bombardean una reserva natural", apuntan ecologistas a elcierredigital.com

Y es que el parque natural de Bardenas Reales, que es el mayor desierto de la Europa occidental con 42.000 hectáreas de extensión, acoge un Polígono de tiro militar en el que entrenan los aviones militares antes de bombardear los Balcanes, el Golfo Pérsico, Libia o cualquier objetivo de los Estados Unidos.

Esta singular instalación militar, enclavada en una Reserva de la Biosfera según la Unesco, se ha convertido en un campo de entrenamiento que dentro de unos días cumple 70 años de vida, desde que Francisco Franco, atendiendo los consejos de quien llegaría a ser su ministro del Aire, José Lacalle Larraga, decretara que este sitio sería utilizado como polígono de tiro por las Fuerzas Armadas del régimen.

Después, los gobiernos democráticos han prorrogado el convenio entre Defensa y Bardenas a pesar de que UPN-PP y PSN-PSOE prometieron que su vida útil solo llegaría a 2008. José Bono, ministro de Defensa en el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, les convenció de lo contrario.

La mayor parte del progresismo ribero no apuesta por el ecologismo ni el pacifismo

Tal y como apuntan ecologistas consultados por elcierredigital.com, los alcaldes progresistas de los pueblos congozantes de Bardenas "miran hacia otro lado", porque disfrutan de un ingreso de 400.000 euros anuales gracias al pago del canon del Ministerio de Defensa, que abona 14 millones de euros al año, "quizás hasta que expropie los terrenos y deje a la zona sin un céntimo de ingresos".

El Gobierno central, "quizás cuando regrese a manos del PP, podría activar este mecanismo expropiador", posibilitado gracias a que el Ejecutivo de Mariano Rajoy, con el argumento de que es el Polígono de maniobras militares más importante de la OTAN en Europa, convirtió el desierto en Zona de Interés para la Defensa.

Las tijeras no llegan a Bardenas... ¿o sí?

José María Agramonte, hasta hace poco, era un autónomo natural de la pequeña localidad ribera de Fustiñana que heredó el oficio familiar, la peluquería, y se dedicaba los fines de semana a salir a cazar. Su afición le llevó a presidir la Asociación de Cazadores y Pescadores de Bardenas, posición desde la que entró en la ejecutiva de la Junta.

Avión militar sobre el desierto de Bardenas. 

Y, desde este puesto, alcanzó la presidencia en 2016 por sorpresa, después de la polémica jubilación de su paisano José Antonio Gayarre, que presidió la histórica Junta desde 1985 hasta 2013, y de la muerte de Julián Isla, que falleció tras solo tres años en el cargo.

Gayarre, que fue diputado de UPN-PP en el Congreso de los Diputados, dejó el cargo "entre silbidos" antes de que la Cámara de Comptos, que fiscaliza los organismos públicos navarros, le "apercibiera" por pagar millonarios safaris por África a sus compañeros de la Junta General y realizar millonarios gastos con cuenta a la Junta de Bardenas.

Agramonte, estrella de Navarra Suma

José María Agramonte ejerce como secretario del comité local de UPN en Fustiñana, es miembro de la ejecutiva autonómica del partido regionalista coaligado en la actualidad con PP y Cs, y es el delegado comarcal de su partido en la Ribera.

Agramonte se ha convertido en una estrella de Navarra Suma y, a pesar de su falta de cualificación técnica para presidir una Junta que rige la citada Reserva de la Biosfera, sus ingresos personales se han disparado. Y eso que en 2017 apenas cobraba de Bardenas 18.000 euros anuales por 40 horas mensuales. Pero desde hace unos días sus emolumentos, tal y como explica el digital navarro e-Ribera.com, se han disparado hasta los 54.000 euros tras haberse puesto dedicación exclusiva.

De acuerdo con esta subida se encuentran las 22 entidades congozantes (19 pueblos riberos, un monasterio y dos valles del norte de Navarra vinculados con el desierto por la Cañada Real por la que desde hace siglos bajaban los pastores con sus animales).

Enfado

La Asamblea Antipolígono y Bardenas Libres son dos asociaciones que se muestran muy críticas contra la pervivencia del Polígono de tiro. Y también se muestran críticas con esta instalación militar fuerzas como Euskal Herria Bildu o partidos navarros como Batzarre, ahora cabizbajo y silente porque Unidas Podemos (del que forman parte, con la navarra Ione Belarra como estrella) se abstuvo hace unos días en el Congreso ante la posibilidad de que un referéndum ciudadano decida sobre el futuro del Polígono.

La diputada Bel Pozueta, de Euskal Herria Bildu y madre de uno de los 'jóvenes de Alsasua', defendió el referéndum y denunció el "chantaje encubierto" que sufren municipios que cuentan con entre tres y nueve millones de euros de presupuesto.

Y es que estos, si las administraciones públicas de Navarra o España no les ofrecen una alternativa de ingresos y no apuestan por convertir Bardenas en un Parque Nacional, seguirán teniendo una gran dependencia sobre un canon económico que les "salva el año".

Este hecho "provoca que los alcaldes voten a favor de mantener el Polígono de tiro", tal y como recordó con tono bronco el socialista Santos Cerdán hace unos días en el Congreso, mientras la ciudadanía muestra un creciente hartazgo que es obviado por PSN-PSOE y Navarra Suma. 

Ambos partidos se "tiran los trastos a la cabeza" en el Parlamento de Navarra y, sin embargo, pactan entre susurros sobre una institución "opaca" según EH Bildu. O un "chiringuito" según los socios preferentes de los socialistas, Geroa Bai.

COMPARTIR: