07 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Durante este año han sido detenidos 174 fugitivos, pero siguen en paradero desconocido personajes como Antonio Anglés, Bozijov Kosmakovy o Hicham Douh

Estos son los doce criminales más buscados por las Fuerzas de Seguridad del Estado

Algunos de los delincuentes más buscados en un montaje gráfico.
Algunos de los delincuentes más buscados en un montaje gráfico.
En España contamos con la sección de localización de fugitivos de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO), una de las unidades más efectivas del planeta en materia de búsqueda y captura de criminales. En los últimos días, los agentes han localizado al archiconocido fugitivo “Siri”, que buscaba la Interpol. Sin embargo, su detención solo una pequeña muesca en una lucha a gran escala, pues muchos malhechores siguen aun en libertad. En las siguientes líneas, hablaremos de algunos de ellos.

La sección de localización de fugitivos de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) es conocida mundialmente por su eficacia a la hora de atrapar malhechores. Investigadores profesionales invierten incontables horas rastreando el más mínimo resquicio que pueda llevarlos hasta los delincuentes que pretenden localizar. Solo el año pasado, hasta 486 criminales sobre los que pesaba una orden de busca y captura fueron atrapados por los agentes de este cuerpo.

Este año, condicionado en todos los sentidos por la pandemia de coronavirus, que no distingue entre malhechores e inocentes, ya han detenido a 174 fugitivos. Unidades específicas dentro del cuerpo se destinan a la caza de criminales buscados en Latinoamérica y el resto del mundo respectivamente. Todo está milimetrado. Su efectividad, más que probada, se justifica por el hecho de que España sea uno de los destinos más atractivos para los fugados, que ansían beneficiarse del estilo de vida y el clima de nuestro país, aunque la implacabilidad de la UDYCO está alejándolos cada vez más a otras naciones.  

Entre los últimos “hallazgos” de esta unidad especializada, sobresale el caso del luxemburgués Jean Marc Sirichai Kiesch, más conocido como Siri, buscado por la Interpol. Este individuo asesinó a martillazos a una mujer de avanzada edad a la que pretendía robar. Una vez cometió el homicidio, quemó la casa donde habían tenido lugar los hechos para ocultar su culpa. Aunque la policía le detuvo, Siri logró fugarse cinco años después. Finalmente, tras 14 años viviendo en Punta Umbría (Huelva) la UDYCO le detuvo nuevamente. No es el único delincuente de renombre que cae en las redes de esta unidad.

Entre sus “presas” más conocidas destacan, entre otros, Francisco Javier Martínez, “Franky”, el prófugo narcotraficante del Caso Nécora o “el Sapo”, Juan Manuel Candela Sapieha, conocido por robar los cuadros de Esther Koplowitz, ya detenido en junio de hace dos años. No obstante, en términos de relevancia mediática, el criminal más conocido atrapado por la UDYCO es el célebre responsable de la matanza de Atocha, Carlos García Juliá, interceptado por agentes de la unidad en Sao Paulo, tras 25 años viviendo en esta ciudad brasileña trabajando como conductor y tras estar preso en una cárcel de Bolivia.

Los miembros de la UDYCO sacrifican la mayor parte de su tiempo en la investigación de estos casos, algunos de ellos de dificultad extrema al mimetizarse los delincuentes en sus destinos, pues algunos de ellos hacen uso de tecnología que borra cualquier rastro de su presencia. Su labor es extremadamente minuciosa, como demuestra la larga lista de criminales atrapados en los últimos tiempos. Sin embargo, aun quedan muchos combates que librar en esta guerra.

En 2014, la Guardia Civil publicaba una lista con los delincuentes más buscados por la justicia española. Una orden de busca y captura pesa sobre todos ellos y, en este sentido, la UDYCO trabaja para su localización y consecuente detención. Pese a que los integrantes de la lista menguan a medida que los cuerpos policiales consiguen su objetivo, la ubicación de algunos de ellos, aún hoy, es incierta. Asesinos, narcotraficantes, miembros de organizaciones especializadas en robos, terroristas de ETA… todos libres y en paradero desconocido. A nivel internacional, estos son los más buscados.

Bozijov Kosmakovy

Bozijov Kosmakovy.

Bozijov Kosmakovy, alias 'Tarek' y 'Joselito' nació en la antigua Yugoslavia hace 39 años y está acusado de pertenecer a una organización criminal dedicada al robo con fuerza y falsificación de documentos. Es de complexión atlética, tez morena y nariz aguileña y también utiliza pasaporte búlgaro con la identidad de Yordan Hristov Yordanov.

Kosmakovy se movía por la provincia de Málaga, donde la banda a la que pertenecería perpetró algunos de sus golpes. El grupo criminal estaría especializado en el robo de vehículos de alta gama en viviendas, aunque también se le vincula a otra organización que asaltaba bancos utilizando máquinas excavadoras.

Hicham Douh

Hicham Douh.

Hicham Douh, de 45 años y originario de Casablanca (Marruecos), fue identificado por la Guardia Civil como el autor material del asesinato de Rilma Liliana, mujer de origen boliviano, el 15 de junio de 2015 en una vivienda de Sant Antoni de Portmany (Ibiza). Hicham Douh huyó el mismo día del asesinato a casa de sus padres en Marruecos. La Guardia Civil cree que puede moverse por países como Irán y Siria.

Baba Ndiaye

Baba Ndiaye.

Baba Ndiaye, hombre de 43 años y originario de Kadji (Senegal), es reclamado por las autoridades judiciales españolas por un presunto homicidio. La Guardia Civil cree que pude encontrarse en su país natal, aunque no descarta que haya regresado a Europa.

Sara Gina Panitzke

Sara Gina Panitzke.

Sara Gina Panitzke, mujer de 45 años procedente de Yorkshire (Inglaterra), fue condenada a ocho años de prisión por las autoridades británicas por blanquear mil millones de libras. Panitzke era miembro de alto rango de un grupo criminal involucrado en un fraude de IVA y llevaba el control de las cuentas de muchas compañías a distancia a través de diferentes direcciones IP.

Viajó para promover el fraude a lugares como Dubai, España y Andorra. La fugitiva, que escapó de la justicia en 2013 antes de que terminara su juicio, fue condenada en su ausencia a ocho años de prisión.  Se ha caracterizado en alguna ocasión para salir a la calle y eludir la acción policial. Cataluña y Andorra son dos de las localizaciones donde puede encontrarse.

Narcos 'made in' Huelva

En la lista elaborada por la Guardia Civil también se encuentran delincuentes relacionados con el mundo del narcotráfico, pertenecientes a organizaciones que controlan el negocio de la droga en el sur de la península. Es el caso de "El Yeyo" y "Ferramache", dos narcos onubenses prófugos de la justicia.

Sergio Jesús Mora Carrasco, alias "El Yeyo"

Sergio Mora Carrasco.

Sergio Mora Carrasco, de 42 años y apodado como “El Yeyo”, es uno de los narcos onubenses que controlan la entrada de droga por la ruta de Huelva.  Se encuentra en busca y captura desde el otoño de 2017, cuando huyó de Huelva poco antes de que la Audiencia Nacional ordenara su detención por una causa que se encontraba en instrucción y había sido declarada secreta.

“Yeyo”, tuvo su primera condena por narcotráfico en 2009 y entró en prisión justo cuando estaba a punto de dar el salto al Mundial de Class1, la Fórmula 1 del Mar, después de haberse despuntado como líder en pruebas precedentes. Puede haber realizado desplazamientos a Marruecos y Portugal.

José Manuel Canela Vázquez, alias “Ferramache”

José Manuel Canela Vázquez.

José Manuel Canela Vázquez, de 46 años y conocido como "Ferramache", es uno de los narcos de más actividad en la zona fronteriza entre España y Portugal a la altura de Ayamonte. En 2013 disfrutaba del tercer grado penitenciario cuando fue llevado de nuevo al banquillo de los acusados.

En aquel momento se juzgaba en la Audiencia Nacional a una organización dedicada a la introducción de hachís procedente de Marruecos a través de avionetas. Se trató de la ‘Operación Herradura’, en la que estaban acusados un total de once personas, para los que la acusación particular pedía un total de 107 años de cárcel y 56 millones de euros en concepto de multas.

La operación se inició en 2010 después de que una avioneta se estrellase en suelo marroquí y, una vez que conocida que la sentencia se hacía firme, el "Ferramache" desapareció, tras lo que se dictó una orden de búsqueda y captura.

Delincuentes peligrosos

La Guardia Civil tiene un apartado denominado "delincuentes peligrosos", formado por dos fugitivos. Uno es Antonio Anglés y el otro un atracador de bancos del que no se conoce mucha información.

Antonio Anglés Martins

Antonio Anglés.

Uno de los dos asesinos de las niñas de Alcàsser, Miriam, Toñi y Desirée, crimen cometido en 1992 y considerado como uno de más atroces de la historia de España. Sobre él pesan los delitos de rapto, violación, asesinato, inhumación de cadáver y tenencia ilícita de armas. El otro autor del asesinato fue Miguel Ricart, condenado a 170 años de cárcel y desde el año 2013 en libertad.

Tras la supuesta huida de clandestina en barco a Irlanda, el paradero de Anglés es a día de hoy una incógnita. Aunque hay varias hipótesis sobre lo que pasó, y se cree que murió en el mar, la versión que tiene más fuerza para los expertos del caso es la que sitúa al asesino vivo en Estados Unidos. El próximo mes de julio cumpliría 50 años.

Desconocido

Atracador desconocido.

Se trata del único individuo de la lista del que no se conoce su identidad. Es un atracador que ha ejercido su actividad principalmente en entidades bancarias de la zona del Levante. La Guardia Civil califica a este delincuente en un grado alto de peligrosidad. La información que se tiene de él es que mide entre 1.70 y 1.75 metros y podría tener unos 40 o 45 años, así como ser de complexión fuerte. En algunos atracos ha utilizado pelucas, gafas y bigote postizo

Miembros de ETA

A pesar de que la banda terrorista ETA ya está desarmada y de que desde hace años no ejerce ningún tipo de actividad, existen todavía miembros de la organización que no han sido procesados, algunos por haber huido de la justicia.

José Luis Eciolaza Galán

José Luis Eciolaza.

Este histórico dirigente etarra, conocido con el alias de "Dienteputo", nacido en Vitoria hace 59 años y autor de numerosos atentados, integró el comando Donosti y en los últimos años de la agónica ETA, los expertos en la lucha antiterrorista le situaban en la dirección de la banda.

Dienteputo cumplió dos años de condena en Francia por un delito de asociación de malhechores. Ya en libertad, se cree que se trasladó a Monterrey (México) y que en 2005 volvió a España.

Oier Eguidazu Bernas

Oier Eguidazu Bernans.

Oier Eguidazu Bernas, natural de Atxondo (Bizkaia), está en busca y captura desde el año 2002. Fue colaborador del talde legal de información del comando Vizcaya en 2000 y miembro del comando Andalucía. Se enfrenta a varias decenas de años de prisión por pertenencia a banda armada.

Eneko Aguirresarobe Olagoy

Eneko Aguirresarobe Olagoy.

Eneko Aguirresarobe Olagoy, donostiarra nacido en 1980, es otro de los etarras huidos a los que se busca, concretamente desde el año 2010. Fue miembro del grupo "Y" de ETA que actuaba en San Sebastián y está acusado de diversas acciones de kale borroka, entre ellas ataques a miembros de la Ertzaintza, edificios oficiales de partidos políticos, bancos, estaciones de ferrocarril, transportes urbanos, vehículos y sedes judiciales.

Anartz Aranbarri Etxaniz

Anartz Aranbarri.

Anartz Aranbarri Etxaniz, nacido en 1971 y natural de Ondarroa (Bizcaia), es un presunto colaborador de ETA y es prófugo desde 2010. Fue candidato de Herri Batasuna en las elecciones generales de 1993.

Huyó después de que la Ertzaintza desarticulara los taldes Tontor y Kresala de ETA, a los que la dirección de la banda ordenó atentar contra oleoductos y aeropuertos, entre ellos la base aérea de Torrejón (Madrid), con lanzagranadas.

 

COMPARTIR: