19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El informe de la Guardia Civil también indica que el exconseller de Turismo del PP Carlos Delgado "pudo incurrir en negociaciones ilícitas"

La medallista olímpica Theresa Zabell, utilizada en la trama del puerto náutico de Calanova en Mallorca, asegura que la operación “era especular con los amarres y no un proyecto deportivo”

Theresa Zabell, citada como testigo para declarar por la trama del puerto náutico de Calanova debido a que inicialmente constaba como accionista de la empresa Port Olimpic Calanova, asegura que la utilizaron para especular con la adjudicación del puerto. La investigación concluye también que el exconseller de Turisme, Carlos Delgado, “pudo incurrir en negociaciones ilícitas” según el informe de la Guardia Civil, al que ha tenido acceso "El Cierre Digital"

"El Cierre Digital" ha tenido acceso al informe de 1.200 páginas de la Guardia Civil sobre la trama de la adjudicación del puerto de Calanova en Mallorca, en el que aparece reflejado el testimonio de la medallista olímpica Theresa Zabell. La campeona de vela cuenta como se sintió engañada por los socios cofundadores de Olimpic Calanova, Felipe Elvira y Juan Birlanga, con quienes se reunió a finales de 2012, junto a su cónyuge Manuel López Camacho.

En el encuentro, Birlanga y Elvira les informaron de que el puerto de Calanova iba a salir a concurso y de que “tenían intención de licitar para instalar una gran escuela de vela, proponiéndoles que participaran en la sociedad y prepararan un proyecto deportivo”, según señala el documento de la Guardia Civil. Zabell afirmó haber accedido a llevar a cabo el proyecto por “su compromiso con la promoción del deporte” y se preparó dicho proyecto desde las oficinas de la fundación ECOMAR, que preside en Madrid.

Ya en mayo de 2013 “al tener conocimiento de que el objetivo real de licitar era la especulación con los amarres, decidieron desvincularse del proyecto no autorizando al resto de socios a que utilizaran su proyecto deportivo”, asegura el informe. Para su sorpresa, en agosto de ese mismo año Juan Birlanga contaba en una revista náutica que Zabell participaba en el proyecto como directora deportiva, a lo que siguió el desmentido de la medallista a través de su cuenta de Twitter.

Las diligencias de la Guardia Civil señalan que Theresa Zabell declaró que “desconocía que la fecha real de venta de las participaciones fue el 28 de octubre de 213, y nunca llegó a conocer las participaciones que ostentó en la sociedad ni el precio por el que fueron vendidas, al no haber participado en los actos notariales ni haber sido informada por su marido de dichos detalles”. Del mismo modo, indican que “tampoco fue informada de la ampliación de capital de 40.000€ que efectuó la sociedad el 6 de septiembre de 2013”.

Las negociaciones prohibidas de Carlos Delgado

El documento que ha elaborado de Guardia Civil concluye que el exconseller de Turisme Carlos Delgado “pudo incurrir en negociaciones prohibidas” en la adjudicación del puerto de Calanova en Mallorca. Así, las investigaciones de la policía judicial durante meses señalan que el abogado y socio de Delgado, Carlos Gelabert ganó más de 200.000 euros con su participación en el concurso, permitido por una serie de irregularidades.

La Conselleria dirigida por Delgado privatizó el puerto, según la investigación, sin obtener ninguna ganancia. “Se ha entregado a beneficio nulo”, a través de una serie de beneficios que sólo se permitieron a la empresa adjudicataria, Olimpic Calanova SL., señala la investigación. Hay dos hechos calves que a los investigadores les han llamado la atención. El primero es que esta empresa pudo modificar los amarres en su oferta, situación no permitida a los demás, y el segundo es el hecho de que pudiera despedir a la gran mayoría de los empleados del náutico, cuando las bases obligaban a que fueran contratados por la nueva administración. Debido a esto, el Govern Balear asumió un coste laboral de más de 800.000 euros, el mismo importe que el canon que tuvo que abonar la Olimpic Calanova.

Carlos Delgado, exconseller de Turismo de Baleares

En el informe se detalla que Gelabert y Delgado mantenían una amistad evidente durante todo el proceso de adjudicación. Delgado conoció Gelabert “a través de su hermano Álvaro Delgado. En los años 2012 y 2013 ambas familias (Gelabert/Aina y Delgado/Lourdes) cenaban juntos con frecuencia en ambos domicilios. Gelabert y Aina asistieron a la boda de Delgado y Lourdes en marzo de 2013”, señala el informe.

El actual socio de despacho profesional de Delgado es uno de los socios fundadores de Port Olimpic Calanova. La sociedad se forma pocos días después de que se publicara el concurso con un capital mínimo. Medio año después, Gelabert vende su participación y obtiene un beneficio de 200.000 euros cuando ya está resuelto el proceso. Esa venta quedó condicionada, en todo caso, a que se formalizara la adjudicación.

Hubo también diversas irregularidades en el procedimiento administrativo. Los agentes acusan de forma directa a Joaquín Legaza, el director general, de mentir al menos en dos ocasiones al consejo de Ports con el objetivo de beneficiar a Olimpic Calanova y evitar así conflictos en el organismo encargado de la adjudicación. Del mismo modo, indican que la que tenía que ser secretaria de la mesa de adjudicación fue sustituida por sus pegas al contrato.

COMPARTIR: