20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El periodista Ercole Rocchetti indica que la pista que más interés suscitó fue la del convento de monjas en Arizona, donde supuestamente fue vista

Caso Ylenia Carrisi: Las últimas investigaciones sobre la hija desaparecida de Al Bano y Romina Power

Ylenia con sus padres, Romina y Al Bano.
Ylenia con sus padres, Romina y Al Bano.
Han pasado 50 años desde el nacimiento de Ylenia Carrisi. La joven desapareció en 1994 y aquello cambiaría la vida de sus padres, la famosa pareja de cantantes Romina Power y Al Bano. Más de 25 años después de la desaparición de la joven, las incógnitas acerca de lo sucedido han sido una constante. Ercole Rocchetti, investigador italiano especializado en el caso de Ylenia, aporta a elcierredigital.com las últimas novedades sobre lo acontecido y también sobre la muerte del cámara Mario Biondo.

Continúan pasando los años y no cesa el flujo informativo que siempre ha girado alrededor de los cantantes Romina Power y Al Bano. La que fuera una de las parejas más famosas de toda Europa acabaría convirtiéndose en padres en 1970, cuando tuvo lugar el nacimiento de su hija mayor, Ylenia Carrisi. Desgraciadamente, uno de los acontecimientos que marcaría la vida de ambos fue la desaparición de la joven en 1994.

Más de 25 años después, el misterio acerca del paradero de Ylenia ha seguido protagonizando titulares a raíz de nuevos indicios, investigaciones o rumores. A día de hoy, todavía ronda en el aire la pregunta que tantas veces se ha formulado y que nunca ha sido contestada: ¿Es posible que la joven  Carrisi siguiera viva?

Ercole Rocchetti, periodista italiano de investigación que se ha especializado en el caso de Ylenia y ha trabajado en investigaciones relacionadas con la desaparición de personas y otros sucesos extraños, ha hablado con elcierredigital.com para descubrirnos las últimas novedades. Un caso cuya premisa de actualidad viene y va, pues la sombra de Romina y Al Bano acaparó medio mundo y son muchos los que han afirmado saber algo, aunque nunca con éxito.

Rocchetti mantiene que la única pista que llegó a parecerle de interés fue la que situaba a la desaparecida en Arizona (Estados Unidos): “Allí hay un convento de monjas donde había una mujer muy parecida a Ylenia Carrisi. La INTERPOL se ha enterado de eso, lo puedo confirmar. Cuando fueron allí para averiguar si era o no Ylenia, aquella mujer ya había abandonado el lugar”.

Ylenia en su juventud (izda.) y la supuesta Ylenia madura (derecha).

Un suceso que, fruto de las especulaciones y la intervención de la prensa, ha quedado como otro hecho arcano. Rochetti aclara que pudo hablar con agentes de INTERPOL, para enterarse de que "aquella mujer huyó del lugar tras haberse asustado". No obstante, es otra pista más de todas las que componen un caso que ocupa ya décadas.

La intervención de la prensa española

En 2005 se montó todo un circo mediático cuando la periodista Lydia Lozano aseguró tener datos para poder afirmar que la joven estaba viva. Poco después, ante la agresiva respuesta de Al Bano y consciente del error que había cometido, tuvo que rectificar. Rocchetti está al tanto de lo ocurrido, pero tampoco puede formular una respuesta exacta: “Muchos periodistas serios han asegurado saber de Ylenia, que la han visto”, explica.

Incluso un periodista de guerra italiano que falleció recientemente por COVID “apareció en la televisión italiana diciendo que Ylenia estaba viva en Cellino San Marco, que la vieron a través de la ventana de la casa de Al Bano”, una declaración que Rocchetti califica de mentira, “pero que llegó de un periodista muy serio”.

 Ercole Rocchetti.

Así, independientemente del cargo profesional o del estatus de la persona, las afirmaciones sobre el paradero de la joven desaparecida se han de coger con pinzas. Lo que sí puede confirmar Rocchetti es que la madre, Romina, “no sabe nada. Las especulaciones acerca de que la familia sabe dónde está no son ciertas. Romina sufre mucho por la desaparición de su hija y creo que hasta el último día la buscará”.

Romina y Al Bano tras la desaparición de su hija

Romina Power y Albano Carrisi fueron durante tres décadas una de las parejas más famosas de Europa de tal forma que en Italia fueron algo así como lo que en España representaron Víctor Manuel y Ana Belén, la unión de un cantautor de izquierdas con una bella actriz de cine. Tras la desaparición de su hija mayor, cada uno creía la versión que le convenía más acerca de la historia y en 1999, la pareja acabó divorciándose.

El pasado año, por el 25 aniversario de la desaparición, Rocchetti cuenta cómo su madre comenzó a subir fotografías de su hija a las redes. Su versión de los hechos pasa por la pérdida de memoria de Ylenia, “quien no recuerda su pasado pero está viva, sigue viviendo en algún lugar pero con otra identidad y posiblemente sin saber que es Ylenia”.

                                                        Ylenia Carrisi.

Ella cada día de ese mes subió una foto, me explicaron que ella quería que Ylenia se acordara de quién era, de su familia y del amor que tenía toda su familia por ella. Ese era su deseo pero sin querer hacer especulaciones”, explica el periodista. Un punto de vista que choca directamente con el de Al Bano, quien se ha mantenido en la parte más pesimista del asunto afirmando que su hija ha muerto y no queriendo saber más del tema.

Aun así, la relación de la pareja es buena a día de hoy. “Han realizado conciertos juntos, incluso participando en un programa televisivo juntos, en Italia. Quizá ya no como pareja sentimental, pero sí como pareja artística, comercial”, matiza Rocchetti. De hecho, la vida de ambos les fue encaminando más allá de la música. Al Bano, por ejemplo, anunció su retirada de la música en 2018.

Romina, por su parte, ha escrito libros “pero que no tienen que ver con el tema. Habla de cosas que no se refieren a las desapariciones, donde no quiere entrar”, dice el periodista. Su deseo continúa siendo el mismo: confiar en que su hija, algún día, pueda reconocerse en Internet y recordar, allí donde esté, quién es en realidad.

Ylenia y el Misisipi

La versión de los hechos de Al Bano nos transporta al río Misisipi, en Nueva Orleans. Según el padre, su hija se suicidó lanzándose a las profundidades del caudaloso torrente y nunca volvió a emerger. Al respecto, Rocchetti tuvo la oportunidad de investigar en Estados Unidos: “Hablé con mucha gente, los que todavía no habían fallecido, pues ha pasado mucho tiempo. Comentaban que se había visto a una mujer muy parecida a Ylenia en el Misisipi”.

La investigación le llevó a conocer detalles acerca de Al Bano, quien en un principio aseguró a la policía de Nueva Orleans, al ver la foto de la mujer desaparecida, que no era su hija. Más tarde, dado el caos mediático provocado en la ciudad de Luisiana y ante las dificultades para encontrar el cuerpo, la policía quiso cerrar el caso, momento en el que Al bano confirmaba, ahora sí, que la mujer de la foto era Ylenia.

“Porque tenía un vestido de flores, le dijo a la policía, y porque esa chica había afirmado que pertenecía al agua antes de arrojarse, algo que según Al Bano era muy propio de ella y solía decir”, narra Rocchetti en base a los motivos que dio el padre de la joven para identificarla. El caso volvió a convertirse en otro misterio: “Nunca encontraron el cuerpo. Me dijeron que en el Misisipi no es fácil, que el agua es muy profunda y hay muchos peces”.

Las novedades sobre la joven desaparecida continúan abriendo nuevos frentes, aunque el paso del tiempo evidencia las dificultades de un caso demasiado prolongado. Lo cierto es que, especulaciones aparte, la hija de Romina Power y Al Bano Carrisi fue declarada oficialmente muerta en 2014.

El misterio de Mario Biondo

El caso de Ylenia no es el único que ha tratado Rocchetti. Hace unos meses la Justicia italiana de la ciudad de Palermo decidió dar un plazo de seis meses a la familia para presentar nuevas pruebas acerca de la muerte del cámara Mario Biondo, esposo de la presentadora Raquel Sánchez Silva. La Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo decidía mantener abierto el caso por homicidio en Italia tras estudiar la documentación aportada el 2 de octubre de este año por el criminólogo español Óscar Tarruella. Además, el juez Roberto Riggio sostiene que existen importantes “anomalías” en las muestras utilizadas para realizar la tercera autopsia.

"El juez pidió que se practicasen nuevas pruebas como los ordenadores y teléfonos móviles de Biondo y explicaba que hay algunas anomalías que no se han investigado lo suficiente. De momento, se han cambiado los dos fiscales del caso", explica Rocchetti.

Tarruella estudió toda la documentación acumulada por la familia del cámara italiano y elaboró su propio informe al que añadió una reconstrucción en 3D sobre lo que pudo ocurrir aquella noche del 30 de mayo.

La presentadora Raquel Sánchez Silva conoció al cámara italiano cuando trabajaba como copresentadora de Supervivientes en 2011. Ambos estaban en Honduras donde se grababa la edición del programa y su relación fue muy rápida. Se casaron en Taormina (Sicilia), la patria chica de Biondo en junio de 2012.

Sin embargo, esta historia de amor fulgurante terminó tan rápido como empezó y, por si fuera poco, de manera trágica. El 30 de mayo de 2013, el italiano era hallado sin vida en el domicilio conyugal por la asistenta. El cuerpo, vestido con pijama, aparecía colgado de una estantería con una pasmina rodeando su cuello y los pies apoyados en el suelo. La Justicia española decidió dar por cerrado el caso asegurando que el final de Biondo fue un suicidio.

Suicidio de Mario Biondo: La entrevista de su madre tras conocer el  resultado de la tercera autopsia

Mario Biondo.

Pronto comenzaron las divergencias entre su viuda y sus padres. Santina D`Alessandro y Pippo Biondo siempre consideraron que su hijo falleció de forma violenta. Raquel asumió que la versión oficial era la correcta. Dos formas de entender el final de Mario que los llevó a enfrentarse públicamente. Por otro lado, sus exsuegros consiguieron en 2018 la exhumación del cuerpo de su hijo y que se realizara una nueva autopsia.

"El juez menciona varios programas de investigación emitidos en televisión y entre ellos menciona el nuestro en la RAI, donde planteamos todos los interrogantes del caso. Yo hablaba de un "surco" en la nuca, que no podía haber sido producido por la pasmina ni el ahorcamiento de Mario en el que los forenses iniciales no cayeron, pero sí fue descubierto por los forenses de la familia. Ese dato fue tenido en cuenta por el juez para reabrir el caso", añade Rochetti.

 Mientras tanto,  la investigaciones de Óscar Tarruella avanzaban en paralelo y explicaba a elcierredigital.com que las cosas no se hicieron bien en España cuando se investigó la muerte del cámara de televisión y que Mario “fue asesinado”. “Hay cosas que no se explican como que la autopsia diga que no tenía nada en el estómago y luego se dijo que había carne. Algo importantísimo para datar la muerte. Es evidente que se hicieron las cosas mal”, explica a elcierredigital.com.

"Otra de las cosas importantes fue no haber pedido la localización de los teléfonos móviles, así como de las conversaciones que esa noche mantuvo Biondo, aunque después de siete años quizá sea imposible obtener esos datos, o el pago que se hizo con una tarjeta de crédito a las 13.30 horas de aquel día y averiguar si alguien entró en casa aquel día, ver las cámaras de seguridad, etc...", añade Ercole Rocchetti sobre este caso que también ha sido tratado por su programa en busca de una respuesta.

 

COMPARTIR: