17 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El procés catalán ha podido influir para que los vascos se decanten ahora mayoritariamente en contra de independizarse

El independentismo vasco, bajo mínimos: el 34% está en contra de separarse de España y solo el 23% está a favor

Los vascos valoran mucho su tierra y lo que tienen.
Los vascos valoran mucho su tierra y lo que tienen.
Un 34% de los vascos está en contra de la independencia frente a un 23% que está de acuerdo con ella, mientras que un 29% se mostraría favorable o no según las circunstancias, tal como destaca el último Sociómetro elaborado por el Gobierno Vasco. El lehendakari y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, son los únicos líderes que logran un aprobado entre la ciudadanía de Euskadi.

El sondeo, confeccionado gracias a 2.142 entrevistas domiciliarias realizadas entre el 29 de abril y el 10 de mayo, refleja que, de una escala del 0 al 10, el sentimiento nacionalista se sitúa en un 5,2 -algo más de la mitad-. En Álava este sentimiento es menor (4,7), mientras que en Vizcaya es de 5,2 y en Guipúzcoa un poco superior, de 5,3.

En todo caso, el 32% de la población asegura que se siente tan vasco como español, el 24% solo vasco, el 21% más vasco que español, un 5% únicamente español y el 4% más español que vasco, mientras que un 14% no sabe o no contesta. Los resultados del procés catalán han podido influir para menguar el sentimiento independentista en el País Vasco.

Álava es el territorio con más alto porcentaje de personas que se siente tan vasco y español (38%), seguido de Vizcaya (33%) y, por último, Guipúzcoa (27). En territorio vizcaíno es donde prevalece más el sentimiento de ser más vasco que español (25%) frente a los guipuzcoanos (17) y alaveses (16%).

Los vizcaínos son los que más se decantan por ser solo vascos.

El porcentaje más alto de quienes se consideran solo vascos se detecta en Guipúzcoa (30), seguido de Vizcaya (22%) y, por último, se encuentra Álava (17%). El 7% de alaveses se siente más español que vasco y el 9% solo vasco, mientras que estos sentimientos son del 3 y 5% respectivamente entre los vizcaínos, y de un 3 y 4% entre los guipuzcoanos.

En lo que refiere a la independencia, un 34% de los vascos está en contra de la independencia frente a un 23% que está de acuerdo con ella, mientras que un 29% se mostraría favorable o no según las circunstancias, y un 14% no sabe o no contesta.

El mayor porcentaje de población que se muestra en contra de que Euskadi se independice se registra en Álava, donde casi la mitad se opone a ello (49%). Un 37% de vizcaínos están en desacuerdo, mientras que el porcentaje se reduce en Guipúzcoa (22%).

Es en este último territorio donde más están de favor de la independencia, el 26%, seguido de Vizcaya, con un 23%, y solo un 15% de los alaveses son favorables a esta opción. En cuanto a la gente que no se decanta y que señala que estaría de acuerdo o no con la secesión dependiendo de las circunstancias, se situaría en un 34% en Guipúzcoa, en un 29% en Vizcaya y en un 22% en Álava.

Valoración de líderes y partidos

El Sociómetro Vasco también recoge una valoración de los líderes políticos y partidos de Euskadi. El lehendakari, Iñigo Urkullu, sigue siendo el líder mejor valorado y el PNV es, de nuevo, la formación que mayor simpatía genera (5,2 puntos, en una escala de 0 a 10), seguida de Elkarrekin Podemos (4,2), EH Bildu y el PSE-EE (4,1 en ambos casos). Por detrás, se encuentra Ciudadanos (1,7), y el PP (1,6) se mantiene en última posición.

Entre los líderes políticos, solo aprueban Iñigo Urkullu (5,9) y el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar (5,2). Por detrás, se encuentran el secretario general de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez (4,5), el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi (4,4), la máxima dirigente del PSE-EE, Idoia Mendia (4,3) y, en último lugar, el presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso (2,0).

En cuanto a los mandatarios territoriales, el mejor valorado es el diputado general de Vizcaya, Unai Rementeria, con un 5,2, seguido del de Gipuzkoa, Markel Olano (%,1) y por último, del de Álava, Ramiro González (4,6). Todos ellos son dirigentes del PNV.

En cuanto a los alcaldes de la capitales vascas, también jeltzales todos ellos, el que recibe más puntuación es el de Bilbao, Juan María Aburto (5,7). Le sigue el de San Sebastián, Eneko Goia (5,3) y el que menos puntuación recibe es el de Vitoria, Gorka Urtaran (4,6). Asimismo, la valoración de la actuación del Gobierno Vasco en las diferentes áreas de responsabilidad ha tenido una evolución positiva en los últimos años.

Situación económica

El sondeo demuestra que entre los vascos sigue mejorando la percepción de la situación económica de Euskadi. El 73% de la población la valora como buena o muy buena, la valoración más alta desde 2002.

La situación económica de España se valora peor, ya que tan sólo el 20% cree que es buena o muy buena, pero el porcentaje también aumenta respecto a mediciones anteriores, aunque todavía la percepción positiva no llega a niveles anteriores a la última crisis.

Además, la percepción positiva de la Comunidad Autónoma Vasca se sitúa por encima de la media europea y va en consonancia con la valoración de la situación económica personal, que la gran mayoría considera que es positiva. En este sentido, el 69% opina que su propia situación económica es buena o muy buena.

Situación política

Por último, se valora "muy positivamente" la situación política de Euskadi, ya que el 72% cree que es buena o muy buena, un porcentaje claramente superior a todas las valoraciones registradas desde 2002.

Según la población, los principales problemas de Euskadi siguen siendo los relacionados con el mercado laboral (un 63% los menciona entre los tres problemas más importantes), aunque mantiene una tendencia a la baja.

En menor medida, menciona los problemas de vivienda y desahucios (11%), la situación política, los políticos y "el conflicto político" (11%), la inmigración (10%), los problemas económicos (9%), el funcionamiento y la cobertura de los servicios públicos y las ayudas (9%), la delincuencia y la inseguridad ciudadana (8%), la sanidad (7%) y las pensiones (7%).

También es positiva la valoración general de los servicios públicos en Euskadi, al considerarlos el 91% buenos o muy buenos. Este porcentaje es el más alto en comparación con la Unión Europea, donde, en conjunto, el 53% califica de buenos o muy buenos sus respectivos servicios públicos.

COMPARTIR: