08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

De él dependen los permisos a los presos de la cárceles de Valladolid, Segovia y Ávila y hace cinco años revocó el tercer grado a Jauma Matas

La historia de Florencio de Marcos, el juez que ha permitido salir a Urdangarin de la cárcel

Florencio de Marcos.
Florencio de Marcos.
Florencio de Marcos, Juez de Vigilancia Penitenciaria nº 1 de Valladolid, ha dado el salto a los medios de comunicación debido al polémico permiso concedido a Iñaki Urdangarin para que trabaje como voluntario en Hogar don Orione de Pozuelo de Alarcón en Madrid. El juez De Marcos se hizo popular hace cinco años por una situación contraria a la actual, revocar el tercer grado al expresidente de Baleares y exministro, el popular Jaume Matas.

Los permisos de martes y jueves a Iñaki Urdangarin para realizar trabajos sociales en Hogar don Orione en Pozuelo de Alarcón (Madrid), han captado la atención de los medios de comunicación y de la sociedad. El debate sobre si se trata de un privilegio para con el marido de la Infanta Cristina está en la calle. 

El exjugador de balonmano recorrerá 208 kilómetros diarios, generando un gasto de 170 euros en gasoil al mes. A esto hay que sumar los 1.088 euros en dietas mensuales que cuestan cada uno de los dos escoltas adjudicados por el Ministerio del Interior debido a su matrimonio con un Infanta, que le acompañarán en sus ocho salidas mensuales, tal y como adelantó elcierredigital.com.

El gasto y la posibilidad de que fuera de la prisión abulense de Brieva pudiera hacer llamadas y recibir visitas indignaron a la población. A raíz de las informaciones publicadas por elcierredigital.com sobre los posibles privilegios que tendría Iñaki Urdangarín en sus salidas los martes y jueves al centro Don Orione, de Madrid, el Juez de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid, Florencio de Marcos, emitió una circular en la que recuerda a la Junta de Tratamiento que: "al tratarse de un interno clasificado de segundo grado, el régimen de comunicaciones y visitas es única y exclusivamente el del Reglamento Penitenciario, de forma que las salidas autorizadas solamente tienen el fin de realizar el voluntariado con las personas dependientes del Hogar Don Orione".

Iñaki Urdangarin a la salida del Hogar don Orione 

Sin embargo, el juez no explicaba cómo van controlar desde su juzgado o desde Instituciones Penitenciarias que Iñaki Urdangarin no realice llamadas durante las horas que se encuentre fuera de la prisión abulense de Brieva, o como va a prohibir que el cuñado del Rey Felipe VI no se encuentre con gente ajena a los trabajadores e internos del Hogar Don Orione, de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Para muchos abogados consultados por elcierredigital.com, "la reacción del juez De Marcos no deja de ser pura cosmética ante lo que se ha llegado a calificar de “tercer grado encubierto”.

Hace cinco años revocó el tercer grado a Jauma Matas

Todo esto ha puesto en el punto de mira de los medios de comunicación al Juez de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid, Florencio de Marcos. Se licenció en derecho en la universidad de Salamanca en 1987, cuatro años después ingresó en la carrera judicial y en 1992 en la fiscal.

Lleva más de dos décadas ejerciendo como Juez de Vigilancia Penitenciaria, primero en Málaga y, sobre todo, en Valladolid, el número 1 de los cinco que hay en Castilla y León. Ejerce su función sobre las prisiones de Valladolid, Segovia y Ávila. De él dependen los permisos de salida, los cambios de grado penitenciario y las sanciones disciplinarias, conceder o revocar la libertad condicional de la población presa en las tres cárceles castellanas citadas.

Cada una de las prisiones tiene sus particularidades. Brieva es para mujeres y Valladolid destaca por los condenados por delitos sexuales. Este centro penitenciario es también el pionero en las terapias de reinserción de este tipo de delincuentes, pero estos tratamientos son de carácter voluntario.

Los que le conocen bien aseguran que Florecino de Marcos es “especialmente legalista” y que cuida que “sus decisiones estén ajustas a derecho”. También aseguran de él que le encanta dejar claros los motivos por los que toma una decisión. “Es muy didáctico. Cuando alguien le pregunta sobre un particular no para hasta que está convencido que la persona de enfrente lo ha entendido”, aseguran. Unas cualidades que le sirvieron para ser profesor asociado en la UVA (Universidad de Valladolid) entre 2006 y 2012.

“No se puede pretender que los jueces no apliquen la ley. Si no gusta, son los legisladores, los políticos, los que pueden cambiarla, esa no es la función de los jueces. Pero parece que de Derecho sabe todo el mundo” aseguraba en una entrevista para El norte de Castilla. De Marcos explica así su empeño en que todas las decisiones que toma sean en consonancia con la ley.

Jaume Matas.

Con su permiso a Iñaki Urdangarin no es la primera vez que su nombre aparece en los papeles. Ya en 2014 le revocó el tercer grado que le había concedido la Administración penitenciaria al ex presidente de Baleares y ex ministro Jaume Matas cuando estaba en la prisión de Segovia por tráfico de influencias. En ese caso estimó el recurso que había sido interpuesto por la Fiscalía de Valladolid, disconforme con que Matas disfrutara ya del segundo grado penitenciario.

Ahora ha tomado una decisión completamente distinta ya que valora que Urdangarin tiene como problema añadido a su estancia en prisión la soledad. Una orden más que cuestionada y que le ha hecho ser protagonista de los medios de comunicación.

COMPARTIR: