20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

España recibirá 140.000 millones de euros de la Unión Europea con muchos condicionantes sobre los que el Vicepresidente Segundo calla por ahora

El sindicato ELA critica a Pablo Iglesias y su silencio sobre la 'Cara B' de los Fondos Europeos

/ Pablo Iglesias. Foto: RTVE.
España se embolsará 140.000 millones de euros de los Fondos Europeos, pero el Vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, por ahora calla sobre los condicionantes. El sindicato vasco ELA ya ha denunciado la letra pequeña de estos fondos que recibirán los distintos Estados de la UE.

El Plan, conocido ya como 'Bienvenido, Mister Marshall europeo', supondrá un gran alivio para los países del Sur y del Este de Europa. Este megarescate promovido a causa de la crisis sanitaria desatada por la COVID19 contrasta con la austeridad promovida por la UE tras la crisis de 2008.

Estas políticas expansivas, que regarán a España con 140.000 millones de euros, demuestran por un lado que se sigue el modelo de Estados Unidos tras 2008. Pero, eso sí, el problema para algunos países es que la 'tonelada' de millones para inversiones regados desde Bruselas van a traer aparejadas una serie de condicionantes peligrosos para el estado del bienestar.

Condicionantes

El Vicepresidente Segundo del Gobierno de España, Pablo Iglesias, que finalmente estará en el equipo gubernamental que realice el seguimiento de las inversiones europeas, se felicitó el pasado año tras conocer que la Unión Europea estimularía la economía comunitaria a través de los fondos 'Next Generation'.

El líder de Unidas Podemos aseguró que "estamos, por tanto, en un escenario distinto al que nos encontrábamos en la crisis anterior, por lo que podemos hablar de una 'condicionalidad blanda', en contraposición a la 'condicionalidad estricta' que vimos en aquella crisis".

Fondos Next Generation.

Y añadió: "La UE parece haber aprendido las lecciones tras la crisis anterior: en esta ocasión no tendremos austeridad, sino un ambicioso plan de estímulos fiscales; en esta ocasión no tendremos hombres de negro visitando los países, sino planes de inversión negociados".

"Se prevé una movilización de fondos de 750.000 millones de euros en el horizonte 2020-2023, destinados a la recuperación de la región. Supondrá una movilización de recursos equivalentes al 17% de la Renta Nacional Bruta de la UE", subrayó.

Otras formas de verlo

El sindicato vasco ELA no comparte tesis con Iglesias y lo ha dejado claro en un interesante informe, 'Los fondos europeos traerán más recortes a Navarra', en el que recuerdan que "Next Generation condiciona los fondos a hacer reformas laborales y recortes en pensiones y servicios públicos".

La central sindical afirma sobre las propuestas navarras que "se puede decir a grandes rasgos que los proyectos que mayor financiación requieren de los 49 presentados por el Gobierno de Navarra llevan muchos años o décadas en la agenda. Por tanto, definir este plan como transformación o resiliencia podría sonar, cuanto menos, a broma".

"Los fondos que puedan llegar de Europa no van a solucionar el verdadero problema de Navarra: un sistema fiscal insuficiente, injusto y que permite el fraude a las empresas. Los datos muestran que en Navarra se recauda poco (1.640 millones menos que la media de la UE-28), de forma injusta (7 de cada 10 euros de los impuestos directos vienen de las rentas del trabajo) y además se permite el fraude a las empresas y a las rentas empresariales (que declaran 5.400 euros menos al año que las rentas del trabajo). Tenemos una política fiscal y presupuestaria hecha a medida de las entidades financieras, las empresas y el capital", explican.

Y añaden: "Los fondos europeos y el endeudamiento no son la solución a un problema estructural como es el de la fiscalidad Navarra. Si no se modifica la fiscalidad resulta insostenible en el tiempo apoyarse en el endeudamiento y en unos fondos que, a su vez, condicionarán las políticas fiscales".

Alternativas económicas

ELA propone varias alternativas: "Romper con el marco presupuestario que se ha pretendido constitucionalizar en el ámbito europeo y en cada estado", "eliminación de la condicionalidad de las políticas europeas", y una "auditoría de la deuda pública, moratoria de su pago y cancelación de la parte considerada no legítima".

Y rematan: "Es necesario que el Gobierno de Navarra aclare y explique que los fondos europeos van a ir acompañados de recortes que consolidarán y perpetuarán el actual modelo neoliberal impulsado por las empresas transnacionales. El hecho de que lo único que haya presentado el Gobierno de Navarra sea un documento enumerando diferentes proyectos que parece que se financiarán sin ninguna consecuencia sobre Navarra, es una práctica inaceptable de desinformación y propaganda".

COMPARTIR: