29 de mayo de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La organización religiosa le acusa de “mancillamiento del honor” y denunciado y denunciante se tendrán que enfrentar a tres vistas más en el juzgado

Gabriel, exmiembro denunciado por los Testigos de Jehová, sigue firme ante el acoso: “Están mintiendo”

El Cierre Digital en Gabriel Pedrero, exmiembro de los Testigos de Jehová.
Gabriel Pedrero, exmiembro de los Testigos de Jehová.
Los juicios de los Testigos de Jehová contra aquellos que se consideran víctimas por un presunto delito de “mancillamiento del honor” continúan. Esta semana le ha tocado el turno a Gabriel Pedrero, al que acusan por sus publicaciones en redes sociales. Gabriel confiesa a elcierredigital.com sentirse “totalmente hostigado” y considera que los Testigos de Jehová “están mintiendo” en el juicio.

Tras el juicio de los Testigos de Jehová contra la Asociación Española de Víctimas de los Testigos de Jehová (AEVTJ) —que se encuentra pendiente de sentencia—, la asociación religiosa sigue con los procesos judiciales contra aquellos que se consideran a sí mismos víctimas de los Testigos de Jehová. El pasado lunes 13 y miércoles 15 tuvieron lugar dos vistas en el juzgado de Torrejón de Ardoz contra una de sus víctimas, Gabriel Pedrero, cuya historia ya contamos en elcierredigital.com.

A falta de tres vistas más —los próximos días 28 de febrero y 1 y 2 de marzo­—, Gabriel ha confesado en una conversación con elcierredigital.com sentirse “totalmente hostigado”. “Si me sentía hostigado dentro de los Testigos de Jehová en mis últimos años en la asociación por los ancianos, esto ha sido el triple o el cuádruple de hostigamiento”, declara.

Para Gabriel, los Testigos de Jehová en el juicio han “mentido” y no le han dejado hablar. “Es un juicio en el que hablan los Testigos de Jehová y los testigos por parte de la asociación. Pero yo no, y eso que es una demanda hacia mí. El abogado de los Testigos de Jehová ha dicho cosas manipuladas, sacadas fuera de contexto”, explica.

Gabriel ha sido denunciado por parte de los Testigos de Jehová por un presunto delito de “mancillamiento del honor” —como denunciaron a la AEVTJ— debido a las publicaciones que él mismo hacía en sus redes sociales. En una conversación con elcierredigital.com, Gabriel afirmó que se limitaba a apuntar “en publicaciones de ellos mismos las contradicciones que hay, los cambios que han hecho y también las mentiras que han dicho en el juicio”.

Abusos sexuales en los Testigos de Jehová

Entre las mentiras, se encuentra la negación por parte de los testigos de la “muerte social” de la que se quejan sus supuestas víctimas. Esta muerte social, según testimonios recogidos por elcierredigital.com, consiste en que los Testigos de Jehová dejan de hablar, saludar y mantener contacto con expulsados o apóstatas, ya que los que lo hagan podrían ser “envueltos en un comité judicial e incluso ser expulsados”, explicaba a elcierredigital.com Israel Flórez, presidente de la AEVTJ.

Israel Flórez, presidente de la Asociación Española de Víctimas de los Testigos de Jehová.

Además, Gabriel afirma que mienten con respecto al protocolo a seguir con respecto a los abusos sexuales. “Dicen que lo primero que hacen es denunciar, pero es mentira. Lo primero que hacen es comunicarse directamente con el Departamento Legal de los Testigos de Jehová para que le asesoren qué deben de hacer. Cualquier persona sabe que un abuso sexual se debe denunciar a la policía. Ellos dicen que a nivel de protocolo lo denuncian y eso es mentira”, sentencia Gabriel.

Elcierredigital.com ha comprobado esta afirmación al consultar la publicación de la Watchtower Bible and Tract Society —la empresa de los testigos de Jehová— ‘Pastoreen el rebaño de Dios (1 Pedro 5:2)’ que marca el protocolo de los ancianos para gobernar a sus adeptos. En el escrito de 274 páginas al que ha tenido acceso elcierredigital.com, se habla sobre cómo se debe actuar ante el abuso de menores, que califican de “delito”.

En el texto afirman que “a fin de garantizar el cumplimiento de las leyes de denuncia de abuso de menores, cuando llegue a oídos de los ancianos una acusación de este tipo, dos de ellos deberán llamar inmediatamente al Departamento de Asuntos Legales para recibir asesoramiento. Debe efectuarse la llamada aunque los dos implicados sean menores. Los ancianos no deben pedir a la presunta víctima ni al acusado ni a nadie más que llame de parte de ellos”.

Una vez informan al Departamento de Asuntos Legales, este “brindará asesoramiento basándose en los hechos y en las leyes correspondientes. Si el acusado asiste a su congregación, los dos ancianos que llamen deberán facilitar el nombre completo de este, su fecha de nacimiento y, si corresponde, su fecha de bautismo. La llamada será transferida luego al Departamento de Servicio”, continúa el escrito.

Gabriel, víctima de abusos sexuales

Gabriel sabe muy bien de lo que habla y es que, tal y como confesó en una conversación con elcierredigital.com, él mismo fue víctima de abusos sexuales mientras formaba parte de los Testigos de Jehová de los 12 a los 16 años. “Un anciano de la congregación a la que asistía —que además era presidente de la congregación a nivel de ancianos y tenía responsabilidad en el departamento de construcciones de Salones del Reino, por lo que era conocido— empezó a abusar de mí con 12 años. Al principio fue dentro del Salón del Reino y luego pasaron a practicarse en una furgoneta”, afirmaba Gabriel.

Portada de la publicación 'Pastoreen el rebaño de Dios'.

“Yo tenía miedo de contarlo. Primero, porque lo que yo estaba aprendiendo dentro de los Testigos de Jehová era lo contrario. Y segundo, porque él era un anciano que tenía una responsabilidad, y ellos enseñan que los ancianos están nombrados por el espíritu de Dios y hay que ser sumisos a los ancianos. Así que en ese momento yo no sabía si rebelarme o no rebelarme. Estaba en shock, no sabía cómo actuar”, continuaba.

Finalmente, Gabriel tomó la determinación de “dejar el asunto en manos de Jehová”. “Nos enseñan que si hay cosas que vemos injustas hay que dejarlo en manos de Jehová, que será el que va a juzgar”, explicaba. Sin embargo, las presiones constantes de los ancianos y todo lo vivido llevó a Gabriel a dejar de formar parte de los Testigos de Jehová hace cuatro años, con 31 años.

Problemas mentales

Sin embargo, todo lo vivido habría hecho que Gabriel sufriera problemas mentales desde hace diez años, tal y como afirma a este diario. Y lo vivido en el juicio ha supuesto un mazazo para su salud mental. “Llevo 10 años bajo tratamiento psiquiátrico y psicológico y ellos lo saben. Y aun así, la sucursal de los Testigos de Jehová ha mandado al juicio a un testigo que saben que yo he denunciado por abusos sexuales. Cierto testigo que testificó en mi contra y que la sucursal ha enviado también para este caso”, informa Gabriel.

Según cuenta Gabriel, durante el segundo día de juicio, debido a la dureza de las “calumnias” que afirma que se vertieron contra él, que se sintió “como un delincuente”, tuvo que salir de la sala y “pedir al vigilante que llamase a una ambulancia”. Aunque, denuncia, “la ambulancia no vino. No lo consideraron grave y no había ambulancias disponibles, dijeron”.

Gabriel afirma sentirse “destrozado, muerto en vida” tras estas dos sesiones del juicio de los Testigos de Jehová contra él. Todavía quedan tres antes de que se dicte sentencia.

COMPARTIR: