18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL COMANDO CENTRAL Del país norteamericano trabaja EN ORIENTE MEDIO PARA “FRENAR EL TERRORISMO”

Estados Unidos avanza un paso más en su lucha contra Irán e incluye a Israel en la zona CENTCOM

El pasado 15 de enero el Comando Central de los Estados Unidos (CENTCOM) se amplió para incluir a Israel dentro de su ámbito de actuación. De esta manera, el país judío dejó de estar en manos del Comando de Estados Unidos para Europa (EUCOM). La medida fue tomada por Donald Trump días antes de abandonar el cargo como presidente de manera definitiva y supone un nuevo acercamiento de Estados Unidos en su lucha contra Irán.

Donald Trump no salió de la Casa Blanca sin antes realizar su última jugada. En sus últimos días, el ya expresidente de Estados Unidos, modificó el área de actuación del Comando Central de los Estados Unidos (CENTCOM) e incluyó a Israel dentro de los países en los que se despliega. Esta medida abre una nueva posibilidad al país americano en Oriente Medio y supone una declaración de intenciones en toda regla para el gran enemigo norteamericano: Irán.

El Comando Central de los Estados Unidos es una de las mayores coaliciones militares del país. Localizada en Florida, desde el 11S tiene como principal objetivo “luchar contra el terrorismo”. La CENTCOM nació en 1980 y actúa en la región del África oriental, Península Arábiga, Oriente Medio y Asia occidental. Un área calificada como “la menos segura y estable del mundo” según Estados Unidos. Desde el 15 de enero de 2021 Israel también forma parte de ella, pasando de estar bajo la protección del Comando Estadounidense para Europa (EUCOM) al Comando Central.

Zonas donde está desplegado el CENTCOM. 

La decisión de cambiar a Israel de Comando viene determinada por diferentes factores. Según el gobierno estadounidense, el principal motivo ha sido alinear los socios claves del gobierno en la zona. El 13 de agosto de 2020 Israel firmó los Acuerdos de Abraham con Bahréin y Emiratos Árabes Unidos; además, el país judío ya mantiene relaciones con Marruecos y Sudán. Una vez “superadas” las hostilidades de Israel con los países vecinos, el gobierno norteamericano considera que de esta manera será más fácil “combatir las amenazas compartidas en Oriente Medio”, es decir, el terrorismo.

“Israel es un socio estratégico para los Estados Unidos y esto abrirá oportunidades adicionales de cooperación con el Comando Central, mientras que mantendrá una fuerte cooperación entre Israel y los aliados europeos”, declaró el Pentágono tras la decisión. Según el Instituto Judío de Asuntos de Seguridad Nacional (JINSA por sus siglas en inglés), el cambio de comando “podría allanar el camino para que el Pentágono utilice a Israel para más operaciones regionales, actualizando de manera más directa las fuerzas ya colocadas allí”.

Las buenas relaciones entre el gobierno israelí y el estadounidense son más que evidentes y duraderas, y esto se aprecia en el hermanamiento de las fuerzas armadas de ambos países. En la zona, las fuerzas aéreas americanas e israelíes entrenan juntas a menudo.

¿Cuáles son los objetivos que subyacen?

La decisión del expresidente Donald Trump se tomó en mismo momento en el que las hostilidades entre Estados Unidos e Irán estaban a flor de piel de nuevo. Varios hechos evidencian este ambiente hostil. Por un lado, Mike Pompeo, el secretario de estado de Estados Unidos, acusó a Irán de ser la nueva sede de Al-Qaeda, por otro, los medios israelíes informaron de la existencia de “tres planes de emergencia” para frenar el programa nuclear de Irán entre los que se contemplaba el ataque aéreo a las instalaciones militares del país. Por último, un submarino nuclear israelí y tres portaviones estadounidenses rondan por el Golfo Pérsico.

Ante el submarino israelí, la respuesta del gobierno de Irán ha sido clara: habrá una acción “contundente” contra la “agresión” que supone la entrada de un submarino israelí en las aguas del Golfo. "Todo el mundo sabe lo que significa el golfo Pérsico para Irán, y qué política sigue Irán sobre sus intereses y seguridad nacionales", señaló durante una rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh. "Son conscientes de los riesgos de cruzar las líneas rojas de Irán” añadió.

El ejército iraní durante un simulacro anual en las costas del Golfo Pérsico

Con las fuerzas armadas a punto de caramelo, el más mínimo movimiento podría desembocar en una guerra de gran envergadura que se desarrollaría precisamente en el área coordinada por el CENTCOM, por lo que las fuerzas armadas estadounidenses podrán mantener la iniciativa sobre la planificación de estrategias, entrenamiento y acciones militares respecto a las fuerzas israelíes, erigiéndose como elemento de apoyo a las mismas.

En definitiva, antes de salir de la Casa Blanca, Donald Trump se preocupó de sellar la estrategia que ha ido realizando durante todo su mandato sobre Irán. Bajo el lema de impulsar la lucha contra el terrorismo, el país americano tiene controlado a su mayor enemigo—Irán—a la vez que refuerza las alianzas con su “hijo predilecto” —Israel—. Una ventaja sobre Irán supondría el casi control de la zona, desplazando a la potencia regional que lidera el resto de países chiítas musulmanes y ganando parte del pastel a Rusia y China, potencias que también influyen en Oriente Medio.

COMPARTIR: