01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Angela Dobrowolsky, esposa del conocido productor catalán de TV, está investigada por supuestamente inyectarle dos dosis de insulina mientras dormía

La fortuna de Josep Maria Mainat: 80 millones de euros tienen la culpa de su intento de asesinato

Mainat y su esposa Angela en El Convidat de TV3.
Mainat y su esposa Angela en El Convidat de TV3.
El juzgado de Instrucción número 32 de Barcelona investiga el presunto intento de asesinato que sufrió el productor Josep María Mainat por parte de su exmujer, Angela Dobrowsky, de origen alemán, 37 años de edad y estudiante de Medicina con la que tiene dos hijos, nacidos en 2012 y 2015 después de doce años de relación. Mainat tiene una larga trayectoria profesional y ahora ocupa 11 cargos en nueve sociedades diferentes dedicadas al mercado inmobiliario y a producir programas de televisión.

La vida de Josep María Mainat está repleta de luces y sombras. El exintegrante del grupo musical satírico La Trinca se hizo de oro como productor televisivo: A finales de los ochenta lanzó junto a sus compañeros la compañía Gestmusic, responsable de títulos históricos de nuestra industria televisiva como 'Crónicas Marcianas' y 'Operación Triunfo'. 

Cierto es que en los últimos años Mainat no ha sido noticia por sus triunfos televisivos, hace una década dejó Gestmusic y posteriormente creó Reset TV. Y es que los periódicos prácticamente solo hablan de él por su vertiente independentista. 

El empresario, padre de cinco hijos (dos apdoptados) y emparejado (nunca se llegó a casar) 'media vida' con la llorada actriz Rosa María Sardà, figuró en la lista electoral Junts pel Sí (que agrupaba a los restos de Convergència y a ERC) y se posicionó de forma vehemente contra las políticas del Estado español.  La pareja vivía junta en una casa que ocupa toda una manzana del barrio de Horta, una zona acomodada de Barcelona. La vivienda comparte ese gran espacio con las instalaciones de la producta Reset TV, propiedad del propio Mainat.

Novela negra

La noticia adelantada por La Vanguardia tiene todos los ingredientes propios de la novela negra: Mainat, de 73 años, estaba preparando su divorcio de la joven estudiante de medicina Angela Dobrowsky, de origen alemán y de 37 años, 36 años más joven que él y con el que tiene dos hijos, una niña de ocho años y un niño de cuatro.

Dobrowksy. supuestamente, habría inyectado dos dosis seguidas de insulina a su todavía marido, provocándole un coma hipoglucémico. Toni Muñoz, de La Vanguardia, aseguró ayer en la Cadena SER que "ella sabía se quedaba fuera de una suculenta herencia, e intentó frustrar estos planes". Una herencia que engordó los ya suculentos ingresos de Mainat cuando vendió Gestmusic junto a su socio Toni Cruz a Endemol por unos 90 millones de euros.

Antes de todo esto, Angela había interpuesto una denuncia contra el productor por causas desconocidas. Poco después Mainat la había denunciado en dos ocasiones, en una por agredir supuestamente a una persona de servicio y otra por haberle empujado, supuestamente, por la escalera. Angela habría grabado todas sus discusiones con Josep María Mainat, grabaciones que ya obran en poder los investigadores de los Mossos.

Según se ha conocido estos días, "de vez en cuando, él invitaba a su todavía mujer a cenar a casa con los niños y se quedaba a dormir en el cuarto de invitados". Pero en la noche del 22 al 23 de junio, la esposa entró en la habitación del productor y le pinchó dos inyecciones a pesar de la resistencia que opuso el empresario. El exceso de insulina provoca una brusca bajada de azúcar que hace entrar al cuerpo en un coma hipoglucémico que sume al enfermo en un sueño profundo y le deja sin capacidad de reacción.

Azúcar

Según las primeras investigaciones, pasaron 20 minutos hasta que Dobrowsky llamó a la ambulancia tras desoír el consejo del 112, que le pidió que le diese azúcar. Ella supuestamente contestó que no había azúcar en la casa. A pesar de ello, Mainat solo tardó dos días en recuperarse del coma. 

En el hospital se inició un protocolo de aviso a las autoridades porque cuando se despertó del coma Mainat le dijo a la cuidadora de sus hijos "ha sido ella, me ha querido matar", pero dudó si poner o no la denuncia y finalmente fue su hijo quién interpuso la misma que se unió al informe elaborado por el hospital. No obstante, explica que tras lo sucedido él no dejó de ver a su esposa, porque "tienen dos hijos en común muy pequeños y consideró que no se podía privar a sus hijos de ver a su madre”. En la ambulancia ya dijo Mainat que "me ha inyectado insulina". Fue su hijo mayor Pol Mainat Sardá quien formalizó la denuncia ante los Mossos d’Esquadra.

Mientras, Mainat contrató seguridad privada armada durante las 24 horas para protegerle y cambiaba las cerraduras de la casa. Pero su mujer continuaba entrando en el domicilio y grababa todas sus conversaciones con el productor. Los Mossos comenzaron a investigar, tiraron del hilo y vieron a través de las cámaras de videovigilancia que la noche casi fatídica Dobrowsky "entra hasta 13 veces a la habitación del periodista para comprobar qué tal está". 

   El productor Josep María Mainat.

"También aparece dos minutos detrás de la puerta de la nevera porque parece que intenta esconder que está preparando unas dosis de insulina. Ella le midió la glucosa cuando le pone las dos inyecciones hasta en dos ocasiones", añadía La Vanguardia, que también explica que la estudiante "intentó manipular el glucómetro para decirle a los Mossos que estaba bien midiéndose ella misma la temperatura". 
 

Amor y propiedades

Dobrowski fue detenida por este hecho y también volvió a serlo el 21 de septiembre por intentar sacar dinero de Mainat, en concreto 4.100 euros, con cheques de banco falsificados. El productor no pareció advertir nunca lo que se le venía encima hace cuatro años cuando concedió esta entrevista: "Yo creo que mi esposa actual será la última. No porque yo me haga viejo, sino porque creo que congeniamos mucho. En todo aquello que puede crear conflictos, curiosamente, ahí estamos de acuerdo", declaraba en El Periódico.

Josep Maria Mainat posee varias sociedades y una inmobiliaria. El productor consta en The Trader Channel 2019, Corporación Tanam (socio), que es su sociedad inmobiliaria, Fincas Flash, Reset Creatius (su productora de televisión). Hasta el 13 de agosto de 2002 fue socio junto a Toni Cruz de Gestmusic Zeppelin Internacional que la vendió a la holandesa Endemol por 90 millones de euros. Tambien dejó en 2012 su participación en TV Flash Producciones y en Eleatele. Otras sociedades, como Elbus, Diagonal TV o Neodiet también formaron parte de sus intereses.

La productora Reset tiene un capital social de 50.000 euros y un activo de 440.000 euros. El pasado año perdió 157.500  euros. Por cierto, el administrador de esta sociedad es Toni Cruz, el socio y amigo más importante de Mainat desde la época de La Trinca. La otra sociedad importante de Mainat es Corporación Tanam con un capital social de 16.800.000 euros y un activo de 17.147.282 euros. Su último balance es e 2017 y presentó beneficios de 62.000 euros.

Fincas Flash S.L. es la empresa que la pareja poseía en administración mancomunada con Angela Dobrowolski, aunque la empresa matriz es la Corporación Tanam, pero sin actividad en 2018, con unos activos de 12.426.579 de euros y pérdidas de 157.000 euros en 2018. Tiene un capital social de 11.426.900 euros. El objeto de la empresa era "la compraventa de bienes inmobiliarios por cuenta propia, alquiler de bienes inmobiliarios por cuenta propia". La empresa continúa activa.

The Trader Channel 2019 está administrada únicamente por Mainat y dedicada a "actividades de producción cinematográfica y de vídeo" no parece tener mucha actividad, ya que solo consta de 6.000 euros de capital social y no ha presentado todavía balances en el registro.

Parece entonces claro que un divorcio con la hispano-alemana supondría para ella la pérdida de una herencia más que considerable, ya que estaríamos hablando de un capital de unos 80 millones de euros, aproximadamente.

Josep Maria Mainat llevaba con su mujer 12 años de relación. Angela Margarita Dobrowolski era una mujer poco conocida a nivel social, pero de la que se enamoró el exproductor desde el principio. Ahora se conocen algunos detalles más escabrosos del asunto y es que al parecer Angela viviría en casa de Mainat con su nueva pareja, Gabriel. El viernes por la mañana la exnovia de Gabriel, Alinka, de origen ruso, protagonizaba un altercado a las puertas del domicilio del productor. Mainat está ya viviendo en Canet de Mar con sus hijos y desconoce quien estaba este viernes en su casa.

El matrimonio vivía junto a sus dos hijos -Jana, una niña nacida en 2012, y Joan Ramón, un niño nacido en el 2015, llamado así en homenaje a su hermano fallecido de cáncer, en el barrio barcelonés de Horta-Guinardó, donde también residía su expareja Rosa María Sardá, que falleció a causa del cáncer hace unos meses, unos días antes del intento de asesinato.

"Lo más importante que busco en una mujer, y esto parece un tópico, es la conexión. Que no nos peleemos por tonterías. Y para eso se necesita un cierto sentido del humor, un cierto saber estar, no discrepar en cosas fundamentales", aseguraba. 

Polémicas

Mainat arrastra una fama polémica en la industria televisiva. Célebres son sus enfrentamientos con Risto Mejide, al que puso a caer de un burro por su papel en OT: "Iba en contra de la cadena y del formato. Puedes ser crítico y divertido pero cuando eres desagradable y fuera de contexto, Simon Cowell nunca lo hubiera dicho, por eso el cobra 4 millones al año y él no".

El productor, que asegura que escribía los dardos de Mejide contra los triunfitos, tampoco se habla con Paolo Vasile, tal y como reveló en Jot Down: "Es un personaje con el que siempre nos hemos entendido mal, aunque nosotros somos unos personajes con los que tampoco es fácil llevarse bien, porque defendemos mucho nuestras opiniones. Eso Paolo no lo soporta y poco a poco ha ido degradando nuestra relación, hasta el punto de que hoy dudo que quiera trabajar con nosotros". 

Independentismo

El empresario catalán escribió una canción satírica en solidaridad con los que apoyaron el procés. Esto es lo que decía la letra de su tema: "Y terminaron exiliados, encarcelados, y bien golpeados, tras el 155 a ver si así escarmienta y con todo ello se pensarán que no volveremos… ¡Volveremos! Creen que no lo volveremos a hace". 

"Lo volveremos a hacer, que todo esto sólo ha sido como un ensayo improvisado. Se han quedado asustados al ver que los tenemos cuadrados. No se podían ni imaginar el follón que podemos montar. Lo volveremos a hacer tantas veces como haga falta, hasta que lo consigamos", sigue. 

Mainat también ha saltado a los medios por sus ataques al Estado español mediante tuits incendiarios: "Me cago en el reino de España, en sus políticos, en su justicia y en su puto borbón", decía en uno de ellos, que luego borró y por el que pidió disculpas por los insultos vertidos en él.

En una entrevista concedida a Jot Down matizó su postura: "Me posiciono a favor de una consulta, porque asistimos regularmente a un montón de discusiones interminables sobre números, cifras que tienen que ver con la cantidad de gente que está a favor y la cantidad de gente en contra, que se resolverían de una forma sencilla: Preguntándoles. Por esa razón más que por el independentismo me posiciono a favor de saber lo que piensa la gente". 

Parece que este culebrón no ha hecho nada más que comenzar.

COMPARTIR: