22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La hija mayor de Amancio Ortega colocó en febrero a un hombre de su confianza en el consejo de la cadena hotelera, pero decide centrarse en PharmaMar

Batalla de los 'cachorros' del poder: El yerno de Juan Roig ayuda a Kike Sarasola y Sandra Ortega abandona Room Mate

Sandra Ortega, Kike Sarasaola y Roberto Centeno.
Sandra Ortega, Kike Sarasaola y Roberto Centeno.
Kike Sarasola ha tenido como socia en sus negocios hoteleros durante años a Sandra Ortega, una de las mujeres más ricas del mundo e hija de Amancio Ortega. Ahora, la empresaria gallega empieza a alejarse de Sarasola mientras éste ve la solución momentánea a sus problemas en Roberto Centeno, yerno de Juan Roig de Mercadona, que le ha realizado un préstamo de 15 millones de euros después de que él solicitase 50 al SEPI para evitar su bancarrota.

Kike Sarasola es uno de esos nombres asociados al poder desde siempre. Su padre, el fallecido Enrique Sarasola Lerchundi, fue el hombre de negocios favorito de Felipe González y él mismo ha sabido moverse en el poder político y económico con facilidad, siendo más cercano a la órbita del centro derecha, acercándose primero a Ciudadanos y al PP de Isabel Díaz Ayuso, después. 

Sin embargo, Sarasola comenzó a tener problemas durante los primeros momentos de la crisis de coronavirus. Hasta el punto de llegar a pedir un rescate públicamente de 50 millones de euros al SEPI. Finalmente, esta ayuda llegaba por un camino inesperado. Mediando un crédito privado de 15 millones de euros, concedido por Roberto Centeno, yerno de Juan Roig, el dueño de Mercadona, a través de su grupo inversor Atitlan.

"Han sido semanas muy difíciles. Estoy muy contento de anunciar una ayuda de 15M€ que hemos conseguido para Room Mate. Sé que el sector lo está pasando muy mal. Nosotros hemos sufrido mucho, está siendo una época muy dura. Gracias a todos por vuestro apoyo", anunciaba el propio Sarasola en su cuenta de Twitter. Según Vozpópuli, Sarasola celebró el nuevo crédito con una fiesta por todo lo alto con Dj incluido. El ritmo de vida del que fue considerado durante años uno de los grandes representantes de la nueva hornada de la Jet Set parece no haber variado tras anunciar que sus empresas Room Mate estaban en riesgo. 

Roberto Centeno. 

El maná llegado de manos de Centeno coincide con el anuncio de la marcha de una socia importante para Sarasola, Sandra Ortega, hija de Amancio Ortega y una de las mujeres más ricas del país. Ya el pasado mes de febrero, Ortega anunció que en el consejo de la cadena hotelera se sentaría en representación suya José Antonio Fresnedo, uno de sus hombres de confianza, mientras ella apostaba por una presencia activa en PharmaMar. Fresnedo tomaba así el relevo de José Leyte, un hombre que contaba con toda la confianza de la madre de Sandra Ortega, la fallecida Rosalía Mera. Muchos ven en este paso el arranque en las maniobras de la hija mayor de Amancio Ortega para abandonar en un futuro próximo la empresa de Sarasola, uno de esos nombres eternos entre los poderosos.

Un cachorro de la Jet Set

Enrique Kike Sarasola Marulanda nació en 1963 siendo el hijo mayor del matrimonio formado por Enrique Sarasola y Cecilia Marulanda. Triunfó como jinete durante años llegando a participar en tres Juegos Olímpicos: Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Sidney 2000.

Durante los años ochenta y noventa se le adjudicaron varias relaciones sentimentales con féminas no muy conocidas. Sin embargo, Kike Sarasola fue el primer deportista de élite en salir del armario en España. Fue en la desaparecida revista Zero en el año 2001.

Desde el año 2006 está casado con el canario Carlos Marrero, tras casi veinte años de un noviazgo silencioso. En la ceremonia estuvo acompañado por el que fuera íntimo amigo de su padre, el expresidente del Gobierno Felipe González. Carlos y Kike han formado una familia al tener dos hijos mediante gestación subrogada: Aitana (2012) y Enrique Junior (2015).

Kike Sarasola  y su marido Carlos Marrero. 

Fuera del deporte, Enrique Sarasola Jr. ha triunfado en el mundo empresarial gracias a su cadena de hoteles Room Mate, especializados en turismo LGTB. En junio de 2018 decidió unir las distintas marcas bajo su dominio, desde que fundara el primer establecimiento en 2005 en la céntrica plaza de Vázquez de Mella (ahora Pedro Zerolo) en Madrid capital.

Room Mate Group es el nombre bajo el que ahora se agrupan las tres empresas con las que opera Sarasola: Room Mate Hotels, Be Mate y X-Perience. Actualmente, la compañía cuenta con 23 hoteles Room Mate y once nuevos proyectos con apertura prevista para los próximos meses en ciudades como Rotterdam, San Sebastián, París, Roma, Nápoles o Lisboa.

Room Mate Hotels fue registrada como marca por la empresa Room Mate S.A. en diciembre de 2013 con el número de expediente de M-3088160. Sin embargo, la sociedad Room Mate  se constituyó en el año 2000, con sede en el número 50 de la madrileña calle de Velázquez y con un capital social de 60.000 euros. No presenta cuentas desde 2016.

Todo un complejo entramado de ingeniería financiera tapado por diversas sociedades. Así, la presidencia del consejo está a cargo de Tafay 2000 S.L. donde a su vez figura como administrador único Roommate Oficina S.L. cuyo representante es otra sociedad denominada Roommate Valencia S.L. Toda una telaraña de sociedades para tapar a su verdadero propietario. 

Buscando mucho, aparece por fin como representante legal la persona de Enrique Kike Sarasola. La empresa Room Mate Valencia S.L. nació en febrero de 2006 y en ella aparece como administrador único, desde 2009, el hijo de Pichirri Sarasola. También, la empresa Roomate Oficinas S.L. se constituyó en 2009 con el objeto social de “explotación de oficinas, locales e inmuebles en general, por sistema de alquiler, arriendo, subarriendo, leasing inmobiliario, préstamo de uso, de tiempo compartido, contratos de gestión, etc.” con un capital social de 3.100 euros. Pero tampoco presenta cuentas desde 2011.

Se trata de una matrioska de empresas que le permiten controlar los famosos hoteles, que son la piedra angular de su fortuna.

Caracterizado como Drácula en la película 'Killer Barbies contra Drácula' (2005). 

También en Room Mate Group se agrupan otras dos empresas del emporio de Sarasola Jr: Be Mate y X-Perience. La primera fue creada en junio de 2014 con un capital social de 60.000 euros y tiene unas ventas anuales de entre uno y dos millones y medio de euros. “Crear, mantener y explotar páginas y portales en internet; ofrecer servicios de hospedaje y mantenimiento de páginas y portales, de intermediación en el registro de dominios y de correo electrónico y comunicación mediante internet; y las actividades de los ramos del diseño convencional y tecnológico”, es su objeto social.

En cuanto X-Perience, fue creada en 2017 y tiene como objeto social “la asesoría operacional, tecnología y digital en todos los sectores de servicios y consumo. La realización de estudios de mercado y desarrollos tecnológicos y procesos de digitalización”. Su capital social es de 3.000 euros y presenta unas ventas inferiores al medio millón de euros.

En 2019 Room Mate empezó a presentar problemas aunque no se resintió en nada la vida social de Sarasola Jr. Algo que lo diferencia de Sandra Ortega su, por ahora, socia, que siempre ha sido alérgica a la publicidad. 

La primogénita de Inditex

Sandra Ortega es hija de Amancio Ortega y Rosalía Mera. Estudió en un instituto público aunque en su infancia pasara por el colegio de monjas Las Esclavas de La Coruña. Estaba muy unida a su madre y no trabaja en los negocios de su padre. Se licenció en Psicología y actualmente es la vicepresidenta de la Fundación Paideia, a la que dice dedicar muchas horas. Está casada con Pablo Gómez, que sí es empleado de Inditex, muy querido en la empresa donde ejerce de comercial. Juntos tienen tres hijos y ya le han dado a Amancio su primera nieta. Hace unos años Sandra vendió todas sus acciones en Inditex (un 1,99%), al igual que hiciera su madre, por lo que ingresó la cantidad de 30.330 millones de pesetas. De ahí viene su fortuna. Sandra, al igual que hacía su madre, mueve la práctica totalidad de sus ingresos a través de sociedades de inversión mobiliaria de capital variable (SICAV), que en un poco tiempo se han convertido en el vehículo de inversión favorito de los poderosos, en una nueva manera de esquivar al Fisco, ya que sobre las ganancias tan sólo se abona un 1% de impuestos frente al 35% general.

Sandra Ortega y su marido.

La hija mayor de Amancio Ortega figura como principal accionista y presidenta de la sociedad de inversión Quembre de Inversiones Simcavf S.A., creada en mayo de 2001 con un capital social inicial de 18 millones de euros y con el único fin de reinvertir el dinero recaudado con la salida a bolsa de Inditex. A su vez, María Sandra Ortega Mera aparece como administradora de Breixo Inversiones Sicav S.A., Soandres de Activos Sicav S.A. y Mateus Inv Sicav S.A. Todas ellas radicadas en la capital de España. También figura como administradora de varias sociedades de su madre: Rosp Corunna SL, Rosp Corunna Participaciones Industriales SL., Ferrado Inmuebles S.L, Trebore y Viveros Borrazas S.L.

Los "cachorros" del poder parecen tomar posiciones para en el futuro sustituir a sus "mayores" al frente de los negocios.

COMPARTIR: