20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En la residencia Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid) son atendidos 114 hombres con problemas de discapacidad intelectual y física

Asi son las instalaciones donde trabaja Iñaki Urdangarin como voluntario cuando sale de Brieva

En esta sala trabaja Iñaki Urdangarin.
En esta sala trabaja Iñaki Urdangarin.
Desde el pasado jueves Iñaki Urdangarin comenzó a prestar servicio como voluntario en la residencia Hogar Don Orione, un centro donde se atiende a 114 hombres discapacitados físicos e intelectuales, tutelado por la Comunidad de Madrid pero atendido por una orden religiosa de origen italiano, seguidores del beato Luis Orione. Aquí mostramos las instalaciones donde presta servicio el cuñado del Rey dos días por semana, los martes y jueves, junto a personal sanitario y otros voluntarios.

En estas instalaciones de la residencia Hogar Don Orione, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, pasa Iñaki Urdangarín ocho horas diarias los martes y jueves, haciendo un voluntariado.

Desde la semana pasada, cuando el juez de vigilancia penitenciaria número 1 de Valladolid le concediese la prerrogativa de estar dieciséis horas semanales fuera de la cárcel de Brieva, en Ávila, el cuñado del Rey, ha conocido las instalaciones del Hogar Don Orione y ya se ha adaptado al entorno y las instalaciones, trabajando junto al personal sanitario y otros voluntarios.

Piscina de bolas donde los internos hacen terapia y se divierten al mismo tiempo.

En su página web el centro Hogar Don Orione explica que "desde Coordinación de Actividades del Hogar Don Orione se persigue posibilitar proyectos ocupacionales individualizados para cada una de las personas del Centro. Proyectos que generen felicidad a la persona que participa de ellos. El personal encargado de este servicio diseña un programa cada año que pone en conocimiento de las familias, promoviendo la participación de los usuarios y procurando adecuarlo a cada persona". En estas actividades Iñaki Urdangarin ayuda a los residentes.

Las colchonetas sirven para hacer ejercicios de fisioterapia.

Otras actividades en las que podrá ayudar Urdangarín serán los talleres de artes plásticas o salidas de ocio que realizan los internos, como terapias para montar a caballo o paseos por la naturaleza, donde siempre tienen que ir acompañados.

Los pacientes hacen ejercicios al aire libre también.

La residencia posee una casa vacacional en la localidad de Cercedilla en plena sierra de Madrid y allí llevan a los internos en colonias desde mediados de junio hasta finales de agosto. La casa es ocupada por turnos y los voluntarios también hacen trabajo con los internos en este período veraniego.

En Don Orione los internos hacen ejercicios en el patio también.

El Hogar Don Orione también añade que en estas colonias "los voluntarios participan y colaboran junto a trabajadores y religiosos en una convivencia de diez días en la que todo se comparte, desde la salida del sol hasta el anochecer: el trabajo, el esfuerzo, las actividades cotidianas, los momentos de juego y descanso, las risas… y que es enriquecedora en dos sentidos: los usuarios viven en permanente integración pues comparten su cotidiano con personas que no les acompañan habitualmente y  los voluntarios reciben la satisfacción de apoyar a otras personas en sus quehaceres diarios. Usuarios y voluntarios participan de esta alegre experiencia que sin duda los ayuda a crecer y a disfrutar", explican.

Los residentes de Don Orione hacen ejercicios de rehabilitación.

Evidentemente Iñaki Urdangarin no podrá estar diez días en Cercedilla de colonias, pero quizás los martes y los jueves sí pueda acudir allí, ya que esta localidad de la sierra está más cerca de Ávila que Pozuelo de Alarcón, en concreto 72 kilómetros por el camino más corto.

Queda por comprobar si el cuñado del Rey acompañará a los residentes en sus salidas por ciudades como Madrid o excursiones a Segovia, donde su notoriedad es obvia, o si por el contrario la dirección del centro preferirá dejarlo que cumpla siempre su voluntariado dentro de las instalaciones.

COMPARTIR: