29 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Juan Carlos I le otorgó el título de marqués y está investigado por las comisiones del AVE a la Meca con su empresa OHL

La caída de Juan Miguel Villar Mir, el íntimo amigo del Rey Emérito al que Podemos quiere sentar en el banquillo

Juan Miguel Villr Mir.
Juan Miguel Villr Mir.
En Unidas Podemos no están dispuestos a que el entorno de Juan Carlos I se libre de la justicia. Al hilo de la Pieza Carol en la que están imputados Corinna y Villarejo, ahora el partido morado exige al Juez que instruye el caso en la Audiencia Nacional, que impute al primo del Rey Emérito Álvaro de Orleans, y al empresario Juan Miguel Villar Mir. Es el presidente del Grupo VIllar Mir y fundador de la constructora OHL y fue Ministro y Vicepresidente del primer Gobierno tras Franco.

Podemos ha solicitado al juez Manuel García-Castellón que no archive el caso del supuesto encargo de la examiga del Rey Emérito Corinna Larsen al comisario jubilado José Manuel Villarejo, y cite a declarar como investigados en la denominada pieza 'Carol' al empresario Juan Miguel Villar Mir y al primo del Rey Emérito Juan Carlos I, Álvaro de Orleans.

Juan Miguel Villar Mir nació en 1931 en una familia conservadora y bien situada económicamente. Su padre era Juan Villar Lopesino, un militar que apoyó a Franco por sus convicciones monárquicas. Tras estudiar en el elitista colegio del Pilar de Madrid, estudió Ingeniería de Caminos, licenciándose en 1955. Tres años más tarde lo hacía en Derecho en la Complutense.

En 1959 se casó con Silvia de Fuentes Bescós con la que ha tenido tres hijos: Juan, que es quien dirige ahora el grupo empresarial; Silvia, vicepresidenta; y Álvaro Villar de Fuente. Silvia, la única chica, es quién le ha dado más quebraderos de cabeza por los escándalos de su yerno, Javier López-Madrid.

Su carrera empresarial de verdad arrancó en Dragados y Consturcciones S. A y en los años sesenta ocuparía puesto institucionales gracias a los tecnócratas que tomaron el régimen franquista y pretendían modernizar, en lo económico, la dictadura. Así en 1964 se puso al frente de la Dirección General de Empleo y en 1967 se convirtió en presidente del Fondo Nacional de Protección del Trabajo.

Con su mujer Silvia Fuentes. 

El origen de su éxito empresarial hay que buscarlo hace medio siglo cuando se convirtió en presidente de los Altos Hornos de Vizcaya. Para esta empresa adquirió en 1973 la constructora Obrascón comprándosela al Banco de Bilbao. Cuando en 1987 se lanzó a crear el Grupo Villar Mir fue ésta constructora el germen de todo. La adquirió a los Altos Hornos por el precio simbólico de una peseta. Sin embargo, abandonó los Altos Horno antes, en 1975, para salta a la política de nuevo para ser Vicepresidente para Asuntos Económicos y Ministro de Hacienda en el Gobierno de Arias Navarro, el primero tras morir Franco, entre diciembre de 1975 y julio de 1976.

Tras su vuelta a la vida civil comenzó a tener éxitos en la empresa privada. En 1982 se puso al frente de Electra de Viesgo, que suministraba electricidad a Cantabria y que, tras pasar a manos del Banco de Santander, hizo que se estrecharon los lazos, aún más, entre los Botín y los Villar Mir. Gracias a la saga banquera santanderina consiguió un crédito de 500 millones de pesetas para comprar Espacio S.A. a los Altos Hornos.  Su carrera de ir adquiriendo empresas. En 1996 se hizo con Construcciones Huerte y en 1999 con Construcciones Laín. Éstas, unidas a aquella Obrascón de los primeros años, dieron lugar a OHL. Además, en 2012 el Grupo Villar Mir entra en el accionariado de Abertis, concesionaria de autopistas en España.

Los problemas de su yerno.

En relación con la Casa Real la familia Villar Mir ha protagonizado otros escándalos a través de Javier López Madrid. López Madrid fue señalado como cliente de Villarejo. De hecho, el excomisario, que está en prisión, fue señalado por la doctora Elisa Pinto como el hombre que la apuñaló en una calle de Madrid, mientras le decía: “López Madrid quiere que cierres la boca”.

Villarejo siempre ha negado ser el agresor de la doctora, aunque sí reconoció haber coincidido con López Madrid: “Era muy pesado, pero lo aguanté por si había riesgo para la Casa Real”, afirmó el excomisario ante la jueza instructora del caso que lo interrogó.

Villarejo tiene prohibido acercarse a menos de 500 metros de la doctora Elisa Pinto, quien reconoció a este mando policial como el responsable del apuñalamiento que sufrió en la calle el 10 de abril de 2014, presuntamente por orden del empresario López Madrid para quien el excomisario trabajaba según la denuncia interpuesta.

Villar Mir y el Rey Emérito. 

Fue en marzo de 2014 cuando la doctora Pinto denunció al empresario por presunto acoso sexual, amenazas y agresión. Un caso que empezó a instruir la magistrada, Belén Sánchez, titular del Juzgado número 39 de Madrid, que fue quien dictó en junio de 2017 una orden de alejamiento contra el excomisario José Manuel Villarejo Pérez, que desde noviembre de 2017 está en prisión preventiva por orden del Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional debido a su presunta implicación en el llamado “caso Tándem”.

Pero en relación a la Casa Real, el momento más peligroso protagonizado por este singular empresario tuvo lugar a finales de 2018. Fue entonces cuando el polémico ex comisario José´Miguel Villarejo amenazó veladamente con hacer públicos mensajes entre la Reina Letizia y el yerno de Villar Mir, para el que supuestamente trabajó en muchas ocasiones.

El Gobierno del PSOE reaccionó rápidamente creando una comisión especial. Este grupo de trabajo estuvo encabezado por Pedro Sánchez, presidente del gobierno, junto a Carmen Calvo, vicepresidenta, Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior y Félix Sanz Roldán, entonces jefe supremo del CNI.

Javier López Madrid. 

La periodista Ana Romero cuenta en su libro El rey ante el espejo una parte de este episodio de las grabaciones entre la reina Letizia Ortiz y el empresario López Madrid, que se hicieron amigos cuando el rey Felipe VI los presentó en 2002. En marzo de 2016, con motivo del escándalo de las tarjetas black de Bankia, ya se filtraron unos mensajes entre la Reina y el ex consejero López Madrid, que se habrían producido dos años antes.

La amistad del monarca español y López Madrid proviene de cuando coincidieron en un safari en Kenia a finales de los años 90. La relación de López Madrid, ahora presuntamente alejado de todos los círculos reales, fue muy estrecha llegando ser el padrino de Irene, la hija menor de la infanta Cristina de Borbón con Iñaki Urdangarín.

Fue el escándalo de las tarjetas black lo que desveló que López Madrid figuraba en la lista de 86 directivos de la antigua Cajamadrid que utilizaron la tarjeta de la entidad, rescatada con dinero público, para efectuar gastos personales. En su caso, fueron 34.807 euros, que devolvió inmediatamente cuando estalló el escándalo.

COMPARTIR: