07 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las diez personas arrestadas en la operación policial en la localidad cántabra de Solares pertenecían a esta entidad

Detienen a un grupo dedicado a las extorsiones y secuestros que se tapaban detrás de una asociación cannábica

Marihuana incautada.
Marihuana incautada.
Los detenidos estaban inscritos en una asociación cannábica ubicada en el municipio cántabro de Solares, un grupo sin ánimo de lucro dedicado a la distribución de marihuana entre los socios componentes del grupo. Obviamente, era su tapadera.

El suceso ha ocurrido en la localidad cántabra de Solares, donde la Guardia Civil ha procedido a desarticular a una banda criminal de narcotraficantes que, además, contaban con antecedentes de robo con uso de violencia, secuestro e innumerables amenazas. En total son diez los detenidos.

El grupo criminal era violento, y seguían pautas de los dos cabecillas que articulaban la banda y se dedicaban a presionar a las personas que les debían dinero.

Guardia Civil con la marihuana incautada.

Eran capaces de agresión con violencia o directamente de secuestro, como ocurrió con uno de ellos al que tuvieron varios días encerrado en una cabaña ubicada en el municipio de Liérganes.

Todo apunta a que era sospechoso de haberse ‘chivado’ a la Guardia Civil sobre la operación que se estaba llevando a cabo, por lo que los cabecillas procedieron a extorsionarle. Y no solo en una ocasión, puesto que 15 días más tarde intentaron secuestrarlo de nuevo, e incluso llegó a sufrir agresiones con una barra de hierro.

Estas prácticas eran muy comunes dentro de la banda criminal. En otra ocasión sacaron por la fuerza a un hombre de una vivienda y lo llevaron hasta la asociación, donde procedieron a agredirle con otra barra de hierro, aunque consiguió huir.

 El operativo en marcha

La operación de desarticulación ha recibido el nombre de ‘Lost mounts’, puesta en marcha desde hace un mes. La señal de alarma que activó el operativo fue la redada que se llevó a cabo en la asociación cannábica, razón que alarmó al pueblo cántabro.

Marihuana incautada por la Guardia Civil.

En primer lugar, la Guardia Civil comenzó a sospechar que se estaba cometiendo un posible tráfico de drogas en una asociación cannábica de las mismas características, ubicada en Heras, pero finalmente se trasladaron a Solares el pasado mes de octubre.

Esta investigación llevó a las fuerzas de seguridad a dar con la clave del liderazgo de la asociación, revelándose que lo ejercían dos personas que estaban al mando del grupo.

Debido a las restricciones de movilidad en las que se encuentra España, los cabecillas redujeron la asiduidad de sus viajes para abastecerse de provisiones como solían hacer, concretamente a Marruecos y a Cádiz. Durante uno de estos viajes, y ya de vuelta a Cantabria con el resto del grupo, la Guardia Civil les requisó 2,5 kilos de hachís.

En otra de las ocasiones, uno de los integrantes del grupo fue detenido por la Policía que opera en Marruecos, y se le incautaron un total de 80 kilos de hachís, por lo que fue encarcelado allí mismo.

Marihuana incautada por la Guardia Civil.

El resultado ha sido de un total de 10 detenidos gracias al operativo de investigación llevado a cabo por la Guardia Civil. Todos ellos tienen procedencia española, y sus edades están comprendidas entre los 22 y los 46 años. Además, todos ellos son vecinos de Vizcaya y Cantabria. Los dos cabecillas que estaban al mando de la organización han entrado directamente en la cárcel. 

Aparte de los antecedentes con los que contaba cada integrante del grupo, han sido imputados por poseer alrededor de unos 100 kilos de marihuana.

COMPARTIR: