29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato mayoritario ACAIP expresa su preocupación ante la falta de formación profesional de sus trabajadores en materia de informática

Los funcionarios de prisiones denuncian la falta de medios informáticos en las cárceles españolas

Funcionario y un Policía junto a su ordenador.
Funcionario y un Policía junto a su ordenador.
El ACAIP- UGT, sindicato mayoritario en prisiones, ha puesto de manifiesto el déficit de material informático que se da en las instituciones penitenciarias. El sistema es anticuado y la falta de formación de los trabajadores ha puesto de manifiesto la urgencia de renovar el sistema informático de las prisiones. En la mayoría de casos, los funcionarios no pueden desempeñar sus funciones laborales de manera correcta. Desde el Sindicato han pedido la modernización tecnológica.

El pasado nueve de diciembre se celebró el día mundial de la informática. El ACAIP- UGT, sindicato mayoritario en prisiones, ha puesto de manifiesto el déficit de material informático que se da en las instituciones penitenciarias con un sistema anticuado, poco extendido y con muchos deberes por hacer relativos a las tecnologías de la información.

En primera instancia, fue la llegada de la COVID-19 y posteriormente, la necesidad de ahorro energético ha incrementado el teletrabajo. Aunque la falta de medios ha provocado que las instituciones penitenciarias hayan sido incapaces de acogerse al teletrabajo.

Nula formación en informática

Además de la falta de medios, hay una nula formación a los trabajadores penitenciarios para la utilización de los programas informáticos necesarios para el desarrollo de sus funciones, por lo que se juntan dos factores. Por un lado, equipos anticuados, lentos y escasos, y por otro, carencia de formación y conocimiento de quienes deben utilizarlos. 

Las empresas ofrecen a sus trabajadores formación para el uso de las herramientas informáticas propias, en la administración penitenciaria no ocurre lo mismo, es el empleado quien se debe preocupar por aprender el uso y poder realizar su trabajo, no solo cuando accede a un nuevo puesto, también cuando se cambian o actualizan las aplicaciones. Los problemas de formación en informática, hardware , la antigüedad de los servidores y la falta de equipos deriva en que, en muchas ocasiones, los funcionarios no puedan realizar sus funciones de manera correcta.

La ausencia de inhibidores de última generación y sistemas antidrones

El 2 de noviembre ACAIP-UGT denunció que el 31 de octubre tuvo lugar una nueva entrega fallida por parte de un dron en la prisión de Botafuegos (Algeciras). Los funcionarios se encontraron dos teléfonos móviles, uno pequeño y otro de grandes dimensiones, con sus cables de conexión y 30 gramos de hachís.

Desde el sindicato aseguraron que el actual secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, es conocedor de esta situación, ya que "durante su visita a Botafuegos en julio se le volvió a informar de la asiduidad con la que sobrevolaban drones sobre las cárceles españolas, más en concreto sobre la de Botafuegos". 

También afirmaban desde ACAIP que Ortiz "es consciente del grave problema que originan los drones, que pueden ser utilizados para introducir cualquier cosa. Esta situación genera cierto temor fundado al colectivo de empleados penitenciarios, conocedores de que pueden portar objetos muy peligrosos que puedan ir contra la vida de funcionarios y de internos”.

Alcaraz declara que “el temor de los funcionarios se debe a la posibilidad de que estos drones porten armas de fuego, lo que menoscabaría aún más la seguridad del establecimiento penitenciario y pondría en grave riesgo la integridad física de funcionarios, trabajadores y presos. Cuando hablamos con Ángel Luis Ortiz le repetimos que este problema es nacional. En lo que respecta a Botafuegos se le dijo que nuestros inhibidores de frecuencia están obsoletos, ya que son del 2008 y solo sirven para las frecuencias 2G Y 3G. El secretario general tan solo respondió que tenía una oferta valorada en 2 millones de euros y que estaban esperando más ofertas”.

José Luis Alcaraz declaró que “es necesario que se instalen equipos adecuados a la tecnología actual para poder resolver las actuales problemáticas en las prisiones. Tampoco contamos con sistemas antidrones y esto podría agravar mucho la seguridad del centro. Estas necesidades son reales y son urgentes, son para ayer, por lo que no se puede estar demorando en el tiempo continuamente. Todo esto va a más, puesto que los drones se van a ir sofisticando y nosotros no contamos con ningún medio para hacerlos frente. Como caiga un arma u objeto delicado en manos de irresponsables vamos a tener un problema, por lo que esto hay que atajarlo pronto”, concluye el delegado de ACAIP en Botafuegos.

COMPARTIR: