30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Pernilla Sjöholm, protagonista del documental de Netflix, ha acusado al banco de no informar de que el acusado se encontraba en la lista de fraudes

Las víctimas de ‘El estafador de Tinder’, indignadas: La Justicia da la razón a Simon Leviev e ING

Cecilie Fjellhoy, Ayleen Charlotte y Pernilla Sjöholm, víctimas de 'El estafador de Tinder'.
Cecilie Fjellhoy, Ayleen Charlotte y Pernilla Sjöholm, víctimas de 'El estafador de Tinder'.
Las víctimas de Simon Leviev, conocido como ‘El estafador de Tinder’, denunciaron al banco ING por no haberlas informado de que el timador ya se encontraba en las listas de fraudes. Dos años y medio después, el juez ha fallado a favor de la entidad financiera. Las víctimas intentan recuperar su dinero en una página de GoFundMe mientras Leviev continúa en libertad.

El documental de ‘El estafador de Tinder’ estrenado por Netflix el pasado mes de febrero fue un éxito en la plataforma, aunque no se puede decir que el triunfo acompañe a las víctimas de Simon Leviev. Una de las protagonistas de la película, Pernilla Sjöholm demandó al banco ING por no haberla advertido del peligro que suponía Leviev, que se encontraba en un listado de vigilancia (watch list) del banco, y haber permitido que el timador recibiera las transferencias bancarias. Sjöholm acudió a los tribunales con esta información, pero la corte de Ámsterdam falló a favor del banco después de dos años y medio de espera.

Esta mujer no fue la única que denunció a la entidad financiera, ya lo hizo Ayleen Charlottee en 2021, obteniendo un resultado idéntico de manos del mismo juez. Sjöholm declaró al periódico holandés De Telegraaf que transfirió “todo ese dinero en 2018, el año que ING recibió una multa enorme porque el banco no hizo suficiente contra el lavado de dinero. (...) Creemos que ING podría haber hecho más para protegernos, porque transferimos nuestro dinero a un estafador que ya estaba en listas de fraudes”. Esta convicción férrea ha provocado que el abogado de la estafada intente presentar el caso a un juez distinto, pero ING está dispuesto a ir a juicio de nuevo alegando que no ha hecho nada malo, según comenta De Telegraaf.

Las tres protagonistas del documental se conocieron como consecuencia del artículo del periódico noruego VG que destapó el caso, lo que hizo surgir su amistad y compartir su experiencia con Leviev. La deuda contraída entre las tres para ayudar al estafador sería de miles de dólares, lo que ha provocado que las víctimas abrieran recientemente una página de GoFundMe para recuperar el dinero estafado, que ascendería a millones de dólares.

La historia del documental

La película documental El estafador de Tinder, estrenada el 2 de febrero en Netflix, cuenta la historia de tres mujeres que aseguran haber sido engañadas por un hombre que logró quedarse con buena parte de su dinero. El documental se basa en un reportaje que el diario noruego VG publicó en febrero de 2019 y que también cuenta la historia de estas mujeres que fueron timadas.

La noruega Cecilie Fjellhøy, la sueca Pernilla Sjoholm y la holandesa Ayleen Charlotte son las protagonistas del filme, en el que relatan cómo conocieron a Simon Leviev en la aplicación de citas y cómo empezó a formar parte de sus vidas (con relaciones amorosas o de amistad). Leviev se presentaba como el hijo de un multimillonario que se hizo rico gracias a la comercialización de diamantes, escenario que acompañaba demostrando a las mujeres que estafaba que llevaba una vida de lujos, con viajes en jets privados y la necesidad de acompañarse de un guardaespaldas porque vivía en un supuesto constante peligro.

Simon Leviev, 'El estafador de Tinder'.

Son estos peligros, precisamente, los que llevaron a las mujeres a darle el dinero que les pedía. Simon Leviev se inventaba historias que iban desde sobornos, que ponían en peligro su vida, hasta cualquier disparate que se le ocurría y que aquellas mujeres creían, porque él, hasta entonces, no les había dado ningún motivo para desconfiar de su palabra. Siempre vieron reflejada, tanto en sus redes sociales como en las conversaciones que mantenían con Leviev, la realidad que él había inventado.

El estafador, estafado

Recientemente, Simon Leviev se convirtió en el estafador estafado en su intento por convertirse en una estrella. Según informó el portal de noticias estadounidense TMZ, el donjuán israelí pagó 6.000 dólares a una mujer para poder verificar su cuenta de Instagram y la de su novia, la modelo Kate Konlin. Ambos suman 45.000 y 128.000 seguidores respectivamente.

Una joven contactó con ‘El estafador de Tinder’ diciendo que su novio trabajaba en Meta, la empresa de Mark Zuckerberg que lleva Facebook e Instagram, y que podía ayudarle a verificar su cuenta de Instagram y borrar todos los perfiles falsos. La mujer hizo varias videollamadas con el protagonista del documental haciéndole creer que estaba en las oficinas del gigante de las redes sociales, lo que hizo que Leviev llegara a un acuerdo con ella: dos pagos de 3.000 dólares y tendría las cuentas verificadas.

Varios días después de haber realizado el pago y viendo que en su cuenta no aparecía el icono de verificado, Simon sospechó que podían haberle estafado, por lo que mandó a un colaborador suyo que se pusiera en contacto con Meta para comprobar lo que pasaba, confirmando que había sido estafado. Pese a que su cuenta sigue sin verificar, Leviev sigue intentando convertirse en un gran 'influencer', exhibiendo una vida lujosa junto a su pareja, amigos y colaboradores en redes sociales, especialmente en TikTok.

Por otra parte, su afán de conseguir más dinero ha llevado al timador a abrirse una cuenta en una app de pago llamada Cameo, donde cobra 200 dólares por mandar mensajes personalizados a fans. Mientras tanto, Leviev se encuentra en Israel en libertad, pese a tener procesos por fraude abiertos en diversos países europeos.

COMPARTIR: