17 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Juzgado de lo Penal nº 2 de Móstoles deja sin ejecutar la condena de dos años mientras dure la tramitación del indulto solicitado por su defensa

La Justicia suspende la pena de prisión de Loredana Istodor, la joven condenada por defenderse de su maltratador

Juzgados de Móstoles.
Juzgados de Móstoles.
El Juzgado de lo Penal número 2 de Móstoles ha suspendido la ejecución de la condena a dos años y nueve meses de prisión de Loredana Istodor, una joven de 23 años penada por causar lesiones a su expareja, del que se estaba defendiendo. La Justicia considera que en la sentencia que la condenó no se menciona su condición de víctima de violencia de género, "que podría motivar la concesión del indulto", por lo que suspende la pena hasta que el Consejo de Ministros se pronuncie al respecto.

Loredana Istodor, la mujer de 23 años condenada a dos años y nueve meses de cárcel por causar lesiones con un instrumento peligroso a su expareja, del que se estaba defendiendo, no entrará en prisión. Así lo ha acordado el Juzgado de lo Penal número 2 de Móstoles, que ha suspendido la medida mientas dure la tramitación del indulto solicitado por la defensa de la joven y en tanto éste no se resuelva por el Consejo de Ministros.

Una decisión que celebra su abogado, Jacobo Teijelo, que hace unas semanas explicaba a elcierredigital.com que el de Loredana es un caso "muy particular". 

Loredana Istodor y su expareja empezaron a salir en marzo de 2017, una relación que se prolongó durante siete meses. "El 2 de septiembre del mismo año lo dejamos porque se dieron los primeros hechos. Me dio una paliza en mi propia casa con mi madre presente en la vivienda", relataba Loredana a elcierredigital.com a pocos días de hacerse efectiva su entrada en prisión. 

El 8 de septiembre "yo iba andando sola por la calle a casa de una amiga y me lo encontré. Me dijo que si podíamos hablar las cosas y nos metimos en uno de los callejones de la calle Toledo con un amigo suyo que estaba con él. Me pidió perdón por todo lo ocurrido y yo decidí volver a mi casa. Me dio una patada, me caí al suelo y él empezó a pegarme. Yo agarré un cristal del suelo para que no se me acercara. Se me abalanzó encima y le corté la mejilla, que empezó a sangrar".

Después de estos hechos ambos jóvenes acudieron a la policía. "Tuvimos un juicio rápido en el que ninguno testificó", asegura Loredana. "Al llegar el juicio del 2 de septiembre yo quité la denuncia porque pensé que así se acabaría todo más rápido, pero a la semana me llegó una carta de que él me había vuelto a denunciar por aquellos hechos". En ese momento el caso de la joven queda archivado, según ha confirmado a este diario su abogado, Jacobo Teijelo. 

"Yo quité la denuncia porque pensé que así se acabaría todo más rápido", asegura Loredana.

En el mes de noviembre, el exnovio de Loredana vuelve a contactar con ella. La amenaza. También a una amiga suya. "'No os quiero ni ver... si os veo os mato... me importa lo mismo pagar cárcel por una que por dos". Por estos hechos el varón fue condenado a once meses. Sin embargo, tal y como explicaba Loredana, el magistrado que la juzgó no lo tuvo en cuenta. "Solo se centró en los hechos del 8 de septiembre, poniéndome a mí como sentencia tres años y nueve meses y 10.000 euros. Luego recurrimos y me bajaron a dos años y nueve meses y 8.000 euros", explica.

No se tuvo en cuenta su condición de víctima de violencia de género

En el auto del Juzgado de lo Penal número 2 de Móstoles por el que se suspende la pena de prisión, el magistrado expone que en la sentencia en la que se condenaba a Loredana,  sorprende "la ausencia de toda mención" a su condición de víctima de violencia de género, un elemento objetivo que podría motivar la concesión del indulto" y por lo que "entiende necesario  suspender la ejecución de la condena en tanto se conoce el sentido final del mismo". 

En concreto, son dos las sentencias dictadas contra su expareja las que acreditan este hecho. El 5 de junio de 2018, el Juzgado de lo Penal número 6 de Móstoles condenó a este hombre por un delito de amenazas, proferidas mediante mensajes de texto enviados al móvil de una amiga de Loredana y al propio de ésta. El 17 de febrero de 2021 el Juzgado de lo penal número 33 de Madrid lo condenó de nuevo por violencia de género, en esta ocasión por la comisión de dos delitos de lesiones. 

La expareja de Loredana fue "condenado en dos ocasiones por la comisión de un delito de amenazas y dos de lesiones de los que resultó a su vez víctima la propia Loredana Istodor. Luego es efectivamente víctima de la violencia de género", razona el juez en el auto, al tiempo que aclara que el enfoque de violencia de género en el enjuiciamiento "obliga a los jueces y tribunales a adoptar una actitud proactiva en favor de las mujeres a la hora de corregir situaciones patentes de desigualdad de hecho respecto de los hombres".

Loredana finalizaba hace unas semanas su relato lamentando que con su sentencia, "lo que se da a entender es que te tienes que dejar pegar. Yo no me arrepiento de nada de lo que he hecho porque solo levanté la mano para defenderme. Si tengo que entrar en prisión para que revisen mi caso y las mujeres no tengamos miedo a denunciar por violencia de género, que así sea", reflexionaba.

Su caso depende ahora de un indulto. Mientras tanto, podrá esperar la resolución fuera de prisión. 

COMPARTIR: