21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La menor nipona acabó con la vida de su compañera porque la llamó "gorda" en internet

La historia de 'Nevada Tan', la niña de once años que asesinó a su mejor amiga en el colegio

Natsumi Tsuji
Natsumi Tsuji
En junio de 2004, en la escuela de primaria Okubo, se produjo un crimen que estremeció a Japón y al mundo. Una niña, de tan solo 11 años, con excelentes notas y un coeficiente intelectual de 140, asesinó a su mejor amiga en un aula vacía. La prensa la llamó Nevada Tan y los investigadores indagaron qué la llevó a semejante horror. En el caso se ha destacado su obsesión por las películas de terror, el motivo del asesinato y el engaño que planeó para el crimen.

Un martes de principios de junio de 2004 cambiaría la vida para siempre a dos jóvenes estudiantes de la escuela primaria Okubo de la ciudad de Sasebo, en Nagasaki, Japón.

Las protagonistas de la historia fueron dos amigas, Natsumi Tsuji, de once años  y Satomi Mitarai. Durante el recreo, Natsumi convenció a su íntima amiga Satomi para ir a un aula vacía donde supuestamente iba a enseñarle un nuevo juego muy divertido. Natsumi la guiaría. Sentó a Satomi en una silla, le quitó las gafas y las dejó con cuidado en un banco cercano.

Le dijo que iba a morir. A pesar de eso, Satomi no salió corriendo. Después de todo, era solo un juego. Natsumi le explicó que no debía mirar y le preguntó si le gustaría tener una toalla sobre sus ojos. Satomi dijo que no. Entonces, Natsumi tapó los ojos de su amiga con una de sus manos y, con la otra, sacó un cúter y se lo clavó en medio del cuello. Satomi, con la garganta abierta, se quedó sin voz para pedir ayuda y no pudo defenderse. Natsumi no se conformó con el corte del cuello sino que continuó dando rienda suelta a su rabia y le cortó las dos muñecas. Satomi quedó tirada en el suelo de la clase vacía, agonizando en total silencio.

Nevada-Tan: la niña de 11 años con cociente intelectual de 140 que asesinó  a su amiga por llamarla “gorda” - Crímenes históricos - COPE

Satomi Mitarai, víctima del asesinato.

Su asesina salió de allí muy tranquila y volvió hasta su clase. Por el camino, fue vista por varios alumnos con la ropa manchada de sangre. Sin embargo, esto pareció no afectar a Natsumi que siguió caminando impasible hasta llegar a su clase. Cuando entró y todo el mundo vio las manchas de sangre se sorprendieron. El profesor, que ya había notado que faltaban las dos pequeñas, se aterró. Salió rápidamente a buscar a Satomi. Natsumi fue detrás de él llorando y repitiendo: “He hecho algo malo”.

Cuando llegó la ambulancia Satomi ya estaba muerta debido a la gran cantidad de sangre que perdió. Nadie del colegio podía creérselo, una niña de tan solo 11 años había asesinado a su mejor amiga de forma voluntaria.

Unas aficiones extrañas para una niña de su edad

Natsumi Tsuji nació el 21 de noviembre de 1992. Su infancia fue normal. A la pequeña parecían gustarle los deportes y jugaba en el equipo de baloncesto del colegio. Sacaba muy buenas notas y su coeficiente intelectual era altísimo: Rozaba los 140 puntos, un puntuación que solo tiene el 0,5 por ciento de la población. Además del deporte, le encantaban los gatos y las películas. Parecía una niña sana y alegre, en crecimiento.

Debido al tiempo que dedicaba la joven a los deportes sus notas bajaron un poco, por lo que su madre decidió quitarla de baloncesto por un tiempo. Pero Natsumi, en lugar de aprovechar el tiempo libre que le dejó el baloncesto para estudiar, lo utilizó para pasarse horas y horas en Internet, encerrada en su cuarto, mirando películas de terror. Se hizo fanática del anime y del manga. Un día, al ver la película japonesa Battle Royale, quedó impactada: La obra trataba sobre una sociedad futurista en la que unos 42 estudiantes eran enviados a una isla desierta donde debían sobrevivir matándose entre sí. El mundo 'gore', término que se usa para denominar a un género cinematográfico de películas de violencia explícita extrema, obsesionó a Natsumi.

En aquellos momentos se le ocurrió crear su propia página con animaciones de terror. Su éxito fue inmediato y comenzó a hacerse conocida en el mundillo del género 'gore'.

Un día, tuvo una discusión con Satomi Mitarai, su compañera de clase y mejor amiga. Satomi le dijo que ella era mucho más popular y más tarde, publicó en la página de Natsumi un mensaje donde la llamó “gorda” y “pretenciosa”. Natsumi se enfadó mucho y le pidió que se disculpara. Sin embargo, Satomi no hizo mucho caso a la rabia de su amiga y, sin darse cuenta, se convirtió en el foco de su creciente ira.

 

evilminds, a blog on Tumblr. Never miss a post from evilminds Make gifs,  join group chats, find your community. Only in the app. Get the app No  thanks Evil Minds This blog is about serial killers, the psychology behind  them and everything serial killer related ...

Clase de Natsumi (señalada a la izquierda) y Satomi, con las dos presentes.

Natsumi, que había retomado el baloncesto, volvió a abandonarlo, esta vez fue por su propia voluntad. Sus notas escolares comenzaron a bajar de nuevo. En su diario escribió: “No me gusta realmente jugar con mis amigos”. Se volvió agresiva con sus compañeros y con su familia.

Mientras que en el colegio pegaba a los chicos de su edad, en casa seguía con su blog dedicado al terror. Se había consolidado como una referente en la red. Estaba obsesionada con la serie de tevé Monday Mystery Theater, donde mucha gente era asesinada con cúters o pequeños cuchillos.

En aquella época protagonizó un violento episodio donde amenazó con un cúter a un compañero de clase. Menos de un mes después de los insultos de Satomi, vendría la venganza real, en un aula vacía y sin testigos directos.

Tras el asesinato

Cuando llegó la policía, Natsumi confesó y dijo que lo tenía planeado desde hacía cuatro días. En las dependencias policiales mostró algo de arrepentimiento: “He hecho algo malo, ¿cierto? Lo siento, lo siento mucho”, vocalizó mientras lloraba.

Cuando los detectives de homicidios le preguntaron los motivos por los que había matado a su amiga reveló que se habían peleado por unos mensajes que Satomi le había escrito en Internet.

Como la ley japonesa prohíbe la publicación de los nombres de los menores implicados en delitos, el verdadero nombre de la niña no apareció al principio en la prensa que empezó a llamarla la Chica A. Luego, los medios de comunicación la rebautizaron con el nombre de Nevada, por la inscripción que se leía en su sudadera en la última foto escolar. A Nevada, los japoneses le agregaron dos sufijos Tan o Chan (Tan significa “pequeña” y Chan también, pero es más afectuoso). Así fue como empezaron a referirse a ella como Nevada Tan o Nevada Chan.

El 15 de septiembre de 2004, la justicia japonesa decidió institucionalizar a la pequeña por la severidad de su crimen. Fue enviada a un reformatorio ubicado en Tochigi y sentenciada, primero, a dos años de reclusión. 

Nevada-Tan: la niña de 11 años con cociente intelectual de 140 que asesinó  a su amiga por llamarla “gorda” - Crímenes históricos - COPE

Natsumi Tsuji

Estando allí fue entrevistada por varios psicólogos y psiquiatras infantiles, quienes le practicaron todo tipo de exámenes. Trascendió que Natsumi padecía el Síndrome Hikikomori: los que lo sufren se aíslan y no quieren salir de sus casas, ni tener trato con gente. Después se dijo que, por sus problemas de comunicación y por sus intereses tan obsesivos, Natsumi podría sufrir el Síndrome de Asperger, pero ninguno de estos síndromes, según los especialistas, explicaban la conducta tan agresiva de la niña. Cumplidos los dos años en el reformatorio, en septiembre de 2006, le dieron dos más de encierro. Querían seguir evaluándola psicológicamente.

El 29 de mayo de 2008, le otorgaron el arresto domiciliario. La corte japonesa dijo que la niña había desarrollado las habilidades necesarias para interactuar con otras personas en la sociedad y las autoridades locales admitieron que no buscaban una sentencia adicional. En 2013, con 20 años, fue liberada y se trasladó con su familia a un lugar desconocido.

Hoy Nevada tiene 28 años y vive en algún rincón del planeta. Quizá, manteniendo en secreto su truculento pasado, tenga la oportunidad de ser feliz y de llevar una existencia tranquila. Sin embargo, Satomi Mitarai lo perdió todo aquel fatídico día.

COMPARTIR: