21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El conocido como ‘Monstruo de Toluca’ fue detenido en Ciudad de México tras encontrarse tres cadáveres de mujeres en su domicilio

Óscar García Guzmán publicaba sus crímenes en Facebook mientras se reía de la policía

Óscar García Guzmán, alias El Monstruo de Toluca
Óscar García Guzmán, alias El Monstruo de Toluca
El detenido se jactaba en sus redes sociales de ser un asesino en serie al que no había podido capturar la policía. Gracias a las investigaciones de las autoridades y a la participación de una activista contra la violencia machista en México, alias Frida Guerrera, consiguieron encerrar al 'Monstruo de Toluca'.

Óscar García Guzmán tenía 28 años cuando fue detenido por el asesinato de tres mujeres en la ciudad de Toluca, México. Las investigaciones comienzan a centrarse en él tras la desaparición de Jessica Jaramillo, una de las chicas asesinadas encontrada en la casa del sospechoso.

Óscar García, "El monstruo de Toluca"

Jessica Jaramillo tenía 23 años y estudiaba Psicología en la Universidad Tecnológica de Tolouca, lugar donde coincidía en varias clases con Óscar García. La joven expresó a su familia y amigos su preocupación en relación a este chico, ya que decía sentirse acosada por él. Incluso sus padres confirmaron que Óscar parecía perseguir a su hija un día cuando fueron a recogerla al campus tras las clases.

El 24 de octubre de 2019 Jessica desaparece tras mandar a su familia un mensaje: “no se preocupe, me voy a casa de Óscar a una fiesta”, después de este texto, su teléfono móvil no volvió a dar señal. Los padres denunciaron la desaparición a la policía afirmando que Óscar García era el culpable del secuestro de Jessica, pero la fiscalía aseguró a la familia que no podían empezar las investigaciones hasta pasadas 24 horas. La familia Jaramillo se trasladó a las inmediaciones del domicilio de Óscar para vigilar la vivienda y rebajar la impotencia que sentían por no recibir ayuda de las autoridades.

Durante cinco días no se movieron de la puerta de la casa, incluso llamaron varias veces preguntando por su hija consiguiendo únicamente que Óscar respondiera con amenazas e insultos. Finalmente, cuando el sospechoso es citado a la fiscalía el día 28, admite que conoce a Jessica pero que no sabe dónde puede estar. En ese momento, se autoriza el registro de la propiedad que no se produce hasta la madrugada del día 29. Óscar García se había fugado, no había rastro de él, solo se encontraban sus mascotas. En el interior, la policía se encuentra el cadáver de Jessica en la bañera y el de otras dos mujeres, en ese momento sin identificar, enterradas en el jardín trasero.

Crímenes en Facebook

Tras fugarse, antes de que entrara la policía a su domicilio, comenzó a publicar en su Facebook personal que era un asesino en serie al que no habían podido detener. Publicó la ficha de desaparición de tres mujeres a las que afirmaba haber asesinado y amenazaba a la policía con volver a matar a una mujer cada mes si no se le garantizaba la seguridad de las mascotas que habían incautado en el registro de su casa.

La activista Frida Guerrera se topó con estas publicaciones en la red social y decidió escribir al asesino por mensaje privado. Óscar García contestó a su mensaje y poco a poco fue narrando detalles de los crímenes y de las víctimas que solo el asesino podía saber. Frida puso inmediatamente esta información en manos de las autoridades quienes la instaron a seguir con las conversaciones hasta que pudieran rastrear la localización del ordenador desde donde García hablaba con ella.

Durante dos semanas de conversación, Óscar aseguró que en 2012 asesinó y torturó a Mónica Chávez después de matar al padre de la joven, Tomás Chávez. Las dos mujeres encontradas enterradas en su jardín trasero eran Adriana González y Martha Patricia Nava, a las que mató con un año de diferencia, la primera en febrero de 2018 y la segunda el mismo mes pero de 2019. Aunque, según él mismo admitió en Facebook, su vida criminal comenzó en 2006 tras matar a su padre biológico en su casa.

Víctimas encontradas en el domicilio de Óscar García

Gracias a estas conversaciones con Frida Guerrera, la policía consigue detenerle en Ciudad de México el 6 de diciembre de 2019 y desde entonces se encuentra recluido en la cárcel mexicana de Almoloya.

COMPARTIR: