28 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Casi de la totalidad de la flota se encuentra parada desde marzo pero debe pagar impuestos, mantenimiento, interéses de deuda y seguros

Peligra el sector de los autocares: Los expertos advierten que 400 empresas cerrarán si Ábalos continúa inmóvil

Protestas convocadsa por Direbús el día miércoles 10 de junio
Protestas convocadsa por Direbús el día miércoles 10 de junio
El miércoles miles de trabajadores y empresarios del sector de autobuses privados se manifestaron en 20 ciudades españolas. Piden al Ministerio de Transporte que aplique medidas para evitar la quiebra de empresas del sector. Hasta ahora han cerrado 80 compañías y el 90% del personal se mantiene en ERTE. Alegan que, si la cartera dirigida por Ábalos continúa paralizada, retomaran las manifestaciones.

El pasado miércoles 10 de junio, centenares de autocares de todo tipo se manifestaron en las capitales de provincia de toda España. La protesta fue convocada por asociación nacional para empresarios de viajeros y mercancías, DIREBUS y tuvo como objetivo acabar con el inmovilismo y falta de respuestas por parte del Ministerio de Transporte, dirigido por José Luis Ábalos, ante la crisis económica sin precedentes que vive el sector a causa de la pandemia por COVID-19.

La manifestación convocada por la patronal, no solo tuvo el seguimiento de miles de trabajadores del sector, sino de los propios sindicatos, que ven peligrar incontables puestos de trabajo si las empresas del transporte son abandonadas por el gobierno. José María Cazallas, secretario de organización y administración del Sindicato Libre de Transporte, explica a elcierredigital.com, que el gobierno se encuentra mudo ante la situación del sector, que podría acabar con decenas de cierres y miles de puestos de trabajo destruidos.

“Las empresas están muy débiles”, asegura Cazallas, que explica: “hay que seguir pagando los transportes, que mínimo cuestan 200.000 euros, además de pagar los gastos de mantenimiento, seguros y demás cosas. Todo con cero ganancias porque estamos prácticamente paralizados”.

Unas 20 ciudades vivieron concentraciones de colectivos de transporte discrecional, escolar y turístico, que piden al gobierno medidas claras que permitan la supervivencia del sector a la parálisis del Covid.

Como en otros sectores, no solo los transportistas se han visto afectados. Talleres de reparación y de repuestos específicos han visto su caja caer a cero durante estos tres meses, siendo buena parte de estos trabajadores autónomos. Solo en la ciudad de Granada, los convocantes aseguraron que cerca de 2.000 personas se han quedado sin ningún tipo de ingresos.

El sindicalista del SLT asegura que no hay forma de reactivar la actividad. “Si lo piensas, no se puede viajar entre provincias, adiós al transporte turístico; tampoco hay colegio, así que olvídate de transportes escolares. Al final, es una serie de prohibiciones que fulmina al sector, pero no recibe una contraprestación”, asegura Cazallas.

Alfonso Taborda, portavoz de Direbús, explica que el folio de medidas ya esta disposición del ministro de transporte. “Hemos establecido conversaciones y negociaciones con el ministerio, pero aún no sabemos nada, no tiene perspectiva de avanzar mucho”, comenta Taborda a elcierredigital.com.

Patronal y sindicatos avisan de que la paralisis puede acabar con el sector.

Entre las medidas que han pedido es que el gobierno facilite ayudas para los intereses generados por la compra de unidades que debe ser pagadas en fracciones y ser incluidos en el paquete de ayudas al sector de transportes aprobado por el Consejo de Ministros. Los transportistas aseguran que el gobierno “favorece a las grandes empresas de transporte dejando a un lado a las pequeñas y medianas corporaciones de transporte”.

Según Direbús, se mantendrán las conversaciones, pero en caso de que no se encuentren soluciones, a inicios de julio volverán a protestar en las calles por un trato “justo” para el sector.

Entre ERTE sin cobrar y cierres de empresas

El sector se ha visto gravemente afectado por el Estado de Alarma y las medidas restrictivas. No solo han llegado a la paralización total en el sector escolar y turístico, sino que denuncian no haber recibido ninguna medida compensatoria al respecto. Las facturas y deudas se acumulan, mientras centenares de empresas se ven abocadas al cierre.

Alfonso Taborda, portavoz de Direbús asegura que “Hasta el momento han cerrado 80 empresas del sector, pero esto es solo el comienzo, aún no estamos viendo lo más grave. Nosotros estimamos que cerca de unas 400 a 450 empresas tendrán que echar el cierre si la situación de parálisis e inacción continua.

El sector del transporte privado supera las 3.000 empresas, por lo que, si las estimaciones de Direbús se cumplen, podrían quebrar hasta el 20% del total de compañías.

Por su parte, Jose María Cazallas del Sindicato Libre de Transportes expone que no solo las empresas tienen problemas. El 90% de los trabajadores del sector se encuentran en ERTE y al igual que en otros sectores, el retraso de tramitación y errores del SEPE y el Ministerio del trabajo han dejado a miles de trabajadores sin cobrar la prestación.

Según Cazallas, hasta el 30% del personal en expediente de regulación de empleo no ha cobrado la prestación desde mediados de marzo cuando se decretó el Estado de Alarma. “Y al final no es solo esto, porque los que cobran y están en el ERTE aguantarán, lo que soporte la empresa. Si la empresa cierra, ni ERTE, ni trabajo”.

 

COMPARTIR: