27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La defensa de su esposa Angela Dobrowolsky intentará demostrar que su actuación con las jeringuillas salvó la vida del productor

Las gráficas de la hipoglucemia de Josep María Mainat que le llevaron al borde de la muerte

Exclusiva Una de las gráficas elaboradas por los Mossos.
Una de las gráficas elaboradas por los Mossos.
La intervención de Angela Dobrowolsky poniéndolo inyecciones de insulina, supuestamente, a José María Mainat y su posterior llamada al 112 habrían salvado la vida del productor televisivo según la defensa de Angela. Éstas son las gráficas sobre la influencia de esas inyecciones que elaboraron los Mossos d´Esquadra y los datos del glucómetro aportados en el informe médico realizado sobre lo que ocurrió aquella noche.

El letrado de Angela Dobrowolsky, esposa del productor José María Mainat y acusada de intentar asesinarlo, estudia varias líneas de defensa para su clienta y quiere demostrar que su defendida en realidad salvó la vida de su marido poniéndole esas inyecciones de insulina.

Del estudio de lo que quedó grabado en el glucómetro y del visionado de las cintas de casa de Mainat, el abogado Jorge Albertini sostiene que Dobrowolsky salvó la vida de su marido. De hecho el atestado de los Mossos d´Esquadra refleja las veces que Angela le inyectó supuestamente insulina a su marido e incluso los Mossos realizaron un informe médico con una gráfica que registra los límites de la hipoglucemia e incluso aquellos límites peligrosos para la vida, llegando a 10 cuando una media normal de azúcar en sangre se alcanzaría por encima de 70 y debajo de 170, pero aquella madrugada del 11 de julio de 2020, a las 3.35 de la madrugada, se rozó la tragedia  según el informe de los Mossos.

          Gráfica en el informe de los Mossos.

Albertini sostiene que la acusación del productor sobre su mujer esconde un móvil económico: "Este señor lo que quiere es un divorcio barato", ha llegado a declarar. Además mantiene que su defendida es víctima del procedimiento y que no le quedan medios para defender su inocencia, ya que el productor ha cancelado todas las tarjetas de crédito a su mujer y que, el desalojo del edificio donde vive, domicilio del productor, tendrá que producirse este mismo miércoles.

               Otro de los gráficos sobre la glucemia.

Una de las pruebas más importantes contra la esposa del productor es el glucómetro que utilizó a lo largo de la noche para medir el azúcar en su sangre, ya que el aparato guarda en su memoria interna los resultados y las horas de las últimas mediciones. Ese aparato demostraría que la caída de azúcar que causó el shock a Mainat habría sido premeditada.  

                                                           Lecturas del glucómetro de Mainat.

Según los Mossos, fue el productor quien mandó esos resultados a los investigadores tras su declaración el 25 de junio. Ese aparato había medido hasta cinco veces el nivel de glucemia antes de que la ambulancia llegase a casa de Mainat, a la 1.19 marcaba 110 miligramos por decilitro, a las 2.08 marcaba 123, a las 2.51 tenía ya un bajón a 47 lo que supone un importante riesgo para la salud y 52 miligramos por decilitro a las 2:51. Sin embargo, la quinta fue a las 3.42 y rompe la tendencia con una medición de 159 un valor dentro de la normalidad.

Los investigadores piensan que la esposa de Mainat se midió ella misma la glucosa, mientras que su defensa esgrime ese dato como el que le salvó la vida al productor y que gracias a la actuación de Angela el productor no sufrió un shock hipoglucémico.

                  Otra de las gráficas elaboradas por los Mossos.

La segunda línea de defensa a la que podría acogerse alude al artículo 16.2 del código penal que recoge:  "Quedará exento de responsabilidad penal por el delito intentado quien evite voluntariamente la consumación del delito, bien desistiendo de la ejecución ya iniciada, bien impidiendo la producción del resultado, sin perjuicio de la responsabilidad en que pudiera haber incurrido por los actos ejecutados, si éstos fueren ya constitutivos de otro delito". Es decir, en este caso el arrepentimiento inmediato y desistir del intento eximirían de responsabilidad penal a Angela Dobrowolsky.

Angela, en libertad

Mientras tanto, el titular del juzgado número 32 de Barcelona que instruye el caso ya ha decretado orden de alejamiento para Angela Dobrowolsky a 1.000 metros de Mainat y los hijos de ambos, de 4 y 8 años, que ahora viven con el productor, pero no dictó medida de cárcel entre otras cosas porque la abogada de Mainat no la pidió: "El juez ha decretado que no vaya a la cárcel y me ha concedido lo que yo solicitaba, que es una orden de alejamiento porque tengo miedo a que pase algo y no quiero que pase. Yo no quería que mis hijos leyesen o dijesen que yo había enviado a su madre a la cárcel", aclaraba el productor a la salida de los juzgados el pasado domingo.

En este sentido, Mainat se mostró muy compasivo con su todavía mujer e indicó que los problemas comenzaron cuando tomó la decisión de separarse. "Necesita ayuda y vamos a solicitar un examen psicológico, sobre todo porque yo quiero que mis hijos tengan una madre y que la puedan ir a ver. Ella no tiene siempre el mismo estado anímico. A veces me envía mensajes en un tono y horas más tarde en otro", reconocía a la salida del juzgado. 

COMPARTIR: