16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El principal detenido es un exalto cargo de Rusia buscado por malversación de 7,2 millones de dólares destinados a la remodelación del museo Hermitage

Operación Hammer: Tres rusos y un abogado de Marbella detenidos por blanqueo de dinero

Momento de la Operación Hammer.
Momento de la Operación Hammer.
Agentes de la Policía Nacional desarrollaron este miércoles la Operación 'Hammer' con la detención en Viena (Austria) de un exalto cargo del Ministerio de Cultura de la Federación de Rusia, y el arresto en España de la exmujer y el hijo de este exalto cargo, también de nacionalidad rusa, afincados en la Costa del Sol, además de un conocido abogado marbellí.

Junto a los familiares también ha sido detenido un abogado español que desarrolla su actividad en Marbella (Málaga), todos ellos como presuntos autores de un delito de blanqueo de capitales en la compra de un inmueble de lujo en Marbella, por el que se pagaron cuatro millones de euros con dinero procedente, presuntamente, de delitos fiscales y de corrupción llevados a cabo en la Federación de Rusia.

Las investigaciones desarrolladas por la UDEF Central y la UDEF provincial de Málaga comenzaron en julio de 2018 cuando recibieron una solicitud de petición de información de autoridades rusas en relación con un fraude fiscal a gran escala cometido en su país, entre otros, por el citado alto funcionario del Ministerio de Cultura, quien, según las informaciones rusas, se encontraría residiendo en la Costa del Sol junto a su mujer e hijo.

Las autoridades rusas emitieron una orden internacional de detención para extradición sobre este hombre, quien habría estado involucrado en dos casos de corrupción en su país aprovechándose de su condición de alto responsable del Ministerio de Cultura ruso.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, en uno de los procedimientos judiciales en Rusia se le imputa, en connivencia con otras personas, la malversación de unos 7,2 millones de dólares de fondos públicos que habían sido asignados para la reconstrucción del Museo del Hermitage de San Petesburgo (Rusia).

En otro caso de corrupción, al parecer, estas mismas personas habrían sido declaradas culpables en 2017, por la malversación de 2,6 millones de dólares que debían haber sido destinados a la reconstrucción de monumentos del patrimonio arquitectónico en distintas regiones rusas, y por cuyos hechos habrían cumplido una condena preventiva de 18 meses de prisión.

Viviendo en Málaga

Las investigaciones policiales realizadas para la localización de la familia rusa afincada en España, así como para la averiguación de su patrimonio, dieron como resultado que estos miembros residían en Estepona (Málaga) desde, al menos, 2015.

Los agentes constataron que, a nombre de una sociedad española vinculada a los mismos, se había adquirido un bien inmueble de lujo en la localidad de Marbella por el que se había pagado cuatro millones en el año 2015, transferidos desde una cuenta bancaria en Suiza.

El artículo 301.4 del Código Penal español castiga igualmente por blanqueo de capitales las acciones contenidas en dicho precepto aunque el delito del que provienen los bienes hubiesen sido cometidos, total o parcialmente, en el extranjero.

De estos hechos entiende el Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella, el cual dictó una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) a nivel europeo sobre el principal investigado, por el presunto delito de blanqueo de capitales y sobre el cual pesan acusaciones en su país de apropiación indebida de grandes cantidades de dinero, cuyos fondos debían ir destinados fundamentalmente a la reconstrucción de monumentos arquitectónicos de la Federación de Rusia.

Colaboración policial

Gracias a la estrecha colaboración de la Policía Nacional de España y de la Policía Estatal de Policía Criminal de Austria en la localización y detención de personas fugadas de la acción de la justicia, y como consecuencia de la OEDE dictada por el Juzgado instructor, este miércoles se detuvo en Viena al principal investigado quien, posteriormente, fue ingresado en el centro penitenciario de dicha capital.

En el dispositivo policial se han practicado cuatro entradas y registros, tres en Marbella y uno en Estepona, correspondiendo a tres domicilios particulares de los investigados y a un despacho de abogados situado en la localidad marbellí.

La operación culminó con el arresto de los cuatro investigados y la intervención de un chalet de lujo en Marbella, un vehículo de alta gama valorado en unos 100.000 euros, unos 160.000 euros en cuentas bancarias y en efectivo, así como joyas de alto valor y diversa documentación en formato papel y electrónico, entre otros efectos.

Las investigaciones policiales llevadas a cabo han puesto de manifiesto que las personas detenidas utilizaron un complejo entramado empresarial, con el que dificultar la averiguación de la procedencia ilícita de los fondos y la identidad de las personas que se encontraban detrás de esta operación inmobiliaria de blanqueo de capitales.

 

COMPARTIR: