27 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A través del Ministerio, el director de Derechos de los Animales, pide a Interior que garantice "que no se hiera a la res" en el tradicional festejo

Sergio García, el defensor de animales contra el Toro de la Vega al que el Gobierno paga 86.108 euros

Sergio García Torres.
Sergio García Torres. / Director general de Derechos de los Animales.
La localidad de Tordesillas vuelve a ser foco de la polémica. Ante la celebración del Toro De la Vega, opositores y defensores protagonizan la guerra por la suspensión de "dar muerte al astado". La iniciativa del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha dado sus frutos, pues el Tribunal Superior de Justicia de CyL ha ordenado "no herir al toro" en el tradicional festejo. Desde Derechos Animales, que dirige el antitaurino Sergio García, se exige a Interior comprobar que esto se cumpla.

La celebración del tradicional festejo taurino del Toro de la Vega –que arranca este 13 de septiembre– ha vuelto a enfrentar a defensores taurinos y opositores a la fiesta vallisoletana. La iniciativa de suspender el evento surgía del Ministerio de Derechos Sociales, dirigido por Ione Belarra, una decisión apoyada por la secretaria estatal para la Agenda 2030, Lilith Verstrynge, y Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales. Desde el Gobierno afirmaban que “las nuevas condiciones del torneo iban a provocar que se produjera un delito de maltrato animal al permitirse clavar hasta siete divisas, dejándolo gravemente herido”.

Ha sido el reciente comunicado enviado por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León el que ha anunciado que la fiesta deberá de acatar las normas del Decreto Ley 2/2016, es decir, el toro no podrá ser herido ni morir en público. 

La vuelta del torneo, tras dos años de pandemia, permitía a los lanceros clavar divisas al animal sin matarlo. Ahora y tras un recurso presentado por PACMA, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha ordenado la paralización provisional del festejo y llevar a cabo la suspensión de los nuevos fundamentos sobre los que se asentaba la nueva orden del Ayuntamiento de Tordesillas.

Sergio García Torres: Contra la caza y el Toro de la Vega

“Activista por los derechos de los animales y orgulloso miembro de Podemos”. Así se define Sergio García Torres en su perfil personal de la red social Twitter. El que fuera estudiante de Bellas Artes, el director general de los derechos de los animales del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, no ha estado exento de polémicas desde su inicio en el cargo. Es un férreo opositor a la tauromaquia, a la que considera “un espectáculo extremadamente minoritario”, y está en contra de la actividad cinegética. 

La regulación del bienestar de las especies animales, ya sean salvajes o domésticas, ha sido su prioridad desde que llegara al cargo que ostenta con orgullo, es más, es el primer político cuyo objetivo fue incluirlos dentro del ámbito familiar. Se considera practicante del veganismo e incluso, fue dueño de uno de los locales Vegan Gourmet de moda, ubicado en el barrio madrileño de La Latina. 

Técnico en Artes Aplicadas

Sergio Antonio García Torres nació en julio de 1979 y es técnico superior en Artes Aplicadas a la Escultura por Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos La Palma. Es el menor de dos hermanos y se crio en la casa familiar de sus padres (Manuel y María del Mar) en El Álamo, una pequeña localidad ubicada a 37 kilómetros al suroeste de la capital, en la frontera con Toledo.

Milita en Podemos desde su fundación. García Torres también tiene la titulación homologada de la Comunidad de Madrid como formador en posicionamiento y manejo de redes sociales, expedida por la federación Regional de Enseñanza de CCOO. 

En las primarias de 2019 de Podemos iba en la lista de Errejón y detallaba en una entrevista que “desde muy joven he sido activista por los derechos sociales y ambientales, y he trabajado en todos los empleos imaginables, como mucha gente de mi generación (como escultor y pintor artístico, camarero, encuestador, marchante de arte, auxiliar de arqueología, dirigiendo equipos de comunicación de ONG…). En la actualidad soy coordinador técnico de la Oficina Municipalista de Podemos en la Comunidad de Madrid, espacio de asesoramiento y acompañamiento de las Candidaturas de Unidad Popular de la Comunidad de Madrid”.

sergio_torres

Sergio García Torres.

El director general de Derechos Animales también ha sido responsable de Relaciones Institucionales de ONG internacionales y coordinador de varias plataformas estatales de ONG de derechos animales y portavoz estatal de Podemos Animalista.

Durante el 15M era representante de la plataforma antitauromaquia La Tortura no es Cultura, que formó parte de la elaboración de propuestas electorales en las candidaturas de unidad popular surgidas de aquel movimiento. Después empezó a trabajar con diversos ayuntamientos para poner en marcha diversas propuestas relacionadas con los derechos de los animales, como por ejemplo las actividades de San Antón, patrón de los animales con el Ayuntamiento de Madrid y ordenanzas municipales como las que acabaron con la exhibición de animales en los circos.

García Torres también fue candidato de Podemos por Madrid al Senado y dejó claro que su lucha consistía en desarrollar una Ley Marco de Protección Animal, para endurecer las penas y sanciones por maltrato y unificar las normativas de todo el Estado. 

García Torres no logró el escaño al Senado y mientras tanto, regentaba un bar vegano en el barrio madrileño de La Latina llamado “Pura Vida”. Dos extrabajadoras del local le acusaron en Facebook de haberlas despedido durante una baja médica, acogiéndose a la reforma laboral de 2012, aprobada por el Partido Popular.

La Dirección General de Derechos de los Animales que ahora ocupa es una departamento de nueva creación y es, según su propia web oficial, un órgano directivo de la Subsecretaría del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. Se encarga de las políticas del Gobierno en lo relacionado con los derechos de los animales y su bienestar, sin perjuicio de las competencias atribuidas a otros departamentos, como el Ministerio de Cultura y Deporte, que posee las funciones relativas a la tauromaquia y otras actividades taurinas.

El Toro de la Vega, un constante enfrentamiento entre animalistas y taurinos

No ha habido un año en el que ante la celebración del Toro de la Vega, la disputa entre defensores y antagonistas de una de las fiestas referentes de la tauromaquia salte al foco mediático. 

Las 6 historias más crueles del Toro de la Vega

Una de las celebraciones del Toro De la Vega.

El origen de la fiesta se remonta al año 1534 y desde entonces, es uno de los exponentes de la tauromaquia. No obstante, cabe destacar que a mediados de los sesenta y hasta 1970, el festejo se redujo a un simple encierro. La sensibilización con el mundo animal y la crueldad que se daba en algunas fiestas taurinas dio lugar a que en el año 1954 y tras la emisión de unas imágenes de gran crueldad con el astado en el NO-DO, se iniciara la polémica que dura hasta la actualidad.

File:Manifestación contra el Toro de la Vega. Rompe una Lanza 2014 (52).jpg  - Wikimedia Commons

Manifestación en contra del Toro De la Vega.

Han sido muchísimos años en los que la celebración (y deseo de suspensión) ha estado presente en la agenda gubernamental de numerosos partidos.  Incluso Franco, a cambio de que no se paralizara el desarrollo del evento taurino, ordenó que se limitara a que en Tordesillas no se diera muerte al astado. Una decisión de corta duración, ya que ante la llegada de curiosos, aficionados al mundo taurino y  asistencia de fieles tordesillanos, a mediados de los setenta la fiesta siguió su curso con el objetivo final claro: dar muerte al toro.

COMPARTIR: