07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Emérito, que acaparó la atención mediática en su regreso a España, fue también protagonista de grandes escándalos desde su llegada al poder en 1977

Juan Carlos I, al cumplir ocho años de abdicar como Rey: Una vida ante el foco de la Justicia

Ceremonia de abdicación de don Juan Carlos.
Ceremonia de abdicación de don Juan Carlos.
Este 2 de junio de 2022 se cumplen 8 años desde que don Juan Carlos anunciara su abdicación del trono, dando paso al reinado de su único hijo varón, el entonces príncipe de Asturias, Felipe. Su retirada, sin embargo, no fue casual, pues ya hacía varios años que el rey estaba en el punto de mira tras varios escándalos: desde la implicación de la infanta Cristina en el 'Caso Nóos' hasta su cacería en Botsuana junto a Corinna Larsen, sucesos que acabaron por destapar embrollos aún mayores.

Si hay un tema que está en boca de todos en las últimas semanas, ese es el de la monarquía española y, más concretamente, don Juan Carlos. Precisamente hoy, día 2 de junio, se cumplen ocho años desde que el ahora Rey Emérito anunciara su retirada del trono dando paso al reinado de su hijo Felipe, el actual Rey de España. Aunque el anuncio se produjo en esa fecha, no fue hasta el 19 de junio de ese mismo 2014 cuando se hizo efectivo.

Muchos establecen el punto de no retorno en su reinado el 6 de enero de ese mismo año, cuando se celebraba la Pascua Militar. Y es que los temores de muchos se hicieron realidad cuando don Juan Carlos evitó pasar revista a las tropas para ahorrarse un sufrimiento físico que se hacía cada vez más notable. La situación del ahora Emérito no hizo más que empeorar, sobre todo con un discurso lleno de balbuceos que demostró que quizá ya no estaba en condiciones de continuar su reinado.

Desde luego, el Rey llevaba mucho tiempo colándose en todas las conversaciones. Los comportamientos del Jefe de Estado y su familia suscitaron dudas en la sociedad, y es que desde que en 2011 saliera a la palestra la posible implicación de la infanta Cristina de Borbón con el Caso Nóos, sus problemas se fueron sucediendo. En 2012 estalló el escándalo de la caza de elefantes en Botsuana con su amante, Corinna Larsen.

El Rey Emérito durante su cacería en Botsuana.

Además de la polémica que generaba hacer un viaje de ese tipo con un país a punto de ser intervenido por su situación económica, el accidente vivido en Botsuana, donde el Emérito se dañó la cadera y el fémur, llevó su reinado a la ruina. Este desafortunado percance, además, destapó los negocios que el monarca mantenía desde hacía años con la oligarquía saudí. En definitiva, el tropiezo de don Juan Carlos en Botsuana se convirtió en una alegoría de lo que sería su reinado desde entonces y, como a él mismo le pasó, acabó cayendo por su propio peso.

‘Los Borbones’, una serie documental de Atresmedia

El pasado martes 31 de mayo se estrenaba en La Sexta y Atresplayer Premium la serie documental Los Borbones, que cuenta con seis episodios que giran, sobre todo, alrededor de la figura de don Juan Carlos. Sus creadores, Aitor Gabilondo y Ana Pastor, han contado en El Mundo que la serie, aunque a veces parezca ficción, es totalmente documental y que cada una de las afirmaciones que en ella se hacen están totalmente avaladas.

Los Borbones pone un antecedente a todo aquello que se ha convertido en polémica del reinado de Juan Carlos I: su abuelo, Alfonso XIII. Este monarca, su predecesor en el trono, también estuvo relacionado con negocios turbios e igualmente, tuvo numerosos idilios. Por otra parte, tienen en común que ambos salieron de España por una razón perentoria o por otra.

Con el éxito internacional de The Crown, este proyecto pretende cubrir el hueco que existe en España, y es que no hay ninguna serie documental sobre la dinastía de los Borbones. Por su parte, se establece aquí lo que podrían ser los cimientos de una serie de ficción basada en la Familia Real española que, según Gabilondo y Pastor, aún no es posible porque no se conoce realmente el comportamiento de sus miembros como para hacer una producción que no parezca una comedia.

La ‘Operación Retorno’ del Rey Emérito

Juan Carlos I reside en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes, desde el verano de 2020, cuando se hicieron públicos sus presuntos cobros de comisiones, sus cuentas opacas y sus sociedades en el extranjero. Sin embargo, durante todo el tiempo que ha pasado en el exilio, no ha dejado de intentar volver a España.

La reciente visita del Rey Emérito a España ha vuelto a hacer que los cimientos de la monarquía española y el reinado de su hijo, Felipe VI, se tambaleen. Desde que don Juan Carlos se marchó a Abu Dabi, Felipe VI ha tratado de limpiar la imagen de la Casa Real, una imagen que se había visto ensuciada y que muchos comenzaron a cuestionar después de que se descubrieran todos los embrollos del Emérito.

Don Juan Carlos bajando del avión en Galicia.

Como ha informado en varias ocasiones elcierredigital.com, el rey Felipe VI hizo saber a su padre varias veces que lo mejor era que, de momento, no volviera a España. Sin embargo, don Juan Carlos ha puesto en entredicho las decisiones de su hijo y ha ignorado sus peticiones, viajando a España el 20 de mayo para un viaje exprés en el que disfrutó de las regatas de la localidad gallega de Sanxenxo durante el fin de semana. El primero de sus eventos fue una cena en casa de Pedro Campos, quien le organizó un comité de bienvenida por su retorno a España tras dos años fuera, según pudo conocer elcierredigital.com.

Durante ese fin de semana disfrutó de sus grandes pasiones: las regatas y la vida española que tanto echa de menos. Además, Juan Carlos no dejó de lado lo que se esperaba de él y acudió el lunes a la Zarzuela para reunirse con su hijo, Felipe VI, doña Sofía y el resto de la Familia Real. Ese mismo día partió de vuelta a Abu Dabi.

Los problemas con Felipe VI

Pese a la brevedad del viaje, la actitud del rey emérito despertó opiniones contrarias entre la sociedad. Por una parte, algunos comparten la manera en que don Juan Carlos está actuando y defienden su derecho a volver a España pero, por otra parte, se encuentran aquellos que aseguran que no solo no está respetando el reinado de su hijo, sino que lo está entorpeciendo.

Pedro Campos, Josep Cusí, Juan Carlos I y Felipe VI.

Según las informaciones que pudo conocer elcierredigital.com, el Rey Emérito y su sucesor en el trono habrían mantenido una conversación telefónica muy tensa antes de la visita de Juan Carlos I a España. En ella, el exmonarca habría comunicado su hartazgo a Felipe VI ante la situación en la que se encuentra e, incluso, podría haber acusado a su hijo de no estar haciendo todo lo posible para favorecer su vuelta al país, en el que reinó durante casi cuatro décadas.

Fuentes cercanas al Rey Emérito aseguraban que don Juan Carlos “está muy cabreado” y que, aunque el Gobierno de Pedro Sánchez no está dispuesto a recibir aún al exmonarca en España, lo que él transmite a su hijo es que “a él no le prohíbe nadie venir a su país” y, decían algunos allegados, “está empeñado ya en volver”. Tal fue su empeño que, unos días después, el 19 de mayo, viajó rumbo Galicia para acudir al IV Circuito de la Copa España de Vela en Sanxenxo (Pontevedra).

Las causas judiciales de don Juan Carlos

Tal y como contaba elcierredigital.com el pasado 15 de mayo, la fecha clave de la vuelta de don Juan Carlos a España se calculaba alrededor del 1 de julio, fecha en la que está prevista que se inicie, en los tribunales británicos, la causa civil contra Juan Carlos de Borbón tras la demanda por acoso que interpuso su expareja, Corinna Larsen.

Como se cuenta, se trata de una causa civil, por lo que todas las causas penales contra el Emérito estarían cerradas. De todos modos, y según ha podido saber este periódico, el asunto podría estar encauzado y la estrategia del exmonarca es llegar a un acuerdo extrajudicial con la alemana previo a la vista y, de esta manera, evitar el juicio.

Don Juan Carlos bailando con Corinna Larsen.

Los asesores del emérito trabajan a contrarreloj para acercar posturas con los abogados de Corinna después del golpe que supuso en marzo que el juez Mathew Nicklin, presidente de la Queen’s Bench Division, una de las cuatro secciones del Tribunal Superior de Inglaterra, considerara que la justicia británica sí era competente para juzgar a Juan Carlos de Borbón al no tratarse de un miembro de la Casa Real ni de un Jefe de Estado.

Esta sería la única causa judicial pendiente que tiene el padre de Felipe VI tras el 'carpetazo' de la Fiscalía del Tribunal Supremo a las investigaciones por el cobro de presuntas comisiones, así como el cierre de la investigación en Suiza. De este modo, a nivel jurídico, solo habría quedado demostrado que cometió delitos fiscales, como él mismo confesó con las dos regulaciones que realizó.

COMPARTIR: