09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La doble vida de Jesús David Álvarez, revelamos la otra cara del primogénito de EULEN y la bodega Vegasicilia contada por la que fue su pareja 10 años

La actriz argentina Silvia Jofre: "Dejé mi trabajo por David y si me ofrecían un papel me pagaba el doble para que no lo hiciera"

Exclusiva Silvia Jofré.
Silvia Jofré.
El 26 de noviembre de 2015 fallecía David Álvarez, el empresario de Eulen y Vegasicilia. Dejó una herencia envenenada con una guerra familiar digna de Falcon Crest. Silvia Jofre, una pintora y actriz argentina que rodó con Almodóvar, lo dejó todo para unirse con Jesús David Álvarez, el primogénito del clan. Durante 10 años vivió en la retaguardia una historia de amor secreto desde la que asistió a una guerra sin cuartel donde el dinero ha pesado más que la sangre. Desvelamos todos los secretos.

Esta es la primera entrega de la entrevista mantenida, con documentos sobre la mesa, que elcierredigital.com  transcribe en exclusiva, con la actriz y pintora argentina Silvia Jofre  que, tras rodar con el director Pedro Almodovar escenas de la película 'La piel que habito', mantuvo una historia paralela de amor con Jesús David Álvarez, el primogénito de la familia propietaria del Grupo Eulen y la Bodega Vegasicilia, durante diez años ininterrumpidos.

Elcierredigital.com reproduce la entrevista grabada a las preguntas de nuestro redactor, con la exigencia de mostrar documentos acreditativos en todas las afirmaciones vertidas. 

¿Cómo conoce usted a Jesús David Álvarez?

Fue en enero de 2009. A mí me habían encargado vender un cuadro de Picasso [se trata de La dama de Edén Concert, 1919, perteneciente a 'la etapa azul' del malagueño] y buscaba a alguien interesado. Quedamos a comer en Majadahonda gracias a una amiga común. Yo entonces ni siquiera sabía qué era EULEN o Vegasicilia. Cuando me dijeron que me iban a presentar a un empresario importante llamado David Álvarez, yo lo confundía con Isidoro Álvarez, el presidente de El Corte Inglés. A la vuelta de la comida él me trajo en su Lexus. Me pareció un hombre muy sexy. Durante la comida no me había gustado. Hubo un momento en el que nos miramos y surgió la chispa. Él no me compró el cuadro, de hecho, sigue a la venta, pero me dijo que se lo pensaría y empezamos a vernos. El 23 de marzo de 2010, después de meses viéndonos, me hizo una preciosa declaración de amor. Por eso tengo tan marcada en mi cabeza esa fecha. Ese año fue muy feliz para mí. Rodé con Almodóvar en La piel que habito, y mis retratos como pintora se vendían mucho y, además, me había enamorado de él. En octubre de ese año decidí volverme a Argentina y David me pidió que no lo hiciera y me ordenó buscar una casa y me dijo que se encargaría de todo. Al principio era todo ilusionante. Fueron meses muy bonitos.

¿Dejó de trabajar porque él se lo pidió, a pesar de acabar de rodar con Almodóvar?

Sí, él no quería que yo trabajase. Ni como actriz ni como pintora. Por eso me desvinculé completamente de mi mundo laboral y, ahora, es muy difícil volver. Yo estaba en un buen momento. Imagínate lo que suponía rodar con alguien como Pedro Almodóvar. Estuve seis meses en 2011 haciendo promoción de la película. En Argentina fue una locura. Todas las radios me entrevistaron. Para ellos era llamativo que una compatriota rodara con un cineasta así. A los de la productora no les gustó que me pusieran la etiqueta de Chica Almodóvar. Yo allí había sido muy popular en los 90 por el grupo musical Las Primas. Fue la prensa de mi país la que me puso esa etiqueta, no yo. Sé que a Pedro no le gustó esto, pero yo sigo considerando un honor haber rodado con él.

A raíz de ese éxito me ofrecieron quedarme en mi país haciendo teatro. Pero David me pidió que no lo hiciera. No sería la única vez que me lo sugería e imponía. Él me preguntaba que cuánto me iban a pagar y si yo le decía 120 euros y me afirmaba que me iba a pagar el doble. Y así era.

El patriarca de la saga propietaria del Grupo Eulen y Vegasicilia, David Álvarez, con sus siete hijos. 

En ese tiempo, ¿Alguna vez pensaste en romper y volver a tu profesión?

Por entonces me tenía entretenida decorando la que iba ser nuestra casa y haciendo cursos. Cuando nuestra historia pasaba por altibajos y yo le pedía romper, siempre recurría a todo tipo de chantajes sentimentales y psicológicos para que me quedara con él. Ni quiso formalizar nada ni tampoco quiso dejarme. He estado en una espiral autodestructiva durante diez años. Solo gracias a la terapia y a los estudios Zen he recuperado parte de mi forma de ser.

¿Era celoso?

Super controlador. Si aceptaba algún trabajo se volvía loco pensando que iba a estar con otro hombre. ¡Si hasta tenía celos de Antonio Banderas cuando hicimos La piel que habito! Me ponía vigilantes. Nuestra primera casa era un dúplex con dos entradas. Llamaba a una puerta y se dirigía a la otra porque pensaba que si estaba con otro si iría por esa. Nunca tuvo confianza en mi fidelidad. Si me llamaba y no cogía el teléfono se presentaba en casa y entraba a registrarla. A veces lo hizo estando yo en la ducha y no había escuchado la llamada.

¿Nunca le presentó a su familia?

Cuando empezamos nuestra relación, él me dijo que estaba divorciado, pero yo empecé a sospechar que era mentira. Nunca se quedaba a dormir, no quería viajar juntos para pasar algún fin de semana… Yo discutía con él porque no le creía. Al final , fijeses, me envió un ramo de flores donde incluyó dentro los papeles de su divorcio de su primera mujer (María Becerril Heredero) y tuve que reconocer que estaba equivocada. Él siempre le echaba la culpa a su padre, don David Álvarez. Según él, era muy rencoroso y vengativo, y si se enteraba de lo nuestro lo desheredaba. Le tenía pavor.

¿Qué le contaba de la guerra familiar por el poder del Grupo Eulen?

Él estaba a favor de su padre, junto a su hermana María José. Según él, su hermana era incapaz y sólo estaba de fiesta en fiesta, mientras él hacía todo el trabajo. Decía que él era el único que tenía que trabajar como un burro. Me prometía que entre reunión y reunión, porque según el no paraba de trabajar, sacaba tiempo para venir a verme.

De sus otros cinco hermanos, los que estaban en contra de su padre, imagínate lo que pensaba. Todos se odian en esa familia. Nadie confía en nadie. Si se pueden traicionar lo hacen. Al inicio de la relación yo le dije que me gustaría hacer un retrato a Paloma Segrelles que estaba casada con su hermano Emilio. En ese momento me dijo: “Se van a divorciar y ésta no se va a llevar nada”. Cuando descubrieron la infidelidad de Emilio, él me decía: “Es un gili..... A mí no me habrían pillado en algo así”.

Jesús David Álvarez, que según la actriz Silvia Jofré mantuvo una relacion paralela de diez años con ella. 

Hubo un rumor que aseguraba que las imágenes de Emilio Álvarez siendo infiel a Paloma Segrelles fueron una filtración de alguno de sus hermanos para desestabilizarlo en mitad de la guerra familia. ¿Qué sabe de eso?

No lo sé. Lo único que me decía David era que Paloma era una interesada y que quería quedarse con la mansión de Puerta de Hierro y que era una gili.. dirigida por su madre.

"Según David su hermana María José era una incapaz que estaba todo el día de fiesta en fiesta, mientras él trabajaba como un burro"

Creo que llegó a tener contacto con las hijas de David para hacerles un retrato. ¿Es cierto?

Nunca llegué a hablar con ellas. Él no quería que las conociera. Ahora sé que era porque no quería descubrir su doble vida. Sin embargo, él me encargo el retrato de su hija mayor y ella me mandó unas fotos malísimas. Yo insistía en vernos, pero él no quería. Ahora sé por qué.

La guerra en la familia fue tan encarnizada que el Rey Juan Carlos I concedió a David Álvarez el Marquesado de Crémenes, el último título de su reinado, pero el padre pidió que fuera de forma vitalicia para que no hubiese también una guerra por ser Marqués...

Fue decisión del propio don David Álvarez. A Jesús David le sentó fatal. Él era el primogénito y habría sido el siguiente Marqués de Crémenes. Cuando se enteró de que su padre había pedido a don Juan Carlos que fuese vitalicio. Me llamó hecho una furia.  

¿Cómo está ahora la situación familiar? ¿Hay paz o guerra?

En un principio la herencia iba a ser en tres tercios, uno para David, otro para María José y el que resta para los cinco díscolos. A última hora don David cambió el testamento y creo que se ha impugnado. Eso fue un shock para él. Ahí empezó el derrumbe psicológico y físico de David.

María José Álvarez, la hermana hoy jefa de Eulen.

En 2015, usted está a punto de romper su relación al descubrir que se había vuelto a casar. ¿Qué sucedió?
Mi amiga la actriz Mirta Miller me contó que un amigo suyo, el empresario Cándido Hidalgo, le había dicho que había estado cenando en casa de los Álvarez y le habían presentado a una tal Lourdes como la segunda esposa de David. Ahí entró el nombre de Lourdes en mi vida. Antes había entrado su imagen. En la Nochevieja yo celebré el fin de año con dos amigos y él, celoso, me envió una imagen de Lourdes (Elcierredigital.com le pide el documento). Quería darme celos. 

Quise romper con David después de enterarme de que estaba casado, pero finalmente llegamos a un acuerdo. Fue el 23 de noviembre de ese año. Una parte del pacto era  que íbamos a oficializar la relación y otra que montaríamos una productora para poder volver a trabajar como actriz. La primera parte la cumplió. La segunda sólo a medias porque realmente ha dejado de ingresarme dinero después de que ya he comprado los derechos de una obra de teatro y haber hablado incluso con directores para ponerla sobre las tablas.

 Después de ‘salir del armario’ supongo que todo empeoraría, ¿No?

No sabe de qué manera. Lourdes comenzó a perseguirme también por las redes sociales. Llegó a pedir a un amiga suya, una importante empresaria, que se pusiera en contacto conmigo por las redes para tenderme una trampa. Una historia muy fuerte. Llegué a tener miedo por todo lo que me estaba pasando. He recibido amenazas de todo tipo.

En septiembre de 2018, María José Álvarez, elimina a su hermano de la vicepresidencia y el consejo de Eulen. ¿Cómo fue la reacción de David?

Se la tuvo guardada siete meses. De hecho, en esa época empezaron a pincharnos el teléfono. Ahí empezó la peor etapa de David. Su declive y debacle.

La actriz argentina SIlvia Jofré.

¿Cuál es su relación actual con David?

Desde hace 25 días ninguna. No sé qué pasa, pero no puedo ponerme en contacto con él. Su situación es tremenda. En septiembre tuvo que ingresar en un centro durante un par de meses porque había llegado un nivel terrible. Todavía me inspira lástima. Creo que su entorno no le está cuidando. 

¿Lo vuestro tiene solución?

No. Todo estaba domiciliado a su nombre y ha dejado de pagar nuestras cosas en común y, aunque no me gustaría, creo que acabaremos viéndonos en un Juzgado. Él se encargaba de todo porque no quería que yo hiciera nada. Sin embargo, hicimos un pacto y montó mi empresa, mi productora, que ahora he tenido que cerrar. No quiero llegar a este punto, pero creo que no quedará otro remedio que ir a los Tribunales, aunque sé que no está bien anímicamente.

COMPARTIR: