17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Servicio de la Compañía de Jesús a los Migrantes atendió a más de 30.000 personas en España en 2020

La congregación de los Jesuitas presiona al Gobierno para que relaje su política migratoria

/ Servicio Jesuíta Migrantes
El Servicio Jesuita a los Migrantes continúa con su campaña en favor del colectivo inmigrante. Este proyecto atendió a más de 30.000 personas en España en 2020 y lidera una campaña contra el Gobierno para que relaje la legislación sobre ellos.

Una parte de la sociedad española percibe a la Iglesia como una organización conservadora que hace lobby a través de sus medios de comunicación en favor de formaciones políticas del centro-derecha como el Partido Popular.

Cierto es que existen organizaciones dentro de la Iglesia que hacen lobby en favor de los más desfavorecidos. Es el caso del Servicio Jesuita a los Migrantes (SJM), que hace unos días pidió al Gobierno de España la paralización de la expulsión de los menores no acompañados desde Ceuta hasta Marruecos.

Esta organización asegura que "cualquier niño o adolescente extranjero no acompañado está amparado por una serie de normas de protección de la infancia. Los organismos competentes de su tutela administrativa y el ministerio fiscal deben garantizar que cualquier actuación respete el interés superior del menor. La repatriación de un menor impacta de tal modo en sus circunstancias vitales que el ordenamiento establece un procedimiento especialmente garantista de su interés superior".

Campaña en favor de los migrantes más jóvenes: #SoloConUnaOportunidad

El SJM también hace campaña contra el Gobierno para que la reforma del Reglamento de Extranjería propuesto por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y aún pendiente de aprobación por el Ejecutivo.

Desde esta organización jesuita han lanzado la campaña #SoloConUnaOportunidad, que es "una forma de visibilizar el impacto que esta decisión política tendría en la vida de miles de jóvenes migrantes (. . .) Con esta reforma, estos jóvenes podrían obtener un régimen de permisos de residencia ajustados a su realidad. Una medida que supondría mayor estabilidad en la situación administrativa de jóvenes como Mohamed, para poder centrarse exclusivamente en su curso de jardinería y en sus futuras oportunidades laborales".

Servicio Jesuita a los Migrantes. 

El SJM dice que "el desafío que supone migrar siendo menor de edad, sin compañía y sin redes de apoyo, los y las menores no acompañados que llegan a nuestro país se enfrentan a una regulación de extranjería que no se ajusta a su realidad vital y que exige requisitos de difícil alcance para continuar teniendo una autorización de residencia una vez son mayores de edad".

Más de 30.000 personas atendidas por este servicio solo durante 2020

El Servicio Jesuita a los Migrantes atendió a 30.555 personas en 2020, de las que el 50% han sido atendidas en espacios de primera acogida, muchos de ellos motivados y adaptados por la crisis social vivida debido al virus de la covid-19.

Además, explica la organización, 817 personas han sido acogidas en comunidades de hospitalidad, más de 5.600 han participado en programas de formación y empleo, más de 2.500 en itinerarios individualizados de acompañamiento psicosocial y jurídico, más de 1.880 mujeres han sido acompañadas en la línea específica, y alrededor de 7.200 personas han participado en iniciativas de ciudadanía, convivencia en la diversidad y sensibilización.

Cabe recordar que el SJM, compuesto por una decena de organizaciones en España, fue fundado en 1980 y está integrado en el JRS Internacional, que continúa su labor de acompañamiento, servicio y defensa de las personas migrantes y refugiadas en más de 80 países de todo el mundo.

 

COMPARTIR: