27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exdiputado del PSOE, conocido por sus apelaciones a Mariano Rubio, fue sentenciado en 2016 a dos años de cárcel por falsedad contable

Vuelve Juan Pedro Hernández Moltó: El expresidente de la CCM condenado pretende crear un Club de Empresarios

Juan Pedro Hernández Moltó.
Juan Pedro Hernández Moltó. / Expresidente de Caja Castilla-La Mancha.
El 4 de abril Juan Pedro Hernández Moltó se reunía con diversos empresarios manchegos para estudiar la viabilidad de crear un Club de Empresarios en la Comunidad Autónoma. Moltó se hizo conocido por sus apelaciones al exgobernador del Banco de España Mariano Rubio y por la presidencia de la Caja Castilla-La Mancha, que le llevó a ser condenado en 2016 por falsedad contable para evitar la caída de la caja.

Juan Pedro Hernández Moltó ha vuelto a la vida pública. El pasado 4 de abril el que fue presidente de Caja Castilla La Mancha (CCM) ejerció de anfitrión en una conferencia del presidente del Real Instituto Elcano, José Juan Ruiz que tuvo lugar en el Hotel Ansares en Tarancón (Cuenca). Tras la conferencia, algunos de los empresarios más influyentes de Castilla La-Mancha comieron en el restaurante Essentia, que es propiedad de la familia Loriente, dueña de Incarlopsa.

Además de la conferencia y la comida, la velada tenía como objetivo comprobar la viabilidad de crear un Club de Empresarios, una especie de foro en el que se debatirían temas relevantes para los empresarios y que conectaría a los diferentes sectores. Esto plantearía la posibilidad de generar más puestos de trabajo en la Comunidad Autónoma, sinergias y negocios entre empresas.

Jesús Bárcenas, expresidente del Cecam; Félix Solís, bodeguero; Mariano Álvarez, presidente provincial del Partido Popular de Toledo o José Bono, exministro de Defensa, fueron algunos de los invitados al evento, en el que destacó la presencia de Juan Pedro Hernández Moltó, que llevaba desde 2018 sin aparecer en la prensa.

Moltó y su vinculación al PSOE

Juan Pedro Hernández Moltó es un alicantino nacido en 1952 licenciado en Ciencias Económicas. Fue esta formación la que le llevó a ser militante del partido socialista desde 1976. Su vinculación al partido hizo que en 1989 fuese designado vicesecretario general del PSOE en Castilla-La Mancha y, un año después, ostentó el cargo de secretario general hasta el año 1997.

José Bono.

Durante esta etapa, se encargó de la Consejería de Transportes y Comunicaciones del Gobierno Regional (1981-1982) y, en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha fue consejero de Economía, Hacienda, Comercio y Turismo desde 1982 hasta 1983 y consejero de Economía y Hacienda desde 1983 hasta 1988. Al año siguiente, ejerció el cargo de diputado del PSOE por Toledo y de portavoz del PSOE en la Comisión de Economía del Congreso. Este último cargo lo mantuvo solo en sus dos primeras legislaturas de un total de tres en las que ejerció como diputado. En la última de ellas fue portavoz en la Comisión de Industria.

Sus legislaturas como diputado acabaron en 1999, año en el que fue candidato a alcalde en las elecciones municipales de Toledo, en las que finalmente fue elegido como concejal debido a la victoria del Partido Popular.

El interrogatorio a Mariano Rubio

Sin embargo, Moltó no se dio a conocer tanto por sus cargos políticos como por una mítica frase que dirigió a Mariano Rubio, exgobernador del Banco de España, en 1994, durante su etapa en la Comisión de Economía del Congreso.

“Señor Rubio, ¡míreme a la cara! ¡De frente! Me recuerda, ¿no?”, le espetó al exgobernador, para a continuación, preguntarle: “¿Usted es consciente, señor Rubio, de las consecuencias que está generando en la sociedad española su proceder, su pasividad, su falta de respuesta?”. Estas fueron las conocidas apelaciones de Moltó hacia Rubio en la Comisión de Investigación que se abrió contra el exgobernador debido a un escándalo de tráfico de influencias y dinero negro por la trama Ibercorp.

Mariano Rubio.

Este escándalo involucró a Mariano Rubio por supuestas irregularidades en la venta masiva de acciones de Sistemas Financieros, una filial de Ibercorp (presidida por Manuel de la Concha). De este modo habría facilitado la venta de parte de las acciones a algunos accionistas e inversores semanas antes de que se desplomara su cotización.

Condenado por irregularidades en la caída de Caja Castilla-La Mancha

Sin embargo, su actitud tajante con el exgobernador del Banco de España se le volvió en contra años después. Moltó presidió la Caja Castilla-La Mancha desde 1999 hasta su caída en marzo de 2009. Antes de que la entidad fuera irrecuperable, Moltó habría intentado fusionarse con Ibercaja y Unicaja y, para ello, habría presuntamente falseado los beneficios de CCM para que pareciera que la caja contaba con beneficios en vez de pérdidas.

Debido a esta trama, Moltó fue condenado en 2016 a dos años de cárcel y casi 30.000 euros de multa por falsedad contable, al igual que el exdirector general de la caja, Ildefonso Ortega. Quedaron absueltos, sin embargo, del delito de administración fraudulenta y finalmente se libraron de la cárcel debido a la carencia de antecedentes penales.

Uno de los grandes defensores de Moltó en esta etapa fue José Bono, que en 2009, en plena crisis de la caja manchega, quiso destacar la seguridad de la entidad: “hoy es una entidad mucho más segura que ayer y mucho más segura que otras al estar con la custodia y la gestión del Banco de España y la garantía del Estado”, comunicó en el I Foro de COPE Málaga.

Cuando se despidió de la política en 2012 también tuvo palabras de aliento para el expresidente de CCM, afirmando que la caja se encontraba en mejor situación que otras y que aunque la gestión realizada “no fue la mejor”, los acusados eran “gente decente”. Recalcó, también, que eso no implicaba defender ningún tipo de conducta irregular o delictiva.

COMPARTIR: