11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El sindicato Manos Limpias denuncia que gastó miles de euros en la compra de anchoas a conserveras de miembros de su partido, el PRC

El presidente de Cantabria Miguel Ángel Revilla es acusado ante los Tribunales por prevaricación, malversación y tráfico de influencias

Miguel Ángel Revilla y sus anchoas
Miguel Ángel Revilla y sus anchoas / Efe
El mediático presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha sido denunciado ante la Fiscalía General del Estado por el polémico Sindicato Manos Limpias. La organización liderada por Miguel Bernard acusa al político de prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, negociaciones prohibidas a funcionarios y autoridades y alteración de precios en contratos públicos

Junto a Revilla en esta denuncia interpuesta el 9 de octubre también acusan a el Director del Gabinete de Miguel Ángel Revilla, Guillermo Blanco Gómez, como cooperador necesario, a la Secretaria General del Gabinete de Miguel Ángel Revilla, Jezabel Moran Lamadrid, y a los empresarios Juan José Gobantes Ruiz (Conservas Juanjo S.L. y contra Jesús Gutiérrez Castro (Conservas Lolin S.L)

Según relata Miguel Bernard en el escrito de la denuncia el político cántabro “entre 2003 y 2011 se gastó mas de 500.000€ de fondos públicos en comprar latas de anchoas que generosamente regalaba, promocionándose el mismo en programas de televisión.

Siempre según la denuncia que obra en poder de El Cierre Digital, Miguel Ángel Revilla habría favorecido a la empresa conservera Conservas Lolín SL del candidato de su partido en Castro Urdiales Jesús Gutiérrez Castro a través del Instituto Cántabro de Finanzas. Además, “recibió un subvención de 50.885,94€ del Fondo Europeo de la Pesca (FEP) La intermediación se concedió en 2016 a través de la Consejería de Pesca y Ganadería siendo, Miguel Ángel Revilla, Presidente del Gobierno de Cantabria”. “Finalmente, el denunciado encargó varias latas de anchoas, bonito y Ventresca por valor de 35.763, 26 €”, se asegura en la denuncia.

Denuncia de Manos Limpias ante la Fiscalía General del Estado / El Cierre Digital

Jesús Gutiérrez fue candidato a la alcaldía de la localidad cántabra de Castro Urdiales por el Partido Regionalista de Cantabria, que lidera Miguel Ángel Revilla. El pasado verano, Gutiérrez dimitió como concejal tras la polémica por un convenio según el cual se trasladaba su fábrica a Velellegón a cambio de la construcción de una pasarela entre Castro Urdiales y Mioño, tal y como recogió su día El Diario Montañés.

Según la denuncia citada, no sería el único caso de una empresa conservera perteneciente a miembros del PRC presuntamente favorecida por el presidente Revilla. También se citan los casos de José Gobantes Ruiz dueño de Conservera Juanjo SL, candidato del PRC en las elecciones municipales del año 2011 y de Capricho S.L. A la primera le habría pagado “254.540€ públicos en comprar anchoas” y a la segunda “anchoas por importe de 45.431,13€”.

“La partida a la que carga el denunciado, Miguel Ángel Revilla, es la de "gastos protocolarios", esto es, camufla en esa partida presupuestaria la compra de productos a empresas relacionadas directamente con el partido del denunciado (PRC)” se explica en la denuncia de Manos Limpias. Señalan además que con éstos gastos “se promociona a una empresa y además de manera gratuita y se promociona al mismo tiempo la imagen del denunciado a través de los regalos que exhibe en los programas televisivos en que interviene como tertuliano o invitado”.

Desde el sindicato Manos Limpias exigen a la Fiscalía General del Estado que “se proceda a la apertura de las diligencias previas” y que entre estas “se oficie a la Comunidad Aut6noma Cántabra con objeto de que aporte los "expedientes de los gastos protocolarios" desde el año 2015 al 2018”.

El mediático presidente se hizo popular, entre otras muchas cosas, por promocionar las anchoas cómo una de las referencias  gastronómicas más importantes de la región cántabra en varios programas de televisión. Habitual era que se le viera en sus distintas apariciones regalar anchoas a todo el mundo, desde a Pablo Motos hasta al presidente Rodríguez Zapatero. Ahora, Miguel Ángel Revilla se enfrenta a esta denuncia ante la Fiscalía, que aún no se ha pronunciado al respecto.


Revilla en su etapa falangista / Archivo 

Miguel Ángel Revilla nació en la localidad purriega de Polaciones en 1943. Durante años se dedicó a la banca y al sector privado. Entró en política en 1973 en plena dictadura franquista siendo el responsable del Sindicato Vertical en Torrelavega. 

En democracia su andadura política arrancó en 1983 convirtiéndose en parlamentario de la recién creado Comunidad Autónoma de Cantabria por el Partido Regionalista de Cantabria del que es uno de sus fundadores. Revilla fue vicepresidente de Cantabria desde 1995 hasta 2003. Ese año se convirtió en presidente gobernando en coalición con el PSOE. Un año más tarde empezó su vida mediática cuando un vídeo suyo en una televisión local de Santander criticando el banquete de la boda de los Príncipes de Asturias tras emitirse el mismo en Crónicas Marcianas. En 2011 dejó la presidencia de Cantabria a la que volvería en 2015. En los últimos años ha triunfado como escritor. Algunos de sus ensayos como Nadie es más que nadie (2011), La jungla de los listos (2014) o Sin censura (2018) lo han convertido en uno de los autores más vendidos del país.

 

COMPARTIR: