27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL CRIMEN DEL DESAPARECIDO EN JULIO DE 2022 EN MANZANARES TIENE UN NUEVO INVESTIGADO Y SOSPECHOSO: SE TRATA DE SU HERMANO FRANCISCO ISLA

La mujer del asesinado Juan Miguel Isla: "Su hermano le tenía mucho odio y guardó la pistola del acusado Antonio Caba"

El Cierre Digital en
/ Juan Miguel Isla y la zona donde fue encontrado su cuerpo en Manzanares.
Juan Miguel Isla desapareció el 22 de julio de 2022 en Manzanares, donde se había desplazado para cobrar 50.000 euros a un hombre por la venta de una finca procedente de la herencia familiar, cuyo intermediario era Antonio Caba. Precisamente, Juan Miguel Isla y su hermano Francisco habían roto relaciones a causa de la herencia, aunque Francisco era amigo de Antonio Caba, a quien le guardó una pistola sin licencia que Antonio le entregó al día siguiente de asesinar a Juan Miguel Isla.

Juan Miguel Isla desapareció el pasado 22 de julio de 2022 en Manzanares. No fue hasta ocho meses después cuando se encontraron sus restos humanos en una finca de Valdepeñas. Esa finca era propiedad de Antonio Caba, una de las dos personas que se encuentra en la cárcel por el asesinato de Juan Miguel Isla. La otra persona que se encuentra en prisión es Gaspar Rivera, quien declaró que fue Antonio quien asesinó a Isla y que él le ayudó a esconder el cuerpo y a deshacerse del coche de Isla. 

Juan Miguel Isla Fernández y la Guardia Civil durante el registro

Juan Miguel Isla y la finca donde apareció su cuerpo.

Ahora las investigaciones tratan de esclarecer si Francisco Isla, hermano de la víctima, estuvo implicado en el crimen o en su encubrimiento. Ambos hermanos estaban enemistados desde hace varios años a causa del reparto de la herencia familiar tras la muerte de su padre en 2010. El principal motivo del enfrentamiento era la finca, valorada en 1.350.000 euros, que Juan Miguel vendió antes de desaparecer y ser asesinado. Respecto a Francisco, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil tiene serias sospechas pese a que su vinculación con los hechos todavía no se ha podido determinar. 

Francisco Isla le guardó una pistola a Antonio Caba


Estas sospechas se deben a que el día siguiente de asesinar a Juan Miguel Isla, Antonio Caba le entregó una pistola Astra sin licencia a Francisco Isla. El hermano de la víctima sabía que su hermano estaba desaparecido, pero según ha indicado, en ningún momento sospechó que ese arma se hubiese usado para asesinar a su hermano. Durante meses Francisco tuvo escondida la pistola, hasta que el pasado 27 de marzo decidió comunicárselo a los investigadores. 

La Guardia Civil confirma que los restos hallados en una finca de Ciudad  Real son del desaparecido Juan Miguel Isla

Los investigadores en el pozo donde se encontró el cuerpo de Juan Miguel Isla.

Cabe destacar que Francisco y Antonio Caba tenían una gran relación y entre ambos se intercambiaban mensajes sobre el avance de las investigaciones y el paradero de la víctima. En esos mensajes Caba se refiere a Juan Miguel Isla como “el mongolo ese” y su mismo hermano dijo “estará por ahí de putas”. En otra conversación de Caba con un amigo suyo, este le pregunta a Antonio “¿no le habrá asesinao su hermano, no?, es que no lo veo preocupao”. 

Francisco señaló que tras recoger el arma la depositó en una nave que tiene en Villarta de San Juan, Ciudad Real, donde la escondió debajo de un lavabo. En ningún momento ha sabido explicar porque aceptó guardar el arma que Caba le había dado. En su declaración, Gaspar Rivera señaló que Caba le había dicho que mató a Juan Miguel Isla con una pistola. A falta de un informe definitivo de la autopsia, los investigadores tratan de esclarecer si la pistola tuvo relación con el asesinato de Juan Miguel Isla. Está por determinar el grado de implicación de Francisco Isla en el asesinato de su hermano.

“Hay algo muy oscuro y muy extraño"


Elcierredigital.com ha contactado con Nardi, mujer de Juan Miguel Isla, que señala: “Juan Miguel me comentó que cuando tenía 14 años su hermano Francisco le partió la cara y desde que me contó eso siempre he estado preocupada, porque veía a Francisco siempre en el café enfrente de la finca de Juan Miguel cuando ni se dirigían la palabra. Tras enterarme de que Francisco le guardó la pistola a Antonio Caba tanto tiempo, me saltaron todas las alarmas. Los investigadores me indican que está investigado pero de momento no es sospechoso”. 

Registros en una finca por un hombre desaparecido hace 8 meses y cuyo coche  encontraron en Albacete - El Digital de Albacete

El vehículo de Juan Miguel Isla.

Era claro el odio que Francisco tenía a mi marido, pero Juan Miguel no odiaba a nadie porque siempre ha sido muy noble. Además, tras salir a la luz las conversaciones con Antonio Caba, Francisco expulsa mucho odio de cara a su hermano y le llaman de todo, algo propio de una mentalidad de alto calibre de maldad. No soy nadie para sacar conclusiones pero todo es muy extraño, me sorprende también el precio de las fincas. Tanto la finca de Juan Miguel como la de Francisco estaban valoradas por el mismo precio, sin embargo, la finca de Francisco fue vendida con la colaboración de Antonio Caba por más de un millón y medio, mientras que la de Juan Miguel se vendió por 1.350.000 euros” explica la mujer de la víctima.

Hay algo muy oscuro y muy extraño, se nota que ha habido una planificación para hacerle una emboscada, es algo muy frívolo, cruel y cobarde. Si estoy de pie y puedo hablar es por la sed de justicia, pero los primeros meses han sido muy duros y traumáticos. Ahora lo único que quiero es que nadie que estuviese relacionado con el crimen se quede de rositas en la calle”, concluye la mujer de Juan Miguel Isla. 

La posible relación de Antonio Caba con otra desaparición


Tras los hallazgos del pasado 14 de marzo en el marco de la investigación sobre la desaparición de Juan Miguel Isla, se está analizando la vinculación de los detenidos con la desaparición de Jesús María González Borrajo. Antonio Caba actuó como mediador en los negocios de Isla y Borrajo. Con ambos actuó como una especie de comisionista que percibía ciertas cantidades económicas por la compraventa y las gestiones. En el caso de Isla, Antonio era el intermediario entre Juan Miguel y un señor muy conocido, que le iba a pagar 50.000 euros en metálico debido a una deuda. Antonio fue el último en ver a Isla con vida.  

Jesús María González Borrajo

Jesús González Borrajo.

Respecto a Jesús González Borrajo, se le perdió la pista el 19 de junio de 2019 tras haber vendido dos vehículos de alta gama, marca Mercedes, por 28.000 euros en total y quería cobrar una deuda de 24.000 euros. En esta cita, Antonio Caba hizo de intermediario y tras cerrar el negocio, ni Jesús ni su teléfono volvieron a dar señales de vida. Al día siguiente de su desaparición, Borrajo debía tomar un vuelo de negocios rumbo a Paraguay, pero nunca llegó a embarcar en el avión.

También se esta investigando la relación de Antonio con el caso de un hombre que cayó misteriosamente en un pozo hace casi una década, que fue considerado un suicidio. Antonio tenía relación con esta persona y también fue el intermediario de una transacción económica de este fallecido. Todos los casos siguen el mismo patrón: una transacción comercial de una cantidad considerable donde media un intermediario y, posteriormente, los receptores del dinero desaparecen. Cabe remarcar que los tres individuos eran de Manzanares, Ciudad Real.

COMPARTIR: