28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este abogado es la persona más cercana al presidente tras la caída de Ábalos y asume la cartera de Presidencia en sustitución de Carmen Calvo

El verdadero hombre en la sombra de Pedro Sánchez: Félix Bolaños, el nuevo 'señor Lobo'

Última hora
/ Félix Bolaños. Foto: Flickr La Moncloa.
Félix Bolaños se ha convertido en la sombra de Pedro Sánchez. Este discreto y brillante abogado del Banco de España se encargó con acierto del proceso de exhumación de Franco, la negociación para formar Gobierno con Podemos y la desescalada.

La fiebre de ficción política está contribuyendo a la mitificación de Iván Redondo, que involuntariamente sustrae el protagonismo a la verdadera sombra de Pedro Sánchez: el brillante y discreto abogado Félix Bolaños.

Este madrileño de 45 años, hijo de un comerciante de Móstoles, ejerce como secretario general de la presidencia del Gobierno desde la moción de censura que derrocó hace tres veranos a Mariano Rajoy. Y se ha convertido en la verdadera sombra del presidente gracias a sus eficaces gestiones.

Ábalos, carbonizado

En La Moncloa celebraban con algarabía cada 'acción' del anterior 'señor Lobo' del presidente, José Luis Ábalos, que lo mismo intentaba pacificar a Federico Jiménez Losantos a la hora del café que volaba a La Gomera para negociar el pacto que alumbró el Gobierno de Canarias. O bajaba en AVE hasta la estación de Santa Justa para cortejar políticamente a Susana Díaz.

Cierto es que Ábalos está carbonizado políticamente porque su teatralidad vital ha saltado a los papeles por el 'caso Delcy' y por el sinfín de tropezones que ha protagonizado desde que lideró la fallida moción en Murcia, que fue el primer síntoma de su pérdida de eficacia.

Sánchez no se desprenderá de su amigo valenciano, que acometerá nuevas tareas tras la remodelación del Gobierno. Eso sí, alejándose del foco y de las gestiones prioritarias después de que el presidente haya comprendido que necesita la gestión eficaz y silente de Bolaños.

Y es que su verdadera sombra demostró temple a la hora de negociar con la familia Franco la exhumación del dictador, apuntó torería a la hora de acordar la conformación del Gobierno con Podemos y exhibió tablas sobre el tendido cuando tuteló la desescalada.

Bolaños, Redondo, Sánchez y Oliver. Foto: Flickr La Moncloa. 

Es cierto que estos tres 'marrones' no entrañaban las dificultades que asumía Ábalos, que lo mismo se iba a Barajas de madrugada a hacer Dios sabe qué con Delcy Rodríguez que tenía que achicar agua en provincias. O apagar los fuegos de una 'vieja guardia' socialista que, a pesar de Filesa y el GAL, quiere impartir lecciones de ética política.

El currículum de Bolaños

Son tiempos en los que la clase política ya no solo infla su currículum, sino que se sirve de su escudería para engordar sus hojas vitales con carreras que se hacen a base de siniestras convalidaciones o tesis con olor a corta y pega.

No encontrarán por esos ribazos a Bolaños, licenciado en Derecho por la Complutense tras ser el primero de su promoción en el Curso General de Abogacía. El madrileño demostró su talla unos años después al obtener la única plaza convocada de letrado asesor en materia laboral, sindical y de Seguridad Social del Banco de España, al que pidió excedencia en 2018.

En paralelo a su brillante carrera profesional, Bolaños desarrolló en su juventud una labor como 'fontanero político' de perfil bajo: en 2008 se convertía en miembro del comité regional del caótico PSOE madrileño y en 2014 fue nombrado secretario de la comisión federal de Ética y Garantías tras el triunfo de su amigo Sánchez, que auspició que entrase como patrono de la Fundación Pablo Iglesias, en la revista socialista Temas o en la Fundación Sistema.

Tareas

En estos tres últimos años Bolaños se encargó de algunos asuntos delicados de carácter institucional. Uno de los más polémicos fue la exhumación de Franco, de la que se encargó de la coordinación del dispositivo del proceso de traslado y reinhumación de su momia.

También negoció las estructuras ministeriales con Podemos para que el encaje de bolillos favoreciese al PSOE, que se quedó con todos los ministerios clave a nivel estatal a cambio de ceder puestos vistosos a los de Pablo Iglesias. Su relación con los morados, señalan fuentes de La Moncloa a Elcierredigital.com, es "buena".

Eso sí, las mismas fuentes señalan que la relación no es "todo lo cercana que se podría esperar porque Iglesias puenteaba a la comisión de seguimiento del pacto de coalición, de la que Bolaños es miembro, mediante una interlocución directa con Iván Redondo", que tras la salida del Consejo de Ministros del exvicrepresidente segundo del Gobierno se dedica a otros menesteres.

Otros hitos

A Bolaños también se le atribuye el pacto entre el Gobierno y Ciudadanos para que la formación liderada por Inés Arrimadas facilitase las prórrogas del estado de alarma. Y también formó parte del Comité técnico para la desescalada y del diseño del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad.

Menos aplausos recibió por su participación en la fallida moción murciana en la que participó, tal y como desveló Santos Cerdán: "Esto lo manejamos desde el Área de Organización, tanto José Luis Ábalos como yo, y estamos en contacto continuo también con el secretario general de La Moncloa que es Félix Bolaños, y con el presidente". Cerdán confirmó que existe demasiada literatura sobre Iván Redondo, que según él no participó en la negociación murciana.

Ministro con recorte de sueldo

Esta trayectoria ha facilitado que Sánchez confíe en su sombra para hacerse con el ministerio de Presidencia en sustitución de la hasta ahora todo poderosa Carmen Calvo. La promoción laboral tendría una contraindicación para Bolaños, que hasta ahora se embolsa 109.861,56 euros y pasaría a cobrar 74.858,16 euros.

Eso sí, los que le conocen aseguran que no se mueve por dinero y podría ver recortado más de un 25% su sueldo para agradar a su amigo Sánchez. Y es que su confianza en el presidente del Gobierno es máxima.

COMPARTIR: