27 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Menos de un 5% de las trabajadoras del sexo pertenecen a las llamadas escort de lujo y el Congreso debatirá en breve su abolición

España, un país de alto consumo de prostitución: Su abolición se debatirá en el Congreso

En pleno siglo XXI, la prostitución sigue enfrentando posturas entre quienes apuestan por su abolición y los que defienden su regulación pero mientras tanto, la actividad sigue instalada cómodamente en la “alegalidad”.

Sin censos oficiales ni datos estadísticos no es posible precisar cuántas mujeres ejercen la prostitución en España, aunque se calcula que hay unas 100.000 prostitutas, de las cuales un 66% trabajarían en alguno de los 1.600 prostíbulos que hay distribuidos por el territorio nacional si atendemos a los datos que facilitó el programa Tanto x ciento ofrecido por el canal DMAX en mayo del año 2017. Estadísticas que concuerdan con lo manifestado por la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne (ANELA) y similares a los arrojados por la Policía Nacional ese mismo año, cuando contabilizó que en nuestro país hay unos 1.400 locales en los que se practica la prostitución, que "se disfrazan como hostelería", lo que dificulta el coto a esta práctica.

Prostitución de lujo, ¿mito o realidad?

La realidad del estatus de escort de lujo es que menos de un 5% de las trabajadoras del sexo ocupan esa posición. Unas cifras muy alejadas del imaginario colectivo arrojado por la ficción o de las de los defensores de la regulación del sector, que omiten que el 80% de quienes ejercen la prostitución lo hacen contra su voluntad, según datos de diversas ONG, en una cifra que eleva aún más la ONU, organización que en el año 2019 sostenía que nueve de cada diez prostitutas en España ejerce esta actividad en contra de su voluntad.

“Probablemente el otro 10% no lo haga por elección libre, sino empujadas por la pobreza o la precariedad”, nos invita a reflexionar una trabajadora social acostumbrada a la realidad de estas mujeres, mayoritariamente rumanas (45%) aunque con mucha presencia de sudamericanas, chinas y subsaharianas, y donde no somos capaces de conocer, con datos oficiales, el hueco que ocupan las españolas, en femenino, ya que las personas que ejercen esta práctica son en un 90% mujeres.

Las diferentes posturas del arco parlamentario

Los dos partidos que forman la coalición de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, negocian legislar la abolición de la prostitución y conseguir aprobar un texto normativo a lo largo de este año. Conversación entre el Ministerio de Igualdad y los grupos parlamentarios que conforman el Gobierno de coalición de la que poco se sabe, aunque fuentes internas afirman a este medio que “la sanción a los proxenetas será la bandera de la reforma”, sin querer profundizar en si se contemplaría la posibilidad que existan personas que decidan ejercer la prostitución por voluntad propia.

En cuanto a las posturas mantenidas desde la oposición no se encuentran grandes discrepancias, más allá de la situación tensa actual. Los populares, ya en la legislatura pasada, se posicionaron “de manera contundente” en contra de la legalización y recuerdan a este medio que en la legislatura anterior introdujeron reformas para luchar contra la trata.

Congreso de los Diputados. 

Ciudadanos pasa por un posicionamiento más amplio al referirse a la “regulación” porque diferencian entre mujeres víctimas de trata y "las que ejercen la prostitución libremente", un concepto que genera mucha ambigüedad ante una posible regulación legal pero que, sin embargo, camina en la ley descafeinada que busca un PSOE que, según fuentes internas, "ha demostrado más palabras que voluntad en la abolición" y un Podemos que en el año 2018 aún se encontraba en un debate interno sobre este aspecto, lo cual choca con sus planteamientos puramente feministas que postulan en este momento.

La postura más enconada la ofrece VOX. “Mientras lo que hagan es utilizar dramas humanos para colar sus consignas ideológicas, nos tendrán enfrente.”, manifiesta Luciano Ferrer, concejal de la formación verde en el ayuntamiento de Castellón, quien ya mostró su veto a la declaración institucional “Para erradicar el tráfico de mujeres y niños destinados a la prostitución” que se presentó en el pleno del municipio valenciano en septiembre de 2021.

En cuanto a las premisas de partidos menores del arco parlamentario más fácil lo encontrará el Gobierno con Más País, quienes, en la página 48 de su programa electoral, mencionaban la Ley Integral de Trata de seres humanos con fines de explotación sexual”, mientras que PNV y Bildu no tienen una postura claramente definida y piden un debate profundo. Por su parte, JxCat se decanta por conversar sobre la regulación legal de la prostitución y añadir a las “trabajadoras sexuales” en la ley del solo sí es sí.

¿Cuál es la situación legal de la prostitución en España?

Como referíamos anteriormente la prostitución en España se encuentra en una situación de alegalidad, no siendo legal, ni ilegal expresamente, y recayendo sobre los municipios la regulación del ejercicio en sus calles mediante ordenanzas.

Respecto al código penalla prostitución no está recogida como tal, aunque sí castiga delitos como la prostitución de menores, la prostitución obligada, forzada o coaccionada, o lucrarse de otra persona que la ejerza, aunque lo haga voluntariamente, si hay explotación”, nos aclara la abogada penalista Beatriz Uriarte, de Ospina Abogados, quien recuerda que la Ley de Seguridad Ciudadana, impone multas de entre 601 y 30.000 euros “cuando se solicite o se practique en zonas de tránsito público, en lugares frecuentados por menores, tales como parques, colegios, o en zonas en las que se ponga en peligro la seguridad vial o la integridad del tráfico”.

Beatriz Uriarte, abogada. 

Pero esta atípica situación con un marco legal poco definido no supone una desprotección total. Así, Uriarte nos refiere que “aquel que realice actos de carácter sexual con un menor de dieciséis años, será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años”, y para los mayores de edad “aunque no todas las conductas relacionadas con la prostitución se consideran delictivas, se debe considerar el elemento lucrativo y psicológico, para que finalmente sea un delito penal o no”, recogiéndose dentro de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual. Por lo que, de verse relacionado con un delito de prostitución o explotación sexual, lo más indicado es acudir a un abogado penalista que pueda dar asesoramiento integral ante una ley poco definida.

España: un país de alto consumo de prostitución

España es el país de Europa con mayor demanda de sexo pagado según datos de la ONU, que nos sitúa como el tercer país del mundo en demanda de prostitución. Según los datos de Naciones Unidas, el 39% de los varones españoles ha pagado en alguna ocasión por mantener relaciones sexuales.

COMPARTIR: