21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

TRENASA CIERRA SUS PUERTAS TRAS TRECE AÑOS DE ACTIVIDAD EN LA LOCALIDAD DE CASTEJÓN

La crisis empresarial del Grupo CAF en Navarra levanta ampollas en el PSOE

TRENASA
TRENASA / TRENASA
A contrapié. Así ha pillado en Navarra la decisión del Grupo CAF en su planta de TRENASA, sita en la localidad navarra de Castejón. Y es que la multinacional vasca, que roza 9.500 millones de euros de facturación anual, no deja de acumular beneficios y había recibido jugosas ayudas del Gobierno foral, ha decidido cerrar una planta que daba empleo a 110 trabajadores de la Ribera (zona sur de Navarra).

El alcalde del municipio, David Álvarez, asegura que el PSOE y el PNV deben mojarse sobre el tema: "Vectia (filial de TRENASA) recibió cuatro millones de euros públicos. Y ahora comunican el cierre... esto es un despropósito y una barbaridad. Pero estoy convencido que si hay voluntad política, esta situación se puede revertir. Lo que está claro es que la presidenta y el consejero tienen algo que decir. María Chivite y Manu Ayerdi se tienen que mojar sobre TRENASA"

Se da la circunstancia de que Álvarez, tal y como recoge el portal comarcal e-Ribera.com, es empleado en excedencia de TRENASA y ahora ha hecho balance sobre la situación: "En 2012 esto estaba lleno. Estábamos casi 200 trabajadores renovando la red de cercanías de RENFE, haciendo un tren para Arabia Saudí y el metro de Sao Paulo (Brasil). Prácticamente ni cabíamos dentro... y ahora sin embargo la nave se puede quedar vacía". 

Enfado político

Izquierda-Ezkerra, que apoya el Gobierno que conforman en Navarra el PSOE, Podemos y una coalición en la que está integrada el PNV (Geroa Bai), ha instado al Ejecutivo de Navarra "a que intervenga para evitar el cese de la actividad de la empresa TRENASA en Castejón; y pide a la empresa que reconsidere su decisión en la medida en que la planta de Castejón tiene capacidad suficiente de producción".

La coalición conformada por Izquierda Unida y Batzarre considera "una catástrofe para Castejón y la Ribera la pérdida de 110 puestos de trabajo en la Ribera, una zona muy castigada por el paro. Por lo tanto supone un duro golpe para la población de Castejón y las localidades próximas, que es preciso evitar".

¿Marcha atrás?

Izquierda-Ezkerra recuerda que "ha registrado una Declaración Institucional en el Parlamento de Navarra, que espera tenga el apoyo de todos los grupos, en el sentido de rechazar el cierre de la empresa TRENASA y los despidos; pidiendo al Gobierno de Navarra su intervención para que la empresa dé marcha atrás; solidarizándonos con los trabajadores, trabajadoras y sus familias con el compromiso de intervenir para dar la vuelta a esta tremenda situación".

Izquierda-Ezkerra ha registrado, también, una Pregunta Oral al Consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, así como una Sesión de Trabajo con el comité de esta empresa. Por último, Izquierda-Ezkerra apoya todas las movilizaciones en defensa de los puestos de trabajo y anima a sus afiliados y a la población en general a participar.

Enfado sindical

El secretario general de Industria de Comisiones Obreras en Navarra, Josema Romeo, afirmó que el cierre supone "un tremendo jarro de agua fría" y lo califica como "una auténtica sinvergüenzada" ya que hace dos meses "negociamos un expediente de suspensión".

"Negociamos 45-60 días hasta final de año precisamente para que pudiesen entrar pedidos y ahora nos encontramos con la noticia de un cierre", asegura en declaraciones a Navarra TV. Romeo recuerda que TRENASA cuenta con "una plantilla muy joven y preparada" que ahora enfila, quizás si el PNV no lo remedia, las colas del Servicio Navarro de Empleo. 

COMPARTIR: