09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El líder populista del Partido Regionalista de Cantabria ha anunciado que se presentará por décima vez como candidato a las autonómicas en 2023

Revilla aparca su debate sucesorio: Intentará mantenerse como presidente cántabro hasta los 84 años

El Cierre Digital en
/ Miguel Ángel Revilla
Miguel Ángel Revilla continúa batiendo récords: el presidente de Cantabria se presentará al cargo por décima vez consecutiva. El líder del PRC, que liderará las listas con 80 años, asegura que se encuentra bien físicamente y apela a su "tirón electoral" para intentar evitar un Gobierno conformado por Partido Popular y Vox.

Miguel Ángel Revilla continúa batiendo récords. El presidente de Cantabria ha anunciado que se presentará en mayo por décima vez a la presidencia de Cantabria y asegura que se encuentra "bien, tanto de cabeza como de movilidad".

El líder del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), a punto de cumplir 80 años, asegura contar con un gran "tirón electoral". "Mi presencia suma", asegura. También afirma que su partido "puede ganar de nuevo las elecciones autonómicas. Si no encabezo la candidatura, se sacaría un número de diputados menor a si la encabezo yo"

"Se podría dar esa misma noche electoral un pacto de gobierno entre el Partido Popular y Vox, y eso me preocupa y le preocupa a mi partido. Es democrático, pero nosotros tenemos unas líneas rojas. El PRC ha nacido con la firme defensa de la autonomía de Cantabria, hemos conseguido que seamos una autonomía consolidada y esto no puede tener vuelta atrás", añade. 

También afirma que "Cantabria es una región pequeña, y hoy la política nacional está determinada por las grandes comunidades. Cantabria, para tener peso, tiene que tener también alguna persona capaz, por notoriedad, por estar en los medios de comunicación, para utilizar esas plataformas para reivindicar"

"Siempre hay riesgo de que se paralice algún proyecto importante, lo vimos en las elecciones de 2011. El PRC subió en votos pero el PP consiguió la mayoría absoluta. Es importante que yo siga, como persona mediática y con capacidad de presión, para que todo lo que está en marcha se culmine", sostiene. 

Revilla adelanta que se mantendrá en el Parlamento aun en caso de no ser elegido: "De ninguna manera. Y tengo un ejemplo: lo que hice en 2011. Lo normal, cuando un presidente pierde las elecciones cambia de trabajo. Yo me quedé en un banco de tercera fila, tranquilamente, ejerciendo mi labor de oposición. Y si no gano las elecciones, voy a volver a mi escaño en el Parlamento como hice en 2011". 

También adelanta que su sucesión será "ordenada". "Hemos hecho un partido fuerte, con gente cualificada. Más allá de que yo tenga ese tirón electoral, hay personas preparadas. Serán los militantes los que digan quién tiene mayor aptitud y mayor proyección. Será una decisión democrática", subraya. 

Revilla también asegura que su familia le dice que pare: "Me dicen que ya está bien, pero en este momento uno no depende solo de las decisiones personales sino de casi 10.000 militantes, que me piden que siga, porque ven en mí a una persona fiable para llevar las riendas del partido y de la autonomía de Cantabria". 

"Estoy todo lo bien que se puede estar con 80 años, me lo piden en mi partido, creo que tengo que seguir vigilante, y por último, defiendo la senectud. Seguiré defendiendo esta autonomía con uñas y dientes", promete. 

Y también ha realizado una quiniela sobre las próximas elecciones: "Contemplo el siguiente escenario: cuatro partidos en el Parlamento, y el PRC será la lista más votada, y después Partido Popular, Partido Socialista y Vox, por este orden". 

A nivel estatal no está tan seguro: "Hace unos meses tenía claro que el tsunami del PP iba a ser imparable y que el señor Feijóo iba camino de una mayoría absoluta. Ahora no lo tengo tan claro. Las cosas están cambiando". 

Revilla contra María José Sáenz de Buruaga

Miguel Ángel Revilla está que trina después de que la líder del Partido Popular en Cantabria le haya acusado de haber firmado un preacuerdo con el PSOE para eternizarse en la presidencia de la región tras las elecciones de 2023. 

María José Sáenz de Buruaga lo tiene claro pero Revilla, que podría mantenerse en el cargo hasta los 84 años, lo ha negado: "Es mentira. Hablar es tan fácil... quieren que lo jure públicamente, podría hacerlo, pero es mentira. Ella ya lo sabe. Yo no voy a meterme con nadie en campaña, pero no se pueden hacer infundios", asegura. 

Revilla tiene un plan

La intención de Revilla, tal y como señalan fuentes del PRC a Elcierredigital.com, es intentar ganar en las autonómicas de 2023 y, una vez renovado en el cargo, ceder la presidencia de Cantabria y del PRC a otra persona. 

Revilla2

Miguel Ángel Revilla. 

El favorito en todas las quinielas es Francisco Javier López Marcano que, según esas mismas fuentes, "no es especialmente el gran amigo de Revilla, pero es de su misma escuela ética. El consejero es más turbio que el presidente, del que nadie duda que se eche un euro al bolsillo. Pero ambos se entienden bien y Revilla sabe que en el PRC, tan moldeado a su imagen y semejanza, no hay demasiado banquillo". 

Si Marcano vuelve a tener algún problema judicial, hecho no descartable, las opciones de Revilla para designar sucesor son Paula Fernández, actual consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior o Guillermo Blanco, consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Revilla nunca cambia

Año 1984. El mítico espacio 'La Clave', de José Luis Balbín en TVE, mira a Cantabria y allá va un desconocido parlamentario autonómico llamado Miguel Ángel Revilla, perteneciente al entonces minoritario Partido Regionalista de Cantabria. 

Ojo al discurso de Revilla: "Bien sabe dios que yo en la política estoy a disgusto. Y estoy deseando que estos socialistas, que dicen que lo van a arreglar todo, lo hagan, para marcharme a Polaciones a pescar. Así de claro. El primer día que se cumplan las condiciones que anuncian que se van a hacer, yo cuelgo mi chaqueta de político. ¡Porque la odio! Si yo fuera un político no estaría en el Partido Regionalista de Cantabria. Me hubiera apuntado a uno de los grandes para llegar arriba, no a un partido donde encima me cuesta de mi bolsillo la mitad de lo que gano. Eso es así de claro".

Revilla en 1988 accedería al liderazgo del PRC, en 1995 se convertiría en vicepresidente de un Gobierno liderado por el PP, en 2003 accedería a la presidencia porque el PSOE le apoyó como tercera fuerza para echar al PP, en 2011 perdió el poder mientras ganaba puntos en los platós televisivos madrileños y en 2015, convertido en una especie de líder regeneracionista, recuperaba el trono. En 2019, por fin, el PRC se convertía en la primera fuerza de Cantabria y adquiría voz en el Congreso.

El presidente también tiene una carrera predemocrática como gerifalte del Sindicato Vertical fascista. Revilla, 'demócrata de toda la vida', decía esto en 1973: "Tenemos que hacer comprender al mundo que el pensamiento joseantoniano, adecuadamente actualizado, tiene plena vigencia en el contexto actual. Tenemos una ideología que siempre he pensado que era exportable en función naturalmente, de una actualización del pensamiento de José Antonio"

COMPARTIR: