17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Karmen Garrido, periodista experta en información social, destaca otras malas prácticas periodísticas como el uso del acrónimo MENA

Las imágenes de menores en Prensa, el talón de Aquiles de los grandes medios de comunicación españoles

En ocasiones, las imágenes de la prensa no respetan la privacidad de los menores.
En ocasiones, las imágenes de la prensa no respetan la privacidad de los menores.
Aldeas Infantiles SOS, el Consejo General de la Abogacía Española y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) presentaron el pasado martes un informe anual que analiza el tratamiento mediático de niños y jóvenes en España. El documento revela un ligero retroceso en la calidad de las informaciones referidas a menores respecto a 2018 e identifica las imágenes en prensa como uno de los aspectos a mejorar.

El pasado martes tuvo lugar la presentación de “La infancia vulnerable en los medios de comunicación. Informe 2019”, un informe anual elaborado por Aldeas Infantiles SOS sobre la vulnerabilidad de la infancia en el ámbito de los medios de comunicación. Además de esta ONG, han colaborado en la realización del informe el Consejo General de la Abogacía Española y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

En esta edición han tomado parte juristas expertos en infancia y destacados periodistas, entre otras personalidades.  Entre los participantes más destacados del proyecto destacan María Giráldez, abogada de familia, y dos periodistas expertas en Tercer Sector e información social como son Adaya González y Karmen Garrido.

En este sentido, elcierredigital.com se ha puesto en contacto con esta última para recoger sus impresiones generales sobre el estudio. Esta reputada periodista, que ha contestado amablemente las preguntas que se le han planteado, ha destacado que el informe se viene elaborando desde 2015 y que desde entonces se ha constatado una notable mejora en el tratamiento de las noticias de la infancia y la juventud. De hecho, según el criterio de esta experta, “España no está mal situada con relación al tratamiento de la infancia respecto a otros países”.

No obstante, Garrido apunta que aún hay mucho margen de mejora: “Queda camino por andar. Este año ha habido un pequeño bajón con respecto a los resultados de 2018, sobre todo con respecto a las imágenes”. Precisamente las imágenes se erigen como una de las asignaturas pendientes en la cobertura mediática de asuntos que afectan a menores: “en las imágenes de las noticias muchas veces se ve a los niños, no se les pixela y prima el morbo, algo que también se pone de manifiesto cuando no se trata propiamente de imágenes, sino de ilustraciones”, indica Garrido.

En esta línea, esta periodista ha orientado su ponencia en la presentación a la deontología y la ética de la profesión periodística, destacando la importancia de resistir a las presiones que en ocasiones ejercen editores e intereses económicos en las redacciones y de trabajar siempre de acuerdo a los principios éticos que rigen el periodismo, más si cabe en temas vinculados a la infancia: “hay que hacer una información lo más responsable y respetuosa posible especialmente cuando se trata de niños y jóvenes vulnerables”.

Cartel de la presentación del informe.

Además, Garrido ha querido reivindicar la importancia del contenido positivo sobre jóvenes y niños a nivel mediático: “hablamos muchas veces de noticias negativas y en mi intervención he destacado la necesidad de habilitar espacios donde se haga discriminación positiva. Se suelen utilizar términos no muy agradables para referirse a jóvenes, niños y menores no acompañados, pero hay muchos de ellos que están participando activamente en labores de apoyo social, y eso no tiene cabida en las noticias. También se debería hablar de eso y dar voz a niños y jóvenes”.

Y es que, de acuerdo con esta experta, la prensa suele referirse a niños y adolescentes de forma “incorrecta”. Un caso paradigmático es el de los comúnmente conocidos como MENA (Menores extranjeros no acompañados). La periodista considera que este acrónimo “cosifica” a estos niños y “les despersonaliza totalmente”.  

En cualquier caso, además de Garrido, el encuentro donde se expusieron las líneas maestras de este estudio contó con las ponencias de Pedro Puig, presidente de Aldeas Infantiles SOS de España, Nemesio Rodríguez, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, Marga Cerro González, presidenta de la Comisión de Igualdad del Consejo General de la Abogacía Española,  Laura Prados, coordinadora del informe La infancia vulnerable en los medios de comunicación y María Giráldez, abogada de familia.

Los datos del informe

Como muestra, el informe contempla 46.939 piezas comunicativas publicadas en prensa nacional entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019, tanto en formato papel como digital. De esta forma se pretende investigar sobre el tratamiento mediático de las informaciones en que los niños desempeñan un rol protagónico. No obstante, con el ánimo de realizar un estudio más profundo, de este total se filtró una primera extracción compuesta por 1.000 extractos informativos de los que se han acabado analizando 100.

La investigación revela datos que permiten construir una idea clara de cómo se trata la infancia a nivel mediático en nuestro país. De las 100 informaciones analizadas, un 75% han dado un tratamiento correcto a la infancia. Un 11% lo ha hecho de forma neutra y, eso sí, un 14% de las informaciones indican un tratamiento negativo. La nota media de estas noticias ha sido de 3.88 sobre 5, dato ligeramente inferior al del informe de 2018, que era de un 4,04%.

En lo que concierne a las imágenes, de las 100 noticias investigadas, 88 contenían fotografía, ilustración o vídeo. De este total, el 47,7% se han considerado buenas o muy buenas, el 20,4% regulares, el 19,3% malas y el 12,5% muy malas. En ambos supuestos, las premisas para dirimir una u otra calificación eran los de no magnificar la noticia y no alarmar, el respeto a la identidad de los niños y contextualizar los hechos noticiables.

 

COMPARTIR: