18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La coalición abertzale celebra sus elecciones sin candidatos que compitan frente a su actual coordinador general

Las primarias de EH Bildu consagrarán a Arnaldo Otegi, que no tendrá rivales para la disputa del poder en el País Vasco

/ Otegi. Foto: ETB.
Euskal Herria Bildu celebra este próximo sábado su II Congreso. Arnaldo Otegi será reelegido como coordinador general sin siquiera oposición interna. Y cuatro personas afines a el de Elgoibar se harán con los liderazgos políticos en Navarra y las tres provincias vascas sin contestación.

Antiguos miembros de Aralar y actuales afiliados de Eusko Alkartasuna (integrados todos en EH Bildu) miran con escepticismo el II Congreso que celebra la coalición abertzale en Barakaldo. Es cierto que Sortu ha cogido el mando del proyecto. 

Y Arnaldo Otegi no tendrá siquiera contestación interna para repetir como coordinador general a pesar de que la 'sortutización' de EH Bildu contrasta con su apuesta por el posibilismo (pactos con el PSOE, renuncia a los principios marxistas en términos económicos y relajación en el discurso identitario).

Cuatro personas de su máxima confianza también se harán con el liderazgo político de EH Bildu en Álava, Vizcaya, Gipuzkoa y Navarra: Ibon San Saturnino, Asier Vega, Nekane Zinkunegi y Miren Zabaleta.

El hecho de que Sortu cope los principales puestos de dirección en EH Bildu está provocando cierto pesar entre los antiguos miembros de la extinta Aralar y entre algunos afiliados de Eusko Alkartasuna que creen que las judicializadas primarias de su formación fueron ganadas de forma irregular por una persona ligada a Sortu, Eva Blanco.

Pragmatismo

El giro pragmático de EH Bildu se evidencia en su ponencia aprobada: "Debemos vaciar nuestra política de alianzas de esencialismos, entenderla en función de nuestros objetivos y no según criterios morales. Una política de alianzas adecuada es la que nos acerca a nuestros objetivos, no la que nos mantiene en una zona de confort o en posiciones de pureza", aseguran.

Arnaldo Otegi. Foto: Youtube.

Otegi, que ha disparado los números electorales de la izquierda abertzale y ha apostado de forma inequívoca por el final del conflicto violento en el norte, se rodeará de varios de los afectados por el 'caso Bateragune'. Una de ellas es Miren Zabaleta, nueva máxima responsable de la línea política de EH Bildu en Navarra que explica que "han pasado diez años desde que se iniciara el ilusionante camino emprendido por Euskal Herria Bildu. Desde entonces hemos demostrado que en política, a veces, uno más uno es más que dos. En Navarra ejemplo de ello es haber contribuido a construir mayorías alternativas a UPN".

Enfado del PNV hacia EH Bildu

El pragmatismo de EH Bildu escuece en el PNV, que vio con pavor como Arnaldo Otegi intentó negociar un tripartito progresista con el PSE y Podemos tras las elecciones autonómicas vascas del pasado verano.

Andoni Ortuzar, presidente del PNV, ha mostrado su enfado porque Podemos apostó por este hipotético Gobierno Vasco abortado por los socialistas. El jeltzale asegura que "Pablo Iglesias es un vendehumos. Ha querido traslucir que es el nexo de las izquierdas cuando no era verdad, utilizando a ERC, que no se ha dejado tanto, y a Bildu, que se ha entregado a esa estrategia porque es menos vergonzante explicar a su gente su sumisión en Madrid porque tiene un acuerdo con Iglesias, que porque se tiene que comer crudos los apoyos a Sánchez de manera acrítica para que pasen cosas en política penitenciaria".

Según Ortuzar, el PNV no quiere "hacer nada con el PNV. Tienen una peneuvitis degenerativa. Y quienes tienen que negociar son las instituciones vascas. Nosotros estamos para apoyar. Si Bildu tiene tantas ganas de que las cosas vayan bien, que se lea el documento Next y decida qué proyectos apoya y le diga a Madrid que esos tienen su apoyo". 

COMPARTIR: