21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Irene Mompeán ha presentado un escrito en el Ayuntamiento de Albatera en el que renuncia a formar parte del partido de Abascal por las irregularidades

Vox se desmiembra: Primera dimisión tras la denuncia presentada por Alianza Cívica

Santiago Abascal con gesto de preocupación.
Santiago Abascal con gesto de preocupación.
La grave denuncia interpuesta por el partido de reciente creación Alianza Cívica acusando a Vox de cometer presuntos delitos como malversación, blanqueo de capitales, financiación ilegal o administración desleal han provocado la primera reacción de un integrante del partido liderado por Abascal. La representante de Vox en el municipio de Albatera ha decidido presentar su renuncia a pertenecer a Vox. Además, Alianza Cívica presentará en los próximos días una ampliación de la denuncia inicial.

Hace tan solo unos días, Elcierredigital.com informaba de la denuncia interpuesta en el juzgado por el partido de reciente creación Alianza Cívica contra Vox. En esta denuncia, la formación liderada por Herennia Trillo acusaba al partido de Abascal de cometer presuntos delitos muy graves, como malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, administración desleal, financiación ilegal y organización criminal.

Por si las testificales de exaltos cargos de Vox y los 19 anexos de prueba documental que presentó Alianza Cívica no fueran motivos suficientes para la preocupación de los militantes del partido, a esta noticia se le suma la reciente baja de una de sus representantes por “no compartir las directrices políticas y organizativas” con Vox a nivel provincial y nacional.

Este ha sido el caso de Irene Mompeán, la principal representante de Vox en Albatera, municipio de la Comunidad Valenciana. Mompeán ha dejado de pertenecer a Vox tan solo unos días después de que la denuncia saliera a la luz y, pese a que no ha aclarado si esta es la razón principal de su desencanto con el partido liderado por Santiago Abascal, esta podría ser una de las razones de su marcha.

La exmiembro de Vox Irene Mompeán.

Pese a que Irene Mompeán deja de formar parte del Grupo Municipal Vox de Albatera, ha anunciado que desea mantener su acta de concejal para continuar con su trabajo y cumplir sus compromisos adquiridos con los ciudadanos del municipio que depositaron su confianza en ella en el año 2019. Además, se compromete a fiscalizar al equipo de gobierno en todas sus iniciativas, recalcando la palabra “honestidad”, algo que hace pensar que puede tener relación con la drástica decisión que ha tomado, algo que descubriremos en el pleno del día 27 de mayo, que es cuando Mompeán explicará su decisión.

Esta ha sido la primera reacción destacable en Vox con respecto a la denuncia interpuesta por Alianza Cívica, partido que ha confirmado en su cuenta de Twitter que, tal y como afirmó su fundadora Herennia Trillo en este medio, en los próximos días presentará una ampliación de la denuncia inicial. Consideran que las nuevas pruebas que llegaron a manos del partido tras la interposición de la primera denuncia tienen tal importancia que deben ser presentadas en la Fiscalía Anticorrupción del país.

Entre los hechos que Alianza Cívica “considera probados”, destacan graves inconsistencias en las contabilidades nacionales y provinciales del partido, mensajes de altos cargos de Vox reclamando sobres con dinero recaudado en donaciones o el posible falseamiento del número de afiliados al partido para justificar ingresos de procedencia desconocida, haciéndolos pasar como cuotas de estos afiliados. Además de la presunta vulneración de la Ley de Financiación de Partidos Políticos debido a la existencia de facturas sin código de identificación fiscal ni registro con las que Vox cargaría los gastos de sus actividades de mercadotecnia a sus cargos locales, que además venderían y emplearían para el anómalo alquiler y reforma de su antigua sede central.

Pese al intento de sanear la democracia por parte de Alianza Cívica, parece que no todo el mundo está a favor de que se investigue al partido de Abascal, y es que, como reacción al mensaje anunciando la ampliación de la denuncia, algunos usuarios han decidido responder con faltas de respeto como “Sois ratas” o “iros a Sálvame, que es donde tenéis que estar”  y “dejad de meter mierda”.

Teniendo en cuenta los acontecimientos que han tenido lugar como reacción a la denuncia inicial, todo hace indicar que esta será una larga historia que se encuentra muy lejos de llegar a su fin y que puede poner en peligro la estabilidad de Vox y su futuro en la política de nuestro país.

COMPARTIR: