27 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los productos tradicionales de la Navidad se han encarecido un 1,1% de media, con las angulas disparándose hasta un 38%

La OCU avisa de un fuerte incremento del precio de los alimentos navideños

Cena de Navidad.
Cena de Navidad.
La OCU ha analizado la evolución de los precios de los alimentos más consumidos en Navidad y ha detectado que se han encarecido. Se han incrementado, de media, un 1,1% en comparación con el año pasado. En este sentido, los productos que más han subido han sido las angulas, la pularda y el redondo de ternera. La organización también ha informado de algunas excepciones en esta tendencia al alza. Por ejemplo, la lubina, el besugo y el jamón ibérico de cebo están más baratos.

La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella, los carritos de la compra a rebosar en los supermercados para preparar esas cenas especiales reservadas a unas pocas noches al año. Cada mes de diciembre solemos comprar los mismos alimentos emblemáticos de estas fechas, sin pararnos a pensar si sus precios habrán experimentado cambios respecto a los 12 meses previos. Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) asume tradicionalmente esta labor y ha alertado esta semana de que los productos de alimentación navideños están ahora más caros.

En concreto, la OCU señala que los alimentos típicos de la Navidad han experimentado, de media, un aumento en sus precios del 1,1% en comparación con 2019. La organización ha detectado esta tendencia al alza al monitorizar los cambios en el coste de 15 productos alimenticios característicos de esta época y altamente demandados. El estudio se ha realizado en mercados municipales, supermercados e hipermercados de Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

Los alimentos a los que se les ha practicado un seguimiento han sido los siguientes: cordero lechal para asar por cuartos, redondo de ternera, pularda, pavo, jamón ibérico de cebo al corte, lombarda, piña, besugo, lubina de acuicultura, merluza al corte, angulas, langostinos cocidos, percebes gallegos, almejas y ostras.

La OCU informa en Twitter de los resultados de su estudio.

Este incremento de precios se traduce en un encarecimiento de su valor de carácter moderado, a diferencia de otros años en los que ha sido mayor. “Se aprecia una cierta contención respecto a los últimos años, pues las subidas se concentran en unos pocos productos, mientras que en el resto se mantiene o tiene leves descensos respecto de los niveles de precios que la OCU detectó en 2018 y 2019”, ha asegurado la organización.

El aumento promedio del 1,1% contempla algunas excepciones, pues si bien las carnes han subido en líneas generales, las frutas y verduras han mantenido su precio y el marisco y el pescado han bajado. Pero incluso en dos de estas tres tendencias hay variaciones: el pavo ha disminuido su coste y alimentos marinos como las angulas, las ostras y la merluza han incrementado su valor.

Las angulas, la pularda y el redondo de ternera lideran las subidas

En virtud de este estudio, la OCU concluye que, de los 15 productos monitorizados, en siete ha aumentado el precio y en ocho ha bajado, pero al ser las subidas más significativas se produce ese incremento promedio. En esta línea, las angulas se han disparado y son un 38% más caras, liderando la tabla de precios al alza. Le sigue de cerca la pularda con un 30% más y desde la distancia, el redondo de ternera con un 12%. En contraposición, la organización informa de que los que más han disminuido su coste han sido la lubina, un 21% más barata; el jamón ibérico de cebo, con un 13% menos; y el besugo, que ha experimentado un 12% de bajada.

Este control de precios es solo el primero de los tres que la OCU planea hacer en esta época del año. Se ha realizado a partir de finales de noviembre, mientras que el segundo tendrá lugar cuando queden dos semanas para que comience la Navidad y el tercero cuando llegue la víspera de las fiestas. “En los siguientes controles, la organización comprobará si de nuevo se detectan las subidas de precios que en años anteriores se registraron a medida que se acercaban las fechas navideñas”, ha expresado la organización.

Además, para evitar estos aumentos de precios típicos de las Navidades la OCU aconseja “adelantar las compras o sustituir los productos más caros por otros alternativos más económicos, que, aunque tengan menos demanda, pueden resultar igual de interesantes desde el punto de vista nutricional”.

COMPARTIR: