21 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se presenta por vez primera Juspol, que nació en abril de 2018 y tiene 18.000 afiliados que pueden dar un vuelco total a este organismo con sus votos

Los sindicatos pelean por catorce sillas influyentes en el Consejo de la Policía en las elecciones del próximo miércoles

Los sindicatos de la Policia se han manifestado en muchas ocasiones de manera conjunta.
Los sindicatos de la Policia se han manifestado en muchas ocasiones de manera conjunta.
Varios sindicatos de Policía, el SUP, el CEP, la UFP, el ASP, la SPP, el ARP y JUPOL, se disputan el miércoles 19 de junio los 14 puestos sindicales en el Consejo de la Policía. Este organismo oficial está presidido por Grande-Marlaska, ministro del Interior, es una institución formada paritariamente por sindicatos de Policía y representantes de la Administración.

Las funciones del Consejo de Policía son más importantes que la mera representación institucional, entre ellas las más importantes son "mediar y conciliar en conflictos colectivos,  determinar los criterios sobre autorización de la fijación de la residencia de los funcionarios, emitir informes en los expedientes disciplinarios que se instruyan por faltas muy graves contra miembros de la Policía Nacional y en todos aquellos que se instruyan a los representantes de los sindicatos y emitir informes previos de las disposiciones de carácter general que se pretendan dictar sobre las materias de su competencia y otras que le atribuya la legislación".

José María Benito, de la UFP.

Actualmente este Consejo está formado por siete miembros del SUP, 4 del CEP, 2 de la UFP y del SPP y uno de la ASP, pero con la reducción de efectivos policiales en los últimos años el nuevo consejo estará formado por 14 miembros.

El sistema de elección es simple, una vez emitidos los votos se divide entre catorce y ese es el número necesario para tener un representante. 64.763 policías de todas las escalas están llamados a votar durante todo el miércoles en todas las escalas. Sólo el SUP, CEP y JUPOL presentan candidaturas en la escala básica, subinspección, ejecutiva y escala superior. Para la primera de las escala se eligen 10 representantes, uno en la de subinspectores, otro en la escala superior y 2 representantes para la escala ejecutiva. Normalmente más del 80 por ciento de los electores acuden a las urnas.

La irrupción de Jupol no ha dejado indiferentes al resto de sindicatos, que reconocen que van a tener incidencia en el Consejo. José María Benito, portavoz de la UFP, explica que "todos vamos a bajar porque muchos afiliados se han cambiado de sindicato. El problema es que Jupol quiere llevarnos al conflicto colectivo y echar por tierra el acuerdo firmado".

Pablo Pérez, de Juspol.

Sin embargo, para llegar al conflicto colectivo, cualquier representación sindical debe de tener más de siete votos para que tenga éxito su convocatoria. "Yo creo que vamos a tener entre 5 y 8 representantes, pero sólo es una percepción personal", dice Pablo Pérez, Coordinador de Comunicación de Jupol, sobre las elecciones del miércoles, que añade, "es evidente que nosotros reclamamos la equiparación salarial real y eso es lo que nos reclaman nuestros afiliados y por eso estamos aquí, pero también son importantes otras reclamaciones como la puesta en marcha de un protocolo antisuicidios. Únicamente se planteará el conflicto colectivo si el acuerdo no supone la equiparación real".

Mónica Gracia, del SUP.

El caso es que el más perjudicado podría ser el Sindicato Unificado de Policía (SUP), cuya secretaria general es la subinspectora Mónica Gracia, después de que el histórico Sánchez Fornet dejase el sindicato, porque el SUP tiene ahora 7 representantes en el Consejo de la Policía. Incluso se difundió el rumor de un vídeo realizado por los rivales sindicales de Gracia, sin que nadie viese ese vídeo. "Nosotros hemos dicho que cualquiera que quiera denunciar un delito nos lo diga y nos comprometemos a acompañarlos. Desde el sindicato siempre hemos evitado entrar en polémicas personales y no hay pelea alguna, al revés el compañerismo prima en cualquier comisaría de España", explica Pérez.

El desafío es para los sindicatos clásicos, que defienden el acuerdo firmado hace un año al que se opuso la asociación Jusapol por entender que no recogía sus demandas. Sin embargo, el resto de sindicatos aceptó la subida salarial de 160 euros mensuales como equiparación salarial con el resto de policias. Benito explica que "el acuerdo era bueno, se firmó y se está cumpliendo lo firmado, se han recibido ya dos terceras partes y la última se cobrará a principios de año". Pero la verdadera tarta del pastell, donde se decidirán las elecciones es en el casi 20 por ciento de policías que no están afiliados a ningún sindicato, algo extraño entre los policías, pero que tienen derecho a votar. Son casi 12.000 votos que pueden decantar la balanza hacia un sindicato u otro en las elecciones del miércoles.

Para Jupol, que ha denunciado el acuerdo desde el princiio, "ese dinero se corresponde con los 507 millones de euros que sacó el ministro Montoro de los presupuestos generales del Estado y no llega a los 1.500 que pedimos, además hay cuatro trampas en ese acuerdo que no aceptamos, la subida es para todos los funcionarios no solo para los policías y guardias civiles, los de segunda actividad no cobran, la productividad se reparte discreccionalmente y al final sólo quedan 250 millones de euros. Todavía está pendiente una auditoría desde marzo del año pasado para decidir el importe total". Las espadas están en todo lo alto.

COMPARTIR: