21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La organización profesional UniónGC recuerda que llevan cinco meses sin percibir el dinero ya comprometido, que Policía Nacional recibe desde enero

Guardias civiles exigen a Interior que culmine la equiparación salarial y que no se les discrimine respecto a los policías

Guardias civiles en desfile.
Guardias civiles en desfile.
La UniónGC exige al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que complete el proceso de equiparación salarial al que se comprometió el pasado año. Según esta asociación profesional, sus compañeros de Policía Nacional han cobrado los tramos desde enero, mientras que los guardias civiles no perciben ese incremento desde hace cinco meses.

La asociación profesional Unión de Guardia Civiles (UniónGC) ha mostrado su satisfacción por escuchar al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, asegurar que el Gobierno mantiene su compromiso de desarrollar el tercer y último tramo de la equiparación salarial de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con las policías autonómicas, pero recuerda que no basta con reconocer el derecho, sino que también debe ser ejecutado en tiempo y forma. La organización profesional pone el acento en este último aspecto porque ninguno de los agentes que forman la Guardia Civil ha cobrado durante el año 2020 el complemento de productividad que corresponde a los dos primeros tramos, un derecho reconocido la pasada legislatura.

“Llevamos cinco meses esperando y no sabemos cuánto más se puede alargar”, explica José Varona, secretario general de UniónGC, para quien esta situación es especialmente sangrante teniendo en cuenta que los compañeros de la Policía Nacional sí están cobrando este dinero.

Según informó en su momento la Dirección General de la Guardia Civil a UniónGC, todo se debía a una “disfunción retributiva” provocada por el colapso que existía en el órgano encargado de realizar el proceso burocrático. Tal y como detallaron, una parte importante de los trabajadores, alrededor del 75%, había caído de baja a causa del Covid-19.

Una pareja de la Guardia Civil.

“Eso ocurrió en marzo, los empleados ya se han reincorporado y seguimos igual”, lamenta José Antonio Varona, secretario general de UniónGC. No es el único retraso relacionado con los sueldos y retribuciones que acumula la Dirección General de la Guardia Civil con sus trabajadores. Si el anterior afecta a toda la plantilla, los agentes de Seguridad Ciudadana tienen un segundo problema al respecto. Estos profesionales obtuvieron en el mes de diciembre una paga de productividad extraordinaria por cumplimiento de objetivos que tenía que ser ingresada en la nómina siguiente. A primeros de mayo, tan solo han percibido la mitad.

“También hemos insistido en este asunto y nos dicen que están pendientes de que Hacienda consigne una partida presupuestaria. La pelota va de un lado a otro, nadie tiene la culpa y los perjudicados siempre son los mismos”, subraya el secretario general de UniónGC.

Varona destaca que todo ello se enmarca en un contexto en el que, debido a la crisis sanitaria por el coronavirus, muchos guardias civiles han renunciado a sus permisos y todo el cuerpo se encuentra desplegado y disponible. “Somos conscientes del compromiso que ha adquirido el Ministerio y de los pasos que ya se han dado, pero esta situación es sangrante. Cada día dicen que nos demuestran cariño por nuestro trabajo, pero no queremos aplausos, queremos hechos”, concluya el portavoz de la organización profesional.

Por otra parte, respecto al desarrollo del tercer tramo de la equiparación salarial, esperan que Grande-Marlaska concrete cuento antes los plazos, ya que hasta el momento se ha limitado a indicar que se realizará “cuanto antes”. 

COMPARTIR: