10 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Denuncian que el Ejército eliminó las Compañias de Mantenimiento y las especialidades en los planes de estudios para externalizar este trabajo

Escándalo en Defensa: Gastan un millón de euros en el mantenimiento de la base de Retamares que podría hacer la tropa

Exclusiva Entrada a la Base de Retamares.
Entrada a la Base de Retamares.
El Ministerio de Defensa de Margarita Robles gastará un millón de euros durante los próximos dos años en mantenimiento básico de la base de Retamares. Antes estos trabajos en los cuarteles lo hacían los soldados de tropa, como jardineros, albañiles, electricistas y fontaneros, formados por el propio Ejército para estas labores. Pero desde el año 2000 se dejaron de impartir estos estudios. Ahora esa labor se subcontrata, a pesar de jubilar obligatoriamente a la tropa desde los 45 años.

El Ministerio de Defensa acaba de sacar a licitación el mantenimiento de los edificios e instalaciones de Infraestructura de la base de Retamares, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Retamares alberga la sede del Estado Mayor de la Defensa (Emad), pero también ha funcionado hasta el año 2013 como sede de la OTAN en España. Ahora es conocido como "el pentágono español". El mantenimiento de estas instalaciones costará al ministerio de Defensa un millón de euros durante los próximos dos años.

El millonario contrato sacado a licitación consta de tres lotes: "Mantenimiento de edificios, instalaciones eléctricas y mantenimiento de instalaciones de climatización, agua y combustibles. Los trabajos que habrá que realizar consitirán en la inspección y control de los elementos constructivos y de las instalaciones asociadas; reparaciones de averías de los edificios y sus instalaciones y sustitución de productos, piezas y elementos consumidos o desgastados por el uso", según consta en la licitación ofertada que obra en poder de elcierredigital.com.

Una de las instalaciones de Retamares.

La base de Retamares agrupa desde 2016 a todos los elementos del Estado Mayor de la Defensa (Emad), responsables de las operaciones militares tanto en territorio nacional como en el exterior, así como al Mando de Operaciones (Mops), los Mandos Conjuntos de Operaciones Especiales (MCOE) y de Ciberdefensa (MCCD) y el Centro e Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Cifas). De hecho, es el lugar donde se ubicó el mando de la OTAN en España hasta 2013.

El importe de esta licitación pública es de 1.044.874 euros para el periodo comprendido entre los años 2020 y 2022. El expediente está gestionado por la Jefatura de Asuntos Económicos del Estado Mayor de la Defensa mediante un procedimiento abierto y tramitación ordinaria. Las empresas que estén interesadas tienen hasta el 28 de enero para presentar sus ofertas y el 5 de febrero se abrirán dichas ofertas y se decidirá.

Críticas al gasto

 Para la asociación profesional de militares #45Sindespidos, "esto es el colmo de lo absurdo, porque en vez de fomentar una segunda actividad entre los miembros de  las Fuerzas Armadas, que sería mucho más viable que gastar este millón de euros, se le da a una empresa externa".

La Ley de Tropa y Marinería ya garantiza una formación a los soldados dentro del Ejército, "pero, sin embargo, ceder el mantenimiento a empresas privadas es un expolio del dinero público y hacia las arcas del Estado".

Una de las salas de Retamares.

Las labores a las que se refiere el pliego comprenden desde cambiar una bombilla o un enchufe roto y hasta arreglar un grifo que gotea. "Algo que toda la vida hemos hecho los soldados", dicen desde la asociación militar #45Sindespidos.

El anterior Jefe del Estado Mayor, el General Fernando Alejandre, dijo en un reciete discurso que al Ejército español todavía le faltaban siete mil personas, "sin embargo nosotros ya contamos que hay 1.800 soldados en paro", aseguran desde esta asociación profesional.

Señalan que "desde hace años han existido Compañías de Mantenimiento en nuestro Ejército con jardineros, electricistas, fontaneros e incluso ingenieros. Pero en 1999 fue la última promoción de Institutos Politécnicos y en el año 2000 se eliminaron estas especialidades del programa de estudios militares".

"De ahí pasamos al cambio de especialidad, donde los mayores de 35 años que formaban parte de especialidades operativas dentro el Ejército podían hacerse especialistas con un curso básico de cuatro meses, pero el gran problema es que luego cuando cumplen 45 años los echas a la calle. Eso no puede ser, se podría denunciar una presunta malversación de fondos públicos ya que ahora se van gastar un millón de euros en mantener solo un cuartel, el de Retamares", denuncian desde la asociación militar #45Sindespidos. 

COMPARTIR: