26 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según Fernando Osuna, abogado de Javier Santos presunto hijo del cantante, "en todos estos casos se le concede prioridad a la verdad genética"

Los fallos del Tribunal Europeo que auguran la derrota de Julio Iglesias en su paternidad

/ Julio Iglesias.
Javier Santos sigue adelante con su lucha por demostrar que es el hijo del cantante Julio Iglesias. Ahora Santos, a través de su abogado Fernando Osuna, recurrirá ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que sea reconocida su paternidad. El letrado asegura que el TEDH tiene varias sentencias que demuestran que, en estos casos, las pruebas genéticas priman por encima de la "cosa juzgada".

Javier Santos, presunto hijo de Julio Iglesias, continúa con su lucha por demostrar la paternidad del cantante. Después de que el abogado del demandante, Fernando Osuna, consiguiera demostrar que el ADN de Julio José Iglesias –hijo de Julio– y Javier Santos coincidían en un 99%, la Justicia no ha considerado la reapertura del caso. Por ello, tal y como relata Osuna a elcierredigital.com, "vamos a presentar en breve un recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)".

Este nuevo recurso llega después de que la Audiencia Provincial de Valencia y el Tribunal Supremo se negaran a reabrir el caso por no ser posible juzgar de nuevo algo que se hizo durante la década de los 90 –aunque entonces no se aportaran pruebas de ADN como en la actualidad–. “Es necesario que en España se cree un banco de ADN”, contaba el letrado a elcierredigital.com en una conversación.

Según explica Osuna, existen hasta once sentencias del TEDH que demuestran que "en estos casos, se le concede prioridad a la verdad genética –realidad científica– frente a la cosa juzgada –prohibición de reabrir un juicio–". Los ejemplos que destaca el letrado son: caso Boljevic contra Serbia, caso Iyilik contra Turquía, caso Ostace contra Rumanía y caso Kroon contra Países Bajos –preferencia a la verdad genética y biológica–, caso Shofman contra Rusia y caso Mizzi contra Malta –estimadas demandas por haberle denegado la acción de impugnación de la paternidad–, caso Mikulic contra Croacia, caso Odièvre contra Franciacaso Paulik contra Eslovenia, caso Backlund contra Finlandia y caso Jaggi contra Suiza –derecho de la demandante a eliminar su incertidumbre sobre identidad personal–.

Analizando estas sentencias, el abogado Fernando Osuna asegura a elcierredigital.com que "el Tribunal Europeo de Derechos Humanos no va a contradecirse con sus propios fallos en esta materia", por lo que cree firmemente que Julio Iglesias será derrotado en Estrasburgo en su paternidad judicializada.

Un juicio que nunca acaba

Ya en el año 1991, la madre de Javier, María Edite Santos, litigó por lo mismo, pues él aún era menor de edad. “En 1991 no teníamos la prueba de ADN, ahora sí, la diferencia es bestial porque tenemos esa certeza”, afirma el abogado Fernando Osuna, que comenta, además, que “es un disparate” que no se reabra el caso y se tome la muestra de ADN como prueba.

Fernando Osuna junto a su defendido, Javier Santos.

“El artículo 39 de la Constitución Española asegura el derecho a tener un padre”, comenta. Añade además, que como en este caso la denuncia tampoco fue admitida a trámite, irán al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Allí, según declara el abogado Fernando Osuna, habría al menos once sentencias que respaldan esta situación y que es prioritario que alguien conozca la identidad de su padre frente a “la cosa juzgada”.

"Cosa juzgada"

A juicio de los magistrados, la reclamación de filiación resuelta por el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia ya fue objeto de pronunciamiento judicial años atrás en el marco de otros dos procedimientos que concluyeron con el rechazo de la pretensión.

El primero de ellos se inició en 1991 a raíz de la demanda interpuesta por la madre de Javier Santos y fue tramitado también por el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia. El juzgado declaró entonces la paternidad del cantante, pero la Sección Octava de la Audiencia de Valencia revocó esa decisión en una sentencia de apelación que fue confirmada después por el Tribunal Supremo y respecto de la que el Tribunal Constitucional inadmitió en 2003 un recurso de amparo.

El segundo procedimiento se inició por una demanda idéntica a la anterior interpuesta por Javier Santos en 2004, ante el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Marbella y que fue desestimada en un auto. La desestimación fue ratificada en apelación por la Audiencia Provincial de Málaga.

La Sección Décima de la Audiencia de Valencia determinó que no hay dudas de que esos procesos anteriores “tenían por objeto la reclamación de paternidad extramatrimonial sin posesión de estado” por parte de Javier Santos y que “idéntica en todos ellos era la causa de pedir”.

El tribunal no comparte la tesis del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia a la hora de rechazar la excepción de cosa juzgada. Así, recuerda que Javier Santos se personó en nombre propio, en fase de apelación, en el proceso derivado de la demanda de su madre, por lo que existe una identidad subjetiva entre ese asunto y el resuelto. Ahora, Santos espera a la respuesta del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que podría llegar "como muy pronto en un año", según su abogado Fernando Osuna.

COMPARTIR: