01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fallecido torero se vio implicado junto a la madre biológica del demandante y sus hijos Juan Pedro y Rocío Galán en la 'Operación Toscana'

Reclaman la paternidad adoptiva al conocido torero jerezano ya fallecido Juan Galán

Exclusiva Carlos, el demandante, durante su primera comunión con su padre Juan Galán, detrás.
Carlos, el demandante, durante su primera comunión con su padre Juan Galán, detrás.
Al fallecido torero Juan Galán le ha salido un hijo secreto. Pero no un hijo biológico sino adoptivo. Eso reclama Carlos Aguilar, un hombre de 47 años que fue acogido por el diestro a mediados de los años 70 y tratado como un hijo más, aunque nunca lo adoptó legalmente. Cuando el matador murió en 2018 sus 'hermanos' se negaron a compartir su herencia con él. Ahora se ha cansado de esperar y ha judicializado el asunto con el abogado Fernando Osuna.

El torero Juan Galán, fallecido en 2018, es el protagonista de una curiosa demanda de paternidad por un hombre de 47 años que asegura ser su hijo, pero adoptivo. El demandante es Carlos Aguilar y nació en 1972 de una relación entre su madre Isabel Aguilar y un hombre del que nunca ha conocido la identidad.

En mala situación económica y soportando el estigma de ser madre soltera en la pacata sociedad de los últimos años del franquismo se vio obligada a dejar a su hijo con tres años en un Hogar Infantil, una de aquellas instituciones que, bajo el amparo de una cierta idea de caridad, que no de justicia social, se encargaban de los niños en situaciones de lo que hoy llamaríamos familias desestructuradas.

El torero Juan Galán y su mujer lo recogieron entonces en dicha institución y se lo llevaron a su casa de Jerez de la Frontera (Cádiz). También la madre empezó a trabajar como empleada del hogar del matrimonio. Carlos Aguilar fue criado como un hijo más del matrimonio, siendo considerado casi el cuarto hermano Galán. Los otros tres son Juan Pedro, Eva y Rocío. 

Isabel Aguilar, en sus tiempos como torera. 

En 1976 Galán se quedó viudo e inició una relación sentimental con la madre biológica de Carlos Aguilar, Isabel, y de facto se convirtió en el padre de Carlos Aguilar. El abogado de éste, Fernando Osuna, asegura que Galán “ha ejercido las funciones de padre de Carlos Aguilar, de forma continuada, durante más de cuarenta años, casi la totalidad de años de vida del reclamante de paternidad y, además, lo ha hecho de forma pública, sin ocultar este hecho mediante su comportamiento”.

“Iba al iba al colegio con los hijos de Galán como si fueran hermanos, participaba en todas las actividades del hogar, dormía en el mismo lugar ellos, veraneaban juntos… Era tratado como un hijo y hermano más, sin distinción alguna”, puntualiza este abogado experto en procesos de este tipo.

Juan Galán colocó en bodega una barrica con el nombre de cada miembro de su familia 

Isabel, que también hizo sus pinitos en el mundo de la tauromaquia en lo años setenta se encargó de los cuatro hijos e hizo funciones de madre para todos y como tal  fueron retratados en la prensa de la época, ya que su hermanastro Juan Pedro era conocido como 'el niño prodigio del toreo' al empezar su trayectoria en los ruedos a los once años. 

A pesar de esto, los hijos del diestro se niegan a reconocer a Aguilar como hermano e incluirle en la herencia de su padre. Después de años de espera ha decidido judicializar el asunto con el apoyo de su madre biológica que aún vive.

La Operación Toscana

El más famoso de sus hermanastros, Juan Pedro, estuvo implicado en la Operación Toscana junto a su padre y la propia Isabel Aguilar. Fueron detenidos en 2010 junto a otras doce persones en las provincias de Cádiz y Málaga por supuesta organización dedicada a la explotación sexual de mujeres.

Juan Pedro Galán. 

El torero Juan Pedro Galán, su hermana Rocío y sus padres, residentes en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María, se encuentran entre los 15 detenidos por la Guardia Civil por pertenecer supuestamente a una organización que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres en las provincias de Cádiz y Málaga. También se les acusó de blanqueo de capital y falsedad documental.

Fueron detenidos el 17 de febrero de 2010 en su casa de la urbanización de Valdelagrana en Jerez de la Frontera (Cádiz). Fue allí donde debajo del jacuzzi de uno de los cuartos de baño de la vivienda de lujo, los agentes hallaron 500.000 euros, distribuidos en fardos envueltos en plástico y atados con hilo de pescar. Otros 15.000 euros más fueron hallados en el interior de la caja fuerte, así como abundante documentación de los negocios.

La prensa de la época hablaba de Carlos como un hermano Galán más/ 'Lectura' mayo de 1982. 

A la misma hora otra hermana, Rocío Galán, era detenida El Puerto de Santamaría y en un chalecito cerca de la mansión de su padre, era apresado el diestro jerezano, cuando regresaba de controlar los negocios familiares. Rocío tuvo un momento mediático cuando se le relacionó sentimentalmente con José Ortega Cano dos años después del fallecimiento de su mujer la tonadillera Rocío Jurado. El diestro de Cartagena nunca confirmó el romance.

Juan Galán e Isabel Aguilar cuando eran pareja. 

Sin embargo, el caso empezó a venirse abajo después de que las mujeres que trabajan en los clubes no declararan contra la familia. Además, la balanza empezó a inclinarse a favor del clan cuando la jueza decidió por sorpresa dejar en libertad a los siete de los catorce detenidos que fueron ingresados en prisión. Hasta las fianzas fueron devueltas a quienes las pagaron. Unos meses después de fallecer Juan Galán, el Juzgado Mixto número 1 de Chiclana decretó el sobreseimiento del procedimiento.

COMPARTIR: