28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Comenzó su carrera como concejala de IU en Córdoba para pasarse en 2009 al Gobierno del PSOE con Griñán y convertirse en 2010 en ministra con Zapatero

Rosa Aguilar, adiós a la política: Controló Córdoba, decepcionó a Anguita y 'cambió de chaqueta'

/ Rosa Aguilar
Rosa Aguilar se marcha de la política activa, donde comenzó en 1987, hace ya 35 años. Empezó como abogada laboralista, y ha sido concejala y alcaldesa de Córdoba, consejera de la Junta de Andalucía e, incluso, ministra del Gobierno de España con Rodríguez Zapatero, tras haber cambiado la chaqueta de Izquierda Unida por el PSOE.

Año 2009. Izquierda Unida sufre uno de sus peores momentos bajo el liderazgo de Gaspar Llamazares y, una de sus escasas estrellas, Rosa Aguilar, anuncia que deja la alcaldía de Córdoba para convertirse en consejera de Obras Públicas del Gobierno socialista de José Antonio Griñán.

En IU se hacen cruces y su mentor, Julio Anguita, califica la decisión de "sorprendente" porque contradecía "su discurso" ya que contrastaba "con la tantas veces reiterada manifestación de que estará al frente de la ciudad hasta el fin del mandato para trabajar por los cordobeses".

'El Califa Rojo' mostraba su enfado: "IU no ha expulsado a nadie. Cuando una persona decide entrar a formar parte de un cargo ejecutivo de otra fuerza política, es situarse fuera. IU no ha tomado ninguna decisión, sino que la ha tomado Rosa".

Entre IU y PSOE: 35 años de zizgags en la política 

Rosa Aguilar comenzó como abogada laboralista en 1974 y en 1987 saltó a la política como concejala de Córdoba, la joya de la corona de IU, entonces en manos de su líder Julio Anguita. Este puesto sería el primero de una larga escalada que la llevaría primero al Parlamento de Andalucía en 1991 e, incluso, al Congreso de los Diputados junto a Julio Anguita, allá por 1993.

En 1995 IU pierde Córdoba, que pasa a manos del PP, y cuatro años después la coalición le pide a Aguilar que cambie la Cámara Baja por el consistorio, labor a la que se pone manos a la obra con éxito en 1999.

Rosa Aguilar dejó el PSOE. 

Durante una década Aguilar puso en marcha el 'rosismo', que combinaba un discurso marxista con unas grandes relaciones con el constructor Sandokán, Cajasur o las cofradías de la ciudad. Aquel giro al centro fue el preámbulo de su fichaje como independiente en 2009 por el Gobierno socialista de José Antonio Griñán, donde tan solo permaneció un año... ya que en 2010 se convirtió en ministra de Medio Ambiente con el último Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero.

En 2011 pasó a diputada estatal del PSOE, partido en el que ya se integró para convertirse en consejera de Cultura (2015-2017) y consejera de Justicia e Interior (2017-2020) de Andalucía, bajo la presidencia de la líder socialista Susana Díaz.

Seguirá en la política de base

Aguilar asegura que lo ha dado "todo, pero he podido ser lo más importante que hay en política, ser alcaldesa de Córdoba. Me enfrento a un nuevo tiempo, dejo la primera línea de la política, pero los cordobeses tendrán siempre la mano tendida de Rosa, gracias por todo y a mis compañeros, los aquí presentes y no presentes".

La exministra asegura que se integra en el grupo Cristianos Socialistas tras sonar para liderar IU a nivel estatal en el año 2000, ser acusada de despilfarro por la construcción del desangelado aeropuerto de Córdoba con ella como alcaldesa y sufrir una condena del Supremo por haber retirado una celosía en la Mezquita de Córdoba para beneficiar a las cofradías, dañando así el Patrimonio andaluz, en su etapa como consejera de Cultura de la Junta de Andalucía.

COMPARTIR: