21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mantiene una deuda de 14,9 millones de euros con Hacienda, pero ha registrado “Mario Conde” en distintos negocios de la vida social española

La nueva vida de Mario Conde: Se salva de la cárcel, continúa de moroso, pretende escribir un libro sobre el Rey y relanzar su imagen comercial

Mario Conde/ Efe
Mario Conde/ Efe
El ex banquero Mario Conde se salva de nuevo la cárcel. El juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional ha notificado el archivo de la causa contra él, en la que se acusaba al ex presidente de Banesto de los delitos de blanqueo, fiscal y organización criminal

El juez Santiago Pedraz estima en su auto que el dinero por el que se le acusaba de blanqueo, tras las investigaciones y comisiones rogatorias pertinentes a Suiza, Luxembugo y Reino Unido había llegado a sus cuentas antes de ostentar la presidencia del Banco Español de Crédito, en contra de las primeras investigaciones que indicaban que el dinero opaco provenía de apropiaciones indebidas durante su etapa en Banesto.

El hecho de que el ex banquero Mario Conde (70 años) haya quedado ya libre en la denominada policialmente “Operación Fenix”, por orden y gracia del mismo juez Santiago Pedraz que le envió a prisión el 13 de abril de 2016 por los presuntos delitos de blanqueo, fiscal y organización criminal, permite al exbanquero pensar de nuevo en retomar un libro sobre el rey emérito Juan Carlos I, que precisamente señaló como una de las claves de la investigación sobre su patrimonio. El libro fue apalabrado en su día por Mario Conde con la editorial La Esfera de los Libros, que dirige la prestigiosa editora Ymelda Navajo. El libro tenía un título provisional de “Mi amigo, El Rey” y los primeros manuscritos de Mario Conde debían haber sido entregados para su corrección y lectura cuando de nuevo entró en prisión.

Conde abandonó la prisión de Soto del Real el 17 de junio de 2016 tras hacer efectivo el pago de una fianza de 300.000 euros, días después hacia lo mismo su hija Alejandra para dejar la prisión incomunicada que mantenía en su domicilio, gracias al pago de otros 200.000 euros. El juez Santiago Pedraz, que ahora le ha dejado libre de toda causa, ya rechazó por entonces investigar el origen de la fianza abonada por el ex banquero para salir de prisión. En un Auto emitido el 18 de julio, Pedraz denegaba la petición de la Fiscalía Anticorrupción de investigar la procedencia de los 300.000 euros depositados por Conde para su fianza, ante la falta de "base para apreciar un posible origen ilícito del dinero prestado".

El instructor de la Operación Fénix, el Juez Pedraz, ha mantenido investigado al ex banquero durante dos años por su presunta pertenencia a un grupo criminal, alzamiento de bienes, ocho delitos fiscales y el presunto blanqueo de más de 13 millones de euros procedentes de las responsabilidades civiles de los Casos Banesto y Argentia Trust, por los que Mario Conde fue condenado en los años noventa y que nunca ha satisfecho en su totalidad. Junto a Conde, también aparecían en la trama una docena de personas de su entorno a los que también se les atribuían estos delitos. Las primeras investigaciones señalaron que repatrió este dinero desde sus cuentas en Suiza, Holanda, Luxemburgo y Reino Unido.

Boda de Alejandra Conde con Fernando Guasch Vega-Penichet

Además de Mario Conde, también fueron detenidos sus dos hijos, Mario y Alejandra, así como el marido de ésta, Fernando Guasch Vega-Penichet. También fue arrestado el letrado Francisco Javier de la Vega, que habría sido el encargado de montar la red societaria utilizada por el banquero para introducir el dinero en España, mediante ampliaciones de capital simuladas de sociedades instrumentales con sede en territorio nacional y préstamos ficticios entre mercantiles de la red e ingresos en efectivo en cuentas bancarias a nombre de terceros, según fuentes iniciales de la investigación hoy archivada.

La Fiscalía Anticorrupción comenzó la investigación al ser consciente desde hacía ya años que periódicamente llegaban remesas de dinero desde países extranjeros a las cuentas de Conde en España. La investigación comenzó en septiembre de 2014 por un chivatazo al Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC).

Durante su estancia de dos meses en el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid), el ex banquero fue nombrado responsable de la biblioteca de la cárcel, sin pasar antes por otras ubicaciones, como es lo habitual. Se da el hecho de que ser el bibliotecario es uno de los trabajos más codiciados de las prisiones. La plaza en cuestión tiene la tarea encomendada de gestionar los préstamos de libros y no le obligaba a permanecer todo el día en la biblioteca.

Sus fieles seguidores

Desde que saltó la fama el pasado siglo, allá por finales de los años ochenta, a Mario Conde le han seguido muchas personas, pero casi siempre detrás ha habido una relación de puro interés. Basta un reciente ejemplo: uno de sus últimos testaferros, que aparece investigado en la Operación Fénix, ha sido Roland Stanek, “el profesor de esquí”, a quien Mario Conde pagaba 550 euros al mes para que desde 2009 a 2014 figurara como administrador de una de sus supuestas empresas tapadera de blanqueo, Oleificio Español.

El hijo del ex banquero, Mario Conde Jr.

Pero siempre al lado de Mario Conde ha permanecido su “otro yo”, su fiel secretaria Paloma Alienda Mula, su filtro para todas las cuestiones personales y profesionales, quien sustituyó a otra de su sus leales secretarias de toda la vida en Banesto, Mercedes Rodríguez Castaño. Paloma Alienda es la que conoce perfectamente todos los contratos que ha cerrado su jefe y amigo Mario Conde. Por ejemplo, el hecho de que meses antes de su ingreso en prisión había registrado su “nombre artístico” como marca comercial en muy distintos y diversos ámbitos de la vida social, económica y empresarial española y europea. Con esta medida pretendía rentabilizar económicamente al máximo la supuesta fidelidad le procesaban sus admiradores, muchos de los cuales le idolatran a través de sus continuas apariciones en el canal de televisión Intereconomía, a cuyo grupo de comunicación supuestamente ayudó económicamente. Fue a través de él, su primera aparición pública tras salir su última vez de prisión.

Según la investigación policial de este sumario, ahora archivado, fue a través de su supuesta empresa tapadera Barnacla cuando declaró tributariamente en los ejercicios 2010, 2011 y 2012 unos ingresos procedentes del Grupo de comunicación Intereconomía Corporación SA, presidido por Julio Ariza, que podrían deberse a la participación de Mario Conde como tertuliano en la Cadena de televisión. Así figuran ingresos de Intereconomía Corporación por importe de 42.060 euros en 2010, 42.480 euros en 2011 y 24.780 euros en 2012. Del examen de la misma se ha comprobado que el Grupo Intereconomía Corporación efectuó transferencias periódicas a las cuentas de Mario Conde, al menos, desde el 12 de enero de 2010 hasta el 16 de octubre de 2012  por la cantidad total de 107.460 euros. Tales pagos, por su periodicidad y montante sugieren, según las investigaciones, el pago de una nómina mensual de esta empresa propiedad del ex diputado catalán del PP Julio Ariza a Mario Conde.

Los vínculos de Julio Ariza con el entorno de Mario Conde quedan también palpables en una escritura pública de 29 de septiembre de 2014 de compraventa de valores de Intereconomía Corporación por parte de las supuestas empresas blanqueadoras de Conde, Black Royal Oak y Las Salcedas S.A. por importe de 5.400.000 euros.

También en una de las cuentas del entono de Conde, en Novo Banco, se recibieron dos transferencias procedentes de la sociedad holandesa MATORAL BV por un importe total de 445.000 euros, siendo el Banco de origen ABN AMRO BANK NV. Una de ellas, el 13 de agosto de 2013 por importe de 85.000 € euros y la otra el 17 de septiembre de 2013 por 360.000 €. La de 360.000 euros se justificó como “compra acciones Intereconomía”.

El millonario negocio de los libros de Mario Conde

Mario Antonio Conde Conde ha publicado ya varios libros, además del que ahora puede volver a editar. Pero lo más relevante es que se sirvió de su sociedad instrumental Barnacla SL, una de las investigadas por la Justicia, para utilizarla de “pantalla” para tributar a través de esta sociedad los derechos conseguidos por su libro estrella “Los Días de Gloria” en vez de hacerlo en su propio IRPF. La Editorial Planeta pagó por este libro al ex banquero cerca de 700.000 euros, con un anticipo de 300.000 euros, lo que no se ha hecho con ningún autor.


Mario Conde en la firma de uno de sus libros

En el Modelo Tributario 347 (Operaciones con terceros superiores a 3.000 euros), se realizaron ingresos de Ediciones Planeta Madrid SA por importe de 377.200 euros en 2010, 330.400 euros en 2011 y 10.142,43 euros en 2012. Los pagos totales de Planeta a Barnacla se hicieron mediante cuatro transferencias entre el 3 de noviembre de 2010 y el 7 de noviembre de 2012 por un importe total de 694.542,43 euros.

También a través de Barnacla SL, el ex banquero facturó en el ejercicio de 2012 unos ingresos por importe de 59.000 euros, procedentes de la sociedad De Lorenzo Producciones e Inversiones SL. Este pago podría estar relacionado con el rodaje de la serie televisiva “Mario Conde, los días de gloria”, estrenada en el año 2013 en la cadena Telecinco y producida entre 2011 y 2012 por la citada empresa. Los pagos de De Lorenzo Producciones e Inversiones SL a Barnacla se hicieron en una sola transferencia por valor de 59.000 euros el 17 de abril de 2012.

Su nombre artístico "Mario Conde", desde limpieza hasta las cervezas

Pero lo más curioso es que Mario Antonio Conde Conde, más conocido como Mario Conde, registró meses antes de su último ingreso en prisión su “nombre artístico” como marca comercial en muy distintos y diversos ámbitos de la vida social, económica y empresarial española y europea. Con esta medida pretendía rentabilizar económicamente al máximo la supuesta fidelidad que le procesaban sus admiradores.

El que fuera presidente de la entidad crediticia Banesto, condenado a cuatro años de prisión en el Caso Argentia Trust por apropiación indebida y falsedad en documento mercantil y a 20 años de prisión por apropiación indebida, estafa y falsedad en el Caso Banesto, no dudó en registrar antes de su nuevo escándalo financiero, hoy archivado, el sello comercial “Mario Conde”, como un marca denominativa de ámbito comunitario, que afecta no sólo al ámbito empresarial y económico nacional sino a toda la Unión Europea. Su número de expediente es el A10496412 y su concesión fue publicada en el Boletín Mercantil de Marcas y Patentes el día 6 de febrero de 2012.

Julio Ariza, presidente del Grupo Intereconomia, con el que colaboró durante años Mario Conde

Las diferentes clases en las que Mario Conde llegó a registrar su nombre como marca comercial son muy diversas. Así, van desde: Productos de limpieza y aseo; Productos farmacéuticos y otros productos para uso médico; Productos alimenticios de origen animal, así como las legumbres y otros productos hortícola comestibles preparados para el consumo o la conservación; Bebidas no alcohólicas, así como las cervezas; o Publicidad, Gestión de negocios comerciales, Administración comercial y trabajos de oficina.

Paralelamente a seguir potenciando su nombre y su marca comercial con el fin de rentabilizar al máximo sus beneficios privados, Mario Conde también tiene registrado en el mercado, a través de una de sus empresas de Parafarmacia, Pinisan S.L., otro singular nombre  comercial: “Raíz del Traidor”, una marca a nivel nacional que está registrada dentro del Sector de los productos de limpieza y aseo.

Un personaje que hoy, a pesar de exculpado por la Audiencia Nacional de blanqueo, sigue manteniendo una deuda de 14,9 millones de euros con Hacienda. Una importante cantidad monetaria que le mantiene como uno de los primeros espadas dentro del listado publicado de morosos este pasado mes de junio de 2018.

Y, mientras tanto, Mario Conde continúa con una vida más que normal, asistiendo a saraos y restaurantes de lujo de Madrid, como si no hubiera pasado nunca nada y con nueva pareja sentimental incluida, que ya ha sido presentado en sociedad.

 

COMPARTIR: