22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta formación política junto al PCE y al Foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas impulsaron una querella contra Juan Carlos I en 2018

Izquierda Unida intentará sortear a la Justicia española y llevar al Rey Emérito ante Estrasburgo

/ Juan Carlos de Borbón
Izquierda Unida, el Partido Comunista de España y el Foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas impulsaron una querella contra Juan Carlos de Borbón en 2018 ante la justicia española y ahora llevan la situación del emérito ante Estrasburgo.

La inacción de la Justicia española respecto a los escándalos de Juan Carlos de Borbón podría tener fin gracias a la apuesta de Izquierda Unida, el Partido Comunista de España y el Foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas, que ya en 2018 impulsaron una querella sin recorrido judicial que será recurrido ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

IU y el PCE aseguran que toman esta decisión después de que el Tribunal Constitucional haya notificado la inadmisión a trámite del recurso de amparo que interpusieron el pasado mes de julio contra el reiterado rechazo del Tribunal Supremo a todas las actuaciones emprendidas durante casi tres años ante su Sala Penal, recogidas en la que se etiquetó como Causa Especial Nº 21092/2018.

El Tribunal Constitucional despacha de esta forma tan breve el trabajado recurso de ambas formaciones: "La Sección (en referencia a la Sección Primera) ha examinado el recurso presentado y ha acordado no admitirlo a trámite por no apreciar en el mismo la especial trascendencia constitucional que, como condición para su admisión, requiere el art. 50.1.b) LOTC (STC 155/2009, de 25 de junio, FJ 2)", se limita a indicar.

Juan Carlos de Borbón. 

Izquierda Unida y el Partido Comunista de España ahora preparan el recurso que llevarán ante el Tribunal de Estrasburgo y explican que lo hacen "una vez agotadas todas las vías que permite el sistema judicial español".

Ambas formaciones, integradas en Unidas Podemos, dicen que consideran este asunto "de gran importancia no solo a nivel político y social, sino por la sensación de impunidad que deja en buena parte de la sociedad por la discriminación en el trato que la justicia muestra a determinadas personas y a su entorno de amistad y de negocios debido a su nombre y al cargo que ocupan".

Podemos también apunta contra la monarquía

Pablo Iglesias también quiere marcar agenda, abrir debate sobre el modelo de Estado y acercar a Unidas Podemos a los partidos nacionalistas, muy distantes de Felipe VI. Y para ello ha publicitado la encuesta realizada por varios medios independientes sobre la opinión de la ciudadanía respecto a la monarquía.

El citado sondeo asegura que un 43,8% quiere votar sobre el modelo de Estado. Y la opción republicana ganaría en una eventual votación: el 39,4% de los españoles quieren la reinstauración de la república mientras que solo el 31% apoyaría la monarquía, muy devaluada por los escándalos de Juan Carlos de Borbón.

Público, que es uno de los medios que ha encargado la encuesta, dice que "la Corona suspende en este aspecto y el nivel de confianza ciudadano se sitúa en un 4,1 sobre 10, por detrás de las Fuerzas Armadas (6), del Poder Judicial (4,8) y de los medios de comunicación (4,5), aunque sigue siendo más "confiable" que instituciones como el Parlamento, los sindicatos o la Iglesia Católica".

Iglesias contra el 3-O

Iglesias ha vuelto a criticar el controvertido discurso de Felipe VI del 3 de octubre de 2017. El fundador de Podemos dice que respecto al procés "la monarquía hizo lo que quizá no tenía más remedio que hacer en la nueva coyuntura: tomar partido por la España más conservadora, convirtiéndose en el gran referente identitario de la derecha y la ultraderecha políticas, de la derecha que parasita el poder judicial y de los grandes poderes mediáticos conservadores".

"Aquel 3 de octubre de 2017, Felipe tomó la gran decisión de su reinado. Recuerdo que aquellos días, ante una crítica de Pedro J. a un nuevo monarca al que veía poco beligerante, discutía yo con Enric Juliana sobre lo que habría de hacer y de decir Felipe VI tras el 1 de octubre. Para Juliana la crítica de Pedro J. a Felipe era la mejor señal y esperaba un tono empático del rey que debería dirigirse a los catalanes con respeto e incluso en catalán. Pero ocurrió lo contrario y desde entonces a Pedro J. le encanta Felipe VI", añade.

Pablo Iglesias afirma que "el '¡Viva el rey!' es el lema que une a Lesmes, a Abascal, a Ana Rosa, a Casado y a Pedro J. Los monárquicos son hoy un movimiento reaccionario con un enorme poder en Estado, en los medios y en poder económico. Ese movimiento se resiste a la modernización y a la democratización de España y está dispuesto a sumergir a nuestro país en la peor involución".

Iglesias asegura que "frente a ese proyecto reaccionario ultranacionalista, la república emerge como significante de regeneración, de justicia social, de defensa de lo público tras una pandemia que ha puesto de relieve la necesidad de lo común y como posibilidad de articulación territorial plurinacional que proteja la diversidad de España. La encuesta no hace sino confirmarlo".

Y remata: "Ojalá las diferentes izquierdas, desde las bases del PSOE, pasando por Unidas Podemos hasta las fuerzas independentistas de izquierdas, así como los sindicatos y los colectivos de la sociedad civil, entiendan que el republicanismo puede ser el mínimo común denominador para un nuevo proyecto de país solidario, feminista, verde, plurinacional y tolerante".

COMPARTIR: