22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Pese al cierre por el Covid, las entidades que ayudan a este colectivo denuncian que el comercio sexual se sigue practicando de forma clandestina

El Govern Balear pide apoyo económico a Pedro Sánchez para ayudar a las prostitutas

Las prostitutas de Baleares no ingresan debido a la prohibición de ejercer por el Covid-19.
Las prostitutas de Baleares no ingresan debido a la prohibición de ejercer por el Covid-19.
La prostitución y otras actividades similares quedaron prohibidas en las islas Baleares el pasado 28 de agosto. Como consecuencia, las prostitutas llevan tiempo sin percibir ingresos y su situación es límite. Por ello, desde el Govern del archipiélago han pedido ayuda económica al ejecutivo de Pedro Sánchez para tratar de paliar esta situación y evitar así que esta actividad se ejerza de forma clandestina.

El coronavirus está afectando a todas las esferas sociales de la población española. En esta línea, el sector de la prostitución no es una excepción y muchos de los que participan del mismo están atravesando serias dificultades. En las últimas horas se ha conocido que el ejecutivo de las Islas Baleares, gobernado por un tripartito entre PSOE, MÉS y Unidas Podemos, ha solicitado la colaboración del Gobierno central para ayudar a las prostitutas de la región. Este colectivo tiene prohibido ejercer desde finales del mes de agosto, cuando una resolución de la Conselleria de Salut tomó esta decisión con el objetivo de reducir el riesgo de contagio por Covid-19.

En este sentido, Pilar Costa, consellera de Presidència, Cultura i Igualtat del archipiélago balear, envió días después de que entrara en vigor esta diligencia una carta dirigida a Irene Montero, Ministra de Igualdad, en la que pedía auxilio económico para estas mujeres. “Solicitamos al Gobierno de España su colaboración económica para dar apoyo y atención a las mujeres que a partir de ahora necesitarán ayuda en ámbitos como la vivienda o la alimentación”, pedía Costa en la misiva.

Y es que, como la propia consellera recuerda, Baleares “prohibió toda actividad de clubes de citas, prostíbulos y locales de actividades similares, mediante una resolución publicada en el Boletín Oficial de las Illes Balears extraordinario, número 149, de día 28 de agosto, 2020”. En cualquier caso, el próximo jueves está prevista una reunión entre Pilar Costa e Irene Montero, en la que se tratará el tema y, previsiblemente, se buscará una solución.

La responsable del Institut Balear de la Dona (IB-Dona), María Durán, señaló que, desde la misma región, se lleva tiempo ayudando a estas mujeres al tiempo que se mantiene la lucha contra la explotación sexual. Según sus declaraciones, Baleares ha sido la primera comunidad que ha facilitado ayuda a este colectivo a través de instituciones como Cruz Roja, Casal Petit y Médicos del Mundo.

Pilar Costa se reunirá el jueves con Irene Montero para buscar una salida a la situación de las prostitutas en Baleares. 

Precisamente esta última entidad, en la persona de su coordinadora en Baleares, Belén Matesanz, ha manifestado su preocupación por la reinserción social de las prostitutas, destacando que ni si quiera la disposición de la Conselleria de Salut ha evitado completamente que estas mujeres ejerzan de forma semiclandestina: “Aquí no hay licencias específicas para clubes de alterne o locales de citas. Los establecimientos de prostitución operan con licencias de locales de copas, de espectáculos o de restaurantes, por ejemplo, y aunque es cierto que una parte han cerrado hay muchos que siguen abiertos. Además, también están las prostitutas que ejercen en pisos, sin licencia, que siguen abiertos”.

La versión de Matesanz ha sido corroborada por Durán, quien apuntó que se están detectando “anuncios telemáticos en los que se ofrecen servicios sexuales”, una lacra muy difícil de combatir. “Amparándonos en cuestiones estrictamente sanitarias, estamos intentando poner fin a este tipo de publicidad, pero es muy complicado. Prácticamente no podemos hacer nada”, señala.

La coordinadora de Médicos del Mundo en Baleares, además, ha añadido que las prostitutas, pese a no querer ejercer, “no tienen alternativa”, pues en muchas ocasiones carecen de documentación y, por ende, “les resulta imposible acceder a las ayudas públicas”. En este sentido, según sus declaraciones, en muy pocos casos se les ha concedido la Renta Mínima d’Inserció o el Ingreso Mínimo Vital, ayudas de las que sí pueden beneficiarse individuos de otros sectores. Matesanz sostiene que la ayuda crematística del gobierno español es fundamental. Sin ella, según sus palabras será difícil ayudar a este colectivo: “ofrecerles una alternativa viable es casi imposible”. Por ello, esperan su llegada para saber cómo organizarse.

COMPARTIR: