25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue director general de la Fundación y se introdujo en la candidatura de Joan Laporta en el FC Barcelona, siempre coqueteó con el secesionismo catalán

Jaume Giró: De 'controlador' de los medios de comunicación con CaixaBank a Conseller independentista de Economía

Jaume Giró se entrega a la causa independentista y será el nuevo Conseller de Economía del Gobierno de Pere Aragonès. El que fuera director general de la Fundación La Caixa y mano derecha de Isidro Fainé ha asumido este miércoles la cartera en un acto de traspaso de funciones. Así, tras su breve paso por la campaña electoral de Joan Laporta y después de haber controlado la comunicación de Gas Natural, CaixaBank o Repsol, Giró ha encontrado entre los secesionistas su próximo proyecto profesional.

Jaume Giró vuelve a la escena pública. Tras su breve aventura en la campaña electoral de Joan Laporta a la presidencia del Fútbol Club Barcelona, el especialista en comunicación formará ahora parte de la Generalitat. Giró opta de este modo por integrarse en el Gobierno independentista de Pere Aragonés, el mismo que hace unos días pactaba una estrategia para “hacer la República Catalana", y ocupará la Conselleria de Economía, precisamente la misma cartera que le adjudicó Laporta y que abandonó solo una semana después de la victoria con un comunicado pactado en el que hablaba de extraños compromisos profesionales en Londres para excusar el portazo.

Visto el devenir de los acontecimientos, detrás de su salida no habría nada de eso y es que, como apuntan fuentes conocedoras de su habitual proceder, “la lealtad de Giró varía en función de su olfato empresarial, y hace meses que buscaba un cargo potentado”.  Por ello, el que fuera director general de la Fundación La Caixa y otrora mano derecha de Isidro Fainé, se entrega de lleno a la causa independentista.

De “censor” a alto ejecutivo

Licenciado en Ciencias de la Información en la Universidad de Navarra y diplomado en ADE por Esade, Jaume Giró se incorporó en 1987 a la agencia de noticias Europa Press, primero como redactor y después como jefe de la Sección de Economía en Barcelona. De su etapa a los mandos de la información económica, cuentan que “era un censor de la libertad de expresión” y que incluso “amenazaba a sus redactores si sus titulares no le complacían”.

Tres años después, en 1990, Giró saltó al mundo empresarial en La Catalana de Gas, para en junio de 1991 ser nombrado director de relaciones externas de la entonces recién creada Gas Natural. 

En 2004, Giró se pasó a Repsol donde fue nombrado director general de comunicación y gabinete de presidencia bajo los mandos Antonio Brufau, ahora salpicado por la presunta contratación de los servicios de Jóse Manuel Villarejo para investigar la operación de Sacyr y Pemex para hacerse con el control de la petrolera en 2011. En su ciclo a cargo de la comunicación de Repsol, cuentan, Giró gestó “su habilidad para complacer y su gusto por el poder y sus liturgias”.

Otro implicado en el ‘Caso Villarejo’, tras ser imputado en la causa por un presunto delito de cohecho activo, es Isidro Fainé, de quien Giró fue mano derecha durante más de una década. Y es que, en 2009, el ahora Consejero de Economía asumió el mando en el área de comunicación, marca, patrocinios y relaciones institucionales de La Caixa, siendo responsable de los acuerdos con los principales grupos mediáticos del país, una posición desde la que, apuntan fuentes conocedoras, “ejercía un férreo control de todo lo que se publicaba al respecto de la entidad”. Poder, influencia e información.

Jaume Giró e Isidro Fainé en 2016. 

Su trayectoria dentro de La Caixa le llevó a dirigir su Fundación, la entidad privada más importante de España y una de las mayores del mundo, con un presupuesto anual solo para su Obra Social de 500 millones.

No obstante, a principios de 2020 se desvinculó del grupo financiero y de su fundación. Ya entonces se comentó en sus círculos cercanos que su salida incluía cuestiones políticas referentes a sus coqueteos con el secesionismo. En concreto, tendrían que ver con su oposición al traslado de las sedes sociales tanto de las empresas participadas como de la propia Fundación tras el referéndum ilegal del 1 de octubre. 

De defender la monarquía a colaborador del independentismo

En unas grabaciones referentes al ‘Caso Ausbanc’, cuyo juicio ha quedado visto para sentencia, se puede escuchar como el nuevo Conseller de Economía de Cataluña, defendía a la Monarquía y al constitucionalismo, unas afirmaciones hechas en 2016 y que en el contexto actual contrastan de lleno con el programa ideológico del Gobierno del que ahora forma parte.

En la grabación, Luis Pineda, que presuntamente maniobró para extorsionar al entorno de la Infanta Cristina en el caso Noós, asegura a Giró que una posible condena de la hermana del Rey “no era buena para este país”. Una aseveración a la que Giró respondía con un: “Claro que no es bueno”. A lo que añadía: “¿A quién beneficia eso? a tus amigos de Podemos, Luis”. “Coño, que les están dando munición”, completaba.

En la conversación, asimismo, Pineda defiende al constitucionalismo español ante el asentimiento de Giró: “Bueno, les están dando alas, de cojones. Pero de todas formas va a terminar pasando lo que tenía que pasar: Rivera presidente y el bloque constitucionalista...”. Pero el antaño director de la Fundación de la Caixa interrumpe de nuevo al presidente de Ausbanc para asegurar: “Pero esto es largo y hay que tener sangre fría, créeme”.

Tan largo como que ahora, cinco años después, Jaume Giró, parece, ha virado su lealtad hacia el lado opuesto. 

COMPARTIR: