30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La secretaria general del Sindicato Unificado de Policía señala que ser hombre o mujer es "irrelevante", pues "lo importante es la profesionalidad"

Mónica Gracia, líder de SUP: "La Policía Nacional está en el buen camino de la igualdad"

El Cierre Digital en Mónica Gracia, líder de SUP.
Mónica Gracia, líder de SUP. / Única mujer que lidera un sindicato de ámbito nacional.
Mónica Gracia es la única mujer que lidera un sindicato de ámbito nacional, el Sindicato Unificado de Policía (SUP). Sin embargo, señala a elcierredigital.com que ella considera su condición como un detalle irrelevante, a veces incluso irritante. “Lo importante es la profesionalidad, el empeño y la calidad del trabajo que realizas para los compañeros, y eso no tienen nada que ver con ser hombre o mujer”, explica en una entrevista.

Mónica Gracia es la única mujer que lidera un sindicato de ámbito nacional, el Sindicato Unificado de Policía (SUP), desde hace nueve años con la confianza de sus compañeros. Sin embargo, ella considera su condición como un detalle irrelevante, a veces incluso irritante. “Lo importante es la profesionalidad, el empeño y la calidad del trabajo que realizas para los compañeros, y eso no tienen nada que ver con ser hombre o mujer”, comenta en una entrevista con elcierredigital.com.

“Precisamente, la desigualdad social o laboral entre hombres y mujeres es algo que, en la Policía, de forma general, percibimos como una circunstancia externa. Dentro del cuerpo, afortunadamente, la igualdad es algo que tenemos interiorizado desde hace años. En el SUP, por ejemplo, trabajamos codo con codo hombres y mujeres sin distinción, lo importante es el grado de compromiso y la capacidad de cada uno, y eso mismo es lo que ocurre en gran medida en el resto de la Policía”, añade Gracia.

-Usted encabezaba ayer la concentración de su sindicato en Cataluña reclamando ayuda para los policías y sus familias. ¿Es más difícil ser una mujer policía en Cataluña que en el resto de España?

-En Cataluña es difícil ser policía, sin distinciones. Precisamente por eso convocamos ayer la concentración, porque es urgente que el Gobierno declare como Zona de Especial Singularidad (ZES) esa comunidad. Algo que implica ayuda socio laborales a los policías que, tanto ellos como sus familias, sufren el acoso independentista a diario. Se trata de compensar a estos policías, tanto hombres como mujeres, por lo ingrato de su tarea, por los gastos extras que les acarrea mantener a sus familias fuera del acoso separatista, y por la alta carestía de la vida en esta comunidad autónoma.

-¿Cómo encajó verse elegida por sus compañeros para liderar el sindicato con más historia en la Policía Nacional?

-Pues, con la misma fuerza que la primera vez, pero con una responsabilidad aún mayor. Han vuelto a depositar su confianza en mí y, obviamente, los tiempos que vivimos son mucho más complicados. Pero el compromiso de esta ejecutiva sindical es el de la unidad y la fuerza. “Juntos defendiendo tus derechos” es nuestro lema y nuestro modo de vida. No entendemos la acción sindical de otra forma.

Mónica Gracia.

-Usted es policía y mujer. ¿La conciliación familiar en la Policía Nacional es una utopía?

-El de la conciliación es uno de los temas que más nos preocupan en el Sindicato Unificado de Policía, aunque cada vez más, como en el resto de la sociedad, somos copartícipes con nuestras parejas en el cuidado de los hijos. No obstante, en un trabajo con unas características tan especiales como el de ser policía, la conciliación se torna más difícil aún, por eso estamos peleando por la implantación definitiva del sexto turno o turno 6x6 en la Policía. No sólo ha demostrado su eficacia durante la pandemia evitando la propagación del virus y garantizando la operatividad de las plantillas policiales, también ha favorecido notablemente la conciliación familiar en la Policía.

-Usted encabezó la negociación histórica que supuso el paso más relevante hacia la equiparación salarial en la Policía Nacional. ¿La igualdad consiste en que las mujeres policías cobren igual que sus compañeros?

-La igualdad consiste, efectivamente en que hombres y mujeres cobren lo mismo, y en la Policía eso es un hecho. Lo más discriminatorio era que,  haciendo el mismo trabajo, los policías nacionales cobraran mucho menos, tanto hombres como mujeres, que otros cuerpos policiales. El histórico acuerdo de equiparación consiguió que algo inédito como que la Administración del Estado reconociera el problema y aumentara como nunca hasta ahora el sueldo de los policías nacionales. Entonces ya conseguimos cubrir algunos objetivos, que se traducen en que hoy de media un policía tenga 560 euros más en su nómina que antes del acuerdo. Ahora faltan por cumplir varios puntos del acuerdo, y en la lucha por esa igualdad salarial completa es en la que estamos centrados en trabajar.

Gracia, en una comparecencia como secretaria general de SUP.

-¿Las mujeres lo tienen más difícil para ascender en la Policía?

-Hay mujeres en todas las categorías de la Policía y en casi todas las especialidades. Hoy podemos ascender en la Policía, tanto hombres como mujeres. Es verdad que hay una mayoría de compañeras que renuncian a sus expectativas de ascenso porque deciden volcarse en el cuidado de sus familiares, pero tan válido es las que optan por esta opción como las que deciden dedicarse a sus carreras profesionales. En líneas generales hoy por hoy ascendemos igual.

-¿Qué problemas encuentran las mujeres policías en su día a día?

-Prácticamente los mismos que los hombres, pero aún en algunas unidades y algunos aspectos, tan importantes como la seguridad, da la impresión de que no se tienen en cuenta las necesidades de las mujeres policías o que su solución se deja para el final. Me refiero al asunto de los chalecos antibalas, a la dotación de chalecos a las mujeres policías sin tener en cuenta sus tallas. Afortunadamente se está solucionando y cada vez hay más compañeras con el chaleco de su talla y menos con chalecos de talla masculina que les quedan enormes y les restan seguridad y operatividad. También es cierto que todavía hay dependencias policiales que no reúnen las condiciones ni para hombres ni para mujeres, pero hay otros casos concretos, por ejemplo, en el complejo policial de Beloso en Navarra, donde el SUP denuncia como los vestuarios de mujeres no disponen de duchas, aseos dignos, agua caliente o calefacción. Todavía no hemos conseguido que se establezcan áreas de lactancia, pero estamos insistiendo a la Dirección General con este asunto.

-¿Cuál es el futuro de las mujeres en la Policía Nacional?

-Para nosotros, el SUP, el futuro es acabar siendo un cuerpo totalmente igualitario, ya que cada día se toman decisiones en la Policía que facilitan que lleguemos a ese objetivo. En ese sentido, es un futuro esperanzador, la verdad.

COMPARTIR: