30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Pablo J.A. de 52 años, que permanece en prisión preventiva desde que se entregara en abril de 2021, declarará el próximo 21 de marzo ante la Justicia

A juicio el fotógrafo infantil acusado de presuntos abusos sexuales en el barrio de Usera

Pablo J.A.
Pablo J.A. / El fotógrafo y presunto pederasta de Usera.
El fotógrafo infantil Pablo J.A. que ejercía en el barrio madrileño de Usera tendrá que declarar ante el juez por estar acusado de presunta pederastia el próximo 21 de marzo. Según los denunciantes, el hombre de 52 años aprovechaba la buena disponibilidad de los menores a hacerse fotografías para cometer sus abusos. En el mes de abril de 2021 Pablo se entregaba en la Comisaría de la Policía Nacional de La Latina, por lo que permanecía desde entonces en prisión preventiva.

El fotógrafo Pablo J.A., que permanece en prisión preventiva tras ser acusado de un presunto delito de pederastia, declarará el próximo 21 de marzo ante la Justicia. Así lo ha notificado el Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid, que ha prorrogado la vista para oír en declaración al investigado, citado en un primer momento para el 8 de marzo de 2022.

El imputado, un fotógrafo de 52 años, se encuentra actualmente en prisión preventiva tras haberse entregado el mes de abril de 2021 en la Comisaría de la Policía Nacional de La Latina. Continúa a la espera de juicio, que se celebrará después de prestar declaración el próximo 21 de marzo. La UFAM de Policía Nacional es la encargada del caso, una unidad policial especializada en la lucha contra la violencia sexual en todos sus ámbitos.

El presunto pederasta es un fotógrafo infantil que llevaba más de diez años practicando su profesión en el barrio madrileño de Usera. Por su estudio de fotografía pasaban decenas de niños con la ilusión de triunfar en el mundo del modelaje. Según los denunciantes, Pablo J.A aprovechaba la buena disponibilidad de los menores a hacerse fotografías para cometer sus abusos. Durante la sesión tomaba imágenes de desnudos que posteriormente no entregaba a los padres.

Las primeras denuncias al fotógrafo

La primera denuncia llegó en el mes de marzo de 2021. Unos padres relataron que durante una sesión, mientras ellos esperaban fuera, el fotógrafo había entrado en el vestidor cuando dos niñas estaban desnudas aprovechando el presunto pederasta para fotografiarlas desnudas y realizarles tocamientos. La madre de una de estas niñas se enteró y advirtió al hombre que iba a denunciarle a la Guardia Civil de Colmenar Viejo. El fotógrafo, tras admitirlo por WhatsApp a la mujer y amenazar con quitarse la vida, se entregó a la Policía.

Una de las madres que han denunciado a este hombre siendo entrevistada por Telemadrid.

Tras la denuncia de marzo que provocó su detención, se dieron a conocer otras historias de abusos relacionados con este fotógrafo infantil. Hasta once menores habrían sido sus víctimas, todas ellas de entre 9 y 11 años. Llegaron denuncias de Leganés, San Lorenzo de El Escorial, Velilla de San Antonio, El Boalo, Getafe, Parla o Colmenar. Uno de los sucesos denunciados habría ocurrido hace ocho años, por lo que se piensa que el fotógrafo infantil podría llevar todos estos años cometiendo este tipo de abusos a menores.

El modus operandi de este presunto pederasta consistía en insistír a los menores que se cambiaran solos, sin sus padres. Una vez conseguida la ausencia de los progenitores, se ofrecía a ayudar, haciéndose el despistado y entraba en los cambiadores cuando las víctimas estaban desnudas o incluso las animaba a cambiarse delante de él. Los padres permanecían fuera del estudio mientras tenía lugar la sesión fotográfica. 

Estas imágenes obtenidas sin el permiso de los padres no eran entregadas posteriormente con el resto del material. También se sabe que en ocasiones interrogaba a las menores sobre asuntos sexuales, como si habían practicado sexo, si las habían tocado o masturbado o si les había bajado la regla. También proponía la utilización de una cámara oculta para comprobar el comportamiento en el vestuario. Tenía ficheros con las medidas e inventaba campañas para sacar fotos a las menores. 

El presunto pederasta se encuentra en prisión preventiva a la espera de el juicio, que se celebrará el próximo 21 de marzo y que podría otorgar una sentencia sobre los hechos denunciados.

COMPARTIR: